Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El fotógrafo que retrata la singular relación de los americanos con su coche

fotografo estados unidos Ver fotogalería
Competición de saltos en Miami (Florida).

Este viaje fotográfico por Estados Unidos documenta la singular relación de los americanos con el coche. Símbolo de estatus, obra de arte y artefacto de última tecnología a partes iguales, en el país que acuñó la fabricación masiva de automóviles, las ciudades están pensadas para acomodar a cuantos más mejor. ¿Ha llegado la hora de pisar el freno?

ESTE RECORRIDO de más de 11.000 kilómetros por el sur de Estados Unidos representa un intento por capturar fotográficamente la gran influencia que los coches han ejercido sobre la vida moderna. Norteamérica, cuna de la fabricación en masa del automóvil, es la mayor encarnación de nuestra historia de amor con el coche: un objeto que sigue inspirando pasión y sentido de la identidad en sus propietarios. Si hoy un marciano descendiera al planeta Tierra, probablemente se preguntaría quiénes están verdaderamente al mando: ¿los ve­hículos de vibrantes colores que circulan sin descanso por las carreteras o las criaturas bípedas que los conducen?

Décadas de planificación urbanística de las ciudades con el coche como prioridad y una acusada falta de inversión en transporte público han propiciado que los estadounidenses sean extremadamente dependientes de sus utilitarios. Revertir esta tendencia es complicado porque se hace necesario un cambio de actitud. ¿Seremos capaces de redefinir nuestra relación con el coche en el futuro?