Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La plaga del gusano cogollero del maíz llega a los arrozales asiáticos

Originario de América, se mueve a gran velocidad, ha causado ya grandes estragos en las cosechas africanas y amenaza con extenderse por todo Asia desde India poniendo en peligro alimentos básicos

Larva de gusano cogollero.
Larva de gusano cogollero.

Llegó a África desde América. Su visita se registró por primera vez en 2016. Y desde entonces, a un ritmo de hasta 100 kilómetros por noche, no ha parado de esparcirse por el continente, donde se ha detectado en todos los países, salvo 10 (principalmente en el norte). Ahora, el gusano cogollero del maíz (Spodoptera frugiperda), que pone en riesgo los cultivos de ese cereal y muchos otros, ha aparecido en India.

Más del 70% de los cultivos de maíz examinados en Chikkaballapur (en el Estado meridional de Karnataka) arrojaron rastros del cogollero, según un estudio del Consejo indio de investigación agrícola. El gusano, cuyas larvas se alimentan de decenas especies vegetales incluidas algunas tan importantes para la seguridad alimentaria de India y Asia como el arroz— prosigue su expansión. "Ya ha entrado en otros dos Estados, Tamil Nadu y Telangana", aseguraba a la agencia AFP el investigador A. S. Vastrad, de la Universidad de Ciencias Agrícolas india.

"Es una decepción, pero no una sorpresa, ya que el trabajo que hemos hecho demostraba que era probable que la plaga se extendiera más allá de África", señalaba Roger Day, experto del CABI (una organización británica de investigación agrícola). El clima tropical y subtropical de la región es propicio para la propagación de la plaga, según la FAO (agencia de la ONU para la alimentación y la agricultura) ya que hace que siempre haya cultivos y malezas disponibles para alimentarse. Por eso, tanto la FAO como el CABI han expresado su temor de que el cogollero se desplace próximamente hasta el Sudeste asiático y China.

Las larvas se alimentan de decenas especies vegetales, incluidas algunas tan importantes para la seguridad alimentaria de India y Asia como el arroz

El arroz y el maíz, dos de los cultivos favoritos del gusano, son los productos más consumidos en la región, donde se plantan cada año 200 millones de hectáreas (unas cuatro veces la superficie de España) de estos cereales. China es el segundo productor de maíz del mundo, y más del 90% del arroz del mundo se produce y consume en Asia y el Pacífico. La llegada de esta plaga supone un problema importante para la zona, en especial para los campesinos que viven de sus actividades agrícolas.

"Podría tener un impacto devastador en los productores de maíz y arroz de Asia, en su mayoría pequeños agricultores que dependen de sus cultivos para obtener alimentos y ganarse la vida. Es una amenaza que no podemos ignorar", ha señalado este martes Kundhavi Kadiresan, subdirectora general de la FAO.

Daños causados por el cogollero en una plantación de maíz en Goromonzi (Zimbabue).
Daños causados por el cogollero en una plantación de maíz en Goromonzi (Zimbabue). ©FAO

Entre las soluciones, hay quien propone recurrir a variedades transgénicas resistentes o el uso generalizado de pesticidas químicos, como se hace en muchas explotaciones industriales americanas. Pero precisamente el perfil de la mayoría de los potenciales afectados productores de pequeña escala y pocos recursos— hace que estas opciones no sean siempre viables.

Por eso hay expertos que, ante la dificultad de frenar la expansión del gusano, insisten en explorar otras posibilidades, como el uso de agentes biológicos. En Malawi, por ejemplo, algunos agricultores han probado a echar grasa o restos de pescado sobre las plantas, atrayendo así a unas hormigas que se comen las larvas del cogollero.

Puedes seguir a PLANETA FUTURO en Twitter y Facebook e Instagram, y suscribirte aquí a nuestra newsletter.

Más información