Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ÉBOLA

Sin resultados firmes de los fármacos experimentales contra el ébola

Ninguno de los siete tratamientos que se están ensayando ha comunicado resultados sobre su seguridad y eficacia

Unos niños pasan frente a un cartel que advierte contra el ébola en Monrovia (Liberia).
Unos niños pasan frente a un cartel que advierte contra el ébola en Monrovia (Liberia). AFP

Ninguno de los siete tratamientos experimentales contra el ébola cuyo desarrollo se ha acelerado (o iniciado) a raíz del brote de África Occidental ha dado hasta el momento resultados en cuanto a su seguridad y, mucho menos, su eficacia, según ha informado a través de su web la Agencia Europea del Medicamento (EMA). La epidemia se ha cobrado ya casi 7.000 muertos.

“Los tratamientos para los pacientes infectados por el virus ébola están todavía en sus fases iniciales de desarrollo”, afirma Marco Cavaleri, jefe de Antiinfecciones y Vacunas de EMA. “Animamos a los desarrolladores a que generen más información sobre el uso de esas medicinas en el tratamiento del ébola. Revisaremos toda información nueva tan pronto como esté disponible para ayudar en la respuesta a esta crisis de salud pública”.

Entre los siete medicamentos que se están investigando está el famoso Zmapp que se usó en EE UU o el antiviral favipiravir que se empleó con la auxiliar sanitaria Teresa Romero. Ya en su momento los médicos que lo utilizaron afirmaron que era imposible saber qué efecto habían tenido en la curación de los afectados (cuando estos sanaron) ya que se los trató con todo lo posible ante una situación desesperada, y que en África, donde no hay acceso a estos fármacos ni a muchos otros recursos, un 30% de los infectados por el ébola sobreviven.

Precisamente, llevar los ensayos a África es fundamental, ya que es la única zona donde hay una masa crítica de personas con la enfermedad. Al margen de estos fármacos, Liberia va a empezar a ensayar el uso de transfusiones con suero de personas supervivientes al ébola, según relata Nature. Este tratamiento ya se ha usado también en algún caso, pero en condiciones que no permitían obtener ninguna conclusión. En este trabajo se empleará por primera vez un sistema científico que permita comparar los resultados de dar el suero o no hacerlo. La idea teórica es que este derivado sanguíneo contiene anticuerpos contra el ébola que pueden ayudar a combatir la infección mientras el organismo del infectado produce los suyos.

El ensayo se extenderá después a Guinea y Sierra Leona. Si funcionara tiene la ventaja de que ya hay en estos países muchos supervivientes que pueden ser potenciales donantes.

El otro abordaje para el ébola, la obtención de una vacuna, parece que va algo mejor. El miércoles se sabrá el resultado de las primeras pruebas, las de seguridad, con un prototipo de GSK, con el fin de iniciar los ensayos a mayor escala (de eficacia y dosis) en África, según informa la Organización Mundial de la Salud. Es, hasta ahora, la inmunización más avanzada.