Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Devolución de refugiados, uno por uno… Las claves del acuerdo UE-Turquía

Este lunes comienza en Grecia la fase más conflictiva del pacto: la devolución de migrantes

Refugiados
El campo de Moria, en Lesbos, donde 3.000 migrantes esperan su expulsión. AP

Todos los migrantes quedan detenidos

Los líderes de los 28 países de la UE acordaron el viernes 18 con Turquía que todos los arribados ilegalmente por mar a la Unión a partir de la madrugada del domingo 20 de marzo serían internados en centros cerrados (a la espera de ser retornados a Turquía). Así los centros donde hasta entonces se les identificaba antes de que siguieran ruta al norte se convirtieron en centros de detención. Los cinco que hay en las islas acogen a más de 7.000 personas llegadas desde entonces.

Frenar el flujo de llegadas

Ese era el objetivo del pacto que la UE ha firmado con Turquía. Un temporal en los primeros días hizo creer a algunos que el pacto podía estar cumpliendo su propósito declarado, pero no. El tiempo ha mejorado en el Egeo y las llegadas han aumentado de nuevo. Este fin de semana han llegado en zódiacs 888 personas a Lesbos, 463 a Quíos y 31 a Samos, las tres islas griegas más cercanas a Turquía. El objetivo colateral de la UE es destruir las redes de traficantes de personas pero los especialistas en migraciones insisten en que mientras haya demanda –a falta de vías legales para pedir asilo en la UE sin jugarse la vida— las mafias ofertarán sus servicios, cada vez más caros y peligrosos.

Devolución de migrantes a Turquía

Es el punto clave del acuerdo cuya gestación ha liderado la canciller alemana, Angela Merkel. Todo aquel que haya llegado a Grecia a partir del 20 de marzo será devuelto a Turquía “si no tiene derecho a protección internacional”. Se supone que los llegados han podido solicitar asilo, que su petición ha sido analizada (eso sí, por un procedimiento de urgencia que permite reducir los plazos de meses a días –la ONU y las ONG alertan de una erosión de garantías. Si la solicitud es rechazada (porque la persona es un inmigrante económico) o considerada inadmitida (porque es alguien que huye de un conflicto o es perseguido pero viene de Turquía, al que ahora se considera legalmente seguro –punto importante, la siguiente clave--) pueden ser deportados de vuelta.

Turquía es un país seguro para los refugiados

Aunque no existe una lista común la Unión Europea considera ahora que Turquía es lo que técnicamente se denomina un “tercer país seguro”, lo que viene a ser que el perseguido debió pedir asilo allí. Varias ONG sostienen que Turquía no cumple los requisitos para ser considerado como tal. Amnistía Internacional ha documentado “devoluciones forzadas a gran escala” de sirios a su país, lo cual, recalca AI, viola la legislación internacional, la europea y la turca. Grecia aprobó el viernes pasado los cambios legales necesarios para poder aplicar el acuerdo de las devoluciones a partir de este lunes, como está previsto.

Un sirio reasentado por cada sirio devuelto

La UE ha hecho una excepción con los sirios en vista de las consecuencias de la guerra siria, que ha expulsado de sus hogares a la mitad de los 22 millones de sirios. El conflicto es el detonante de esta crisis inédita en Europa desde la Segunda Guerra Mundial. Por cada sirio devuelto a Turquía un sirio que ya esté allí será traído a la Unión legalmente mediante el reasentamiento. Esta fórmula consiste en que la ONU identifica a los refugiados más vulnerables y los Gobiernos eligen entre ese colectivo según los criterios que cada uno de ellos establece. Esta fórmula uno por uno no incluye a los eritreos y los iraquíes que, como todavía los sirios, tuvieron una serie de ventajas ante la UE al principio de la crisis. Este es un sistema que la UE ya usa pero a mucha menor escala de lo que hace ahora mismo Canadá.

6.000 millones de euros

La UE se ha comprometido a pagar a Turquía esa cantidad en dos tandas hasta 2018 para ayudarle a que atienda a los refugiados sirios que acoge en su territorio, unos 2,7 millones de personas, que si se inscriben tienen derecho a Sanidad, educación y desde hace poco a permiso de trabajo. Los primeros fondos ya han sido desembolsados.

Visados para los turcos

A cambio de su colaboración en la gestión de la crisis de refugiados, Turquía ha logrado el compromiso de la UE de que en junio próximo espera que todo esté listo para eximir de visado a los turcos, una vieja aspiración de aquel país. La Unión ha prometido también abrir un nuevo capítulo de las negociaciones de adhesión.

Más información