Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

España apuesta por Senegal e incrementa un 125% su cooperación al desarrollo

El país africano, que mantiene unas relaciones privilegiadas con Madrid, recibirá créditos concesionales

Una mujer pasea con su hija por el barrio de Darou, en Saint Louis (Senegal).
Una mujer pasea con su hija por el barrio de Darou, en Saint Louis (Senegal).

El Gobierno de España ha decidido aumentar un 125% su cooperación al desarrollo con Senegal, que se elevará a 128 millones de euros para el periodo 2019-2023 frente a los 50 millones del periodo 2014-2017, una muestra más de las especiales relaciones que mantienen ambos Estados. Senegal no es solo uno de los siete países africanos prioritarios del Plan de Acción Exterior Español, sino que ha sido seleccionado para establecer una asociación reforzada que podría servir de modelo a otros países en el futuro.

El embajador de España en Senegal, Alberto Virella, y el ministro de Economía, Plan y Cooperación de este país africano, Amadou Hott, presentan este jueves en Dakar el Marco de Asociación entre ambos países en el que se definen los principales compromisos en materia de cooperación para los próximos cinco años. Los ejes de intervención serán el apoyo al desarrollo productivo agrícola, al proceso de descentralización y a la resiliencia de la población más vulnerable a través de la seguridad alimentaria, salud y agua potable y saneamiento, según un comunicado de la Embajada española en Senegal. La perspectiva de género tendrá un carácter transversal.

Este sensible incremento de la cooperación española en Senegal se concretará en la III Comisión Mixta que tienen previsto celebrar en Madrid ambos países en unas semanas mediante un acuerdo firmado por el ministro Hott y el titular de Asuntos Exteriores español, Josep Borrell. La ayuda se articula a través de los llamados créditos concesionales, un tipo de cooperación financiera que pretende apoyar “la gestión de desechos sólidos, la mejora de la irrigación y la creación de microempresas”, entre otras cosas, según explica la responsable de la Oficina Técnica de Cooperación en Senegal, Belén Revelles.

“El Gobierno español considera que Senegal ofrece garantías para la concesión de estos créditos”, asegura Virella, quien explica que se trata de ayuda oficial al desarrollo tanto por el tipo de interés muy favorable a los países receptores, como por el periodo de carencia y la duración del préstamo, es decir, el tiempo que tienen para pagarlo. Pese a su constante crecimiento económico en los últimos años que se ha visto reflejado en su renta per cápita (superior a 1.000 euros), los organismos internacionales siguen considerando a Senegal un país menos avanzado (PMA) o en desarrollo.

Los ejes de intervención serán el apoyo al desarrollo productivo agrícola, al proceso de descentralización y a la resiliencia de la población más vulnerable a través de la seguridad alimentaria, salud y agua potable y saneamiento

“Con Senegal contamos con la más amplia gama de instrumentos y sectores para construir una relación multiforme, desde el diálogo político hasta la cooperación cultural pasando por estos créditos concesionales que no se conceden a todos los países”, resalta el embajador español. Esta nueva agenda de cooperación al desarrollo se enmarca en los Objetivos de Desarrollo Sostenible y al mismo tiempo responde al interés español en apoyar la segunda fase del Plan Senegal Emergente, el auténtico pilar de las políticas de desarrollo del presidente Macky Sall que inició este 2019 su segundo mandato.

Han sido 10 meses de intensa negociación y diálogo entre las autoridades de ambos países, así como las ONG españolas, la cooperación descentralizada que protagonizan las comunidades autónomas y la sociedad civil senegalesa. “Ha sido una auténtica metodología participativa que ha alumbrado un documento que se adhiere a las prioridades nacionales y al liderazgo local”, añade Virella, quien destaca uno de los aspectos más relevantes, en su opinión, de la cooperación española: “su proximidad y con rostro de mujer”.

Si bien no existen prioridades geográficas en la nueva agenda de cooperación española con Senegal, lo cierto es que su mayor presencia se detecta en las regiones norteñas de Saint Louis y Matam y en las de Kolda, Sedhiou y Ziguinchor, en la sureña Casamance. Para el periodo que concluye en 2024, el Marco Asociación País prevé un estricto seguimiento y evaluación de resultados que se verán reforzados con el establecimiento de un comité de dirección bajo la gestión del Ministerio de Economía senegalés.

Madrid y Dakar mantienen desde hace años intensos contactos en materias tan sensibles como la emigración y la seguridad, en las que España presta su apoyo a la vigilancia costera y a la formación de los agentes fronterizos. Asimismo, para tratar de incentivar la entrada de empresas españolas en este país africano, el Instituto de Comercio Exterior (ICEX) organizó en la capital senegalesa el pasado mes de abril una jornada especial de partenariado, la segunda que se hacía en África subsahariana. Solo dos ejemplos más del excelente marco de relaciones que mantienen ambos países.

Puedes seguir a PLANETA FUTURO en Twitter y Facebook e Instagram, y suscribirte aquí a nuestra newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información