Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La hora más azul

vino aciano

Hay viñedos y vinos que permiten viajar en el tiempo como si el día y la noche fueran fácilmente uno.

SOBRE UNA TIERRA que antes fue mar, cuidó Aciano un viñedo de tinta de Toro plantada en 1919. Su nieto, Alvar de Dios, enólogo y viticultor, cuida de un tesoro que es más que herencia. Es máquina del tiempo que transporta a sabores olvidados: las raíces y los años, el cuidado y la paciencia cuentan una historia que penetra, pero que no es inmediata ni obvia. Pide tiempo este Aciano 2015 para hablar de penuria y sufrimiento, de vida y de las alegrías de casi 100 vendimias. Ciruelas oscuras. Frescura sin remilgos. Con las horas, el regalo de un manojo de violetas y un soplo de tomillo y laurel. Intensidad y emoción, elocuencia ancestral, contención en la fragancia: es la retórica de las emociones escrita por un zamorano viejo, muy unido a su tierra. Enjundia de vino, hábito oscuro con un alma llena de luz. Hay apego a una verdad sin ambigüedades. Plenitud agreste en una infusión que sabe a altiplano.

Ficha técnica

Alvar de Dios Hernández, Aciano 2015.
- DO Toro, 14%. Esta tinta de Toro procede de un viñedo en El Pego (Zamora), plantado en 1919 sobre arenas cuaternarias. Las cepas están en pie franco (sin injertar) y en cultivo ecológico sobre los 700 metros. Se vinifica con una parte del raspón, fermenta el mosto de forma espontánea y reposa el vino 12 meses en bocoyes y fudres de madera usada. No se estabiliza ni filtra. Mínimo sulfitado. Precio:
18,70 euros.
Sensaciones
– Si existe una tierra de diamantes cárdenos, tiene que estar en El Pego: belleza y finura, dureza y brillo.
A través del cristal
– Mantel individual y bandeja de porcelana, ambos de Habitat. Copas de cristal sopladas a mano de la serie Atlantis de Vista Alegre.

Más información