Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rajoy asegura que Zapatero ha "abdicado" en el conflicto sobre el Sáhara

"Defender los derechos humanos también es defender los intereses de España", asegura el líder del PP en Tarragona

Mientras en Madrid, de forma absolutamente inédita, el PP con su portavoz Esteban González Pons se manifestaba con artistas tan alejados de sus posiciones como la familia Bardem para protestar contra Marruecos , en Tarragona Mariano Rajoy lanzaba durísimas críticas contra la gestión del presidente del Gobierno en la crisis del Sáhara: "El papelón del Gobierno está rozando el esperpento. Zapatero ha desautorizado a su ministra. Ha sacado a pasear a Moratinos al que había cesado hace 20 días. Zapatero ha abdicado de sus responsabilidades como presidente del Gobierno. Dice que se calla porque defiende intereses de España. No puede decir que se calla y no defender la democracia, la libertad y los derechos humanos, porque eso son también los intereses de España", aseguró el líder del PP, de campaña en las elecciones catalanas.

"Los derechos humanos, la democracia, la libertad, las personas, las libertad de expresión e información son intereses de España, y merecemos un presidente del Gobierno que los defienda. Nosotros estaremos siempre con la legalidad y los derechos humanos. Zapatero no ha estado a la altura de lo que es España cuando vino el Papa ni ahora en esta crisis del Sáhara, así de claro. El nuevo Gobierno ya es el viejo Gobierno. Fue nombrado hace 15 días y parece que ya tiene 90 años. Es imposible hacerlo peor. Es la quintaesencia de la incompetencia", ha rematado el jefe de la oposición.

Por su lado, el vicesecretario de comunicación del PP, Esteban González Pons, ha defendido este sábado al pueblo saharaui y ha afirmado que los derechos humanos "no pueden someterse a los intereses" de España, en alusión a la postura del Gobierno en este conflicto.

Durante su participación en la manifestación a favor del pueblo saharaui, el dirigente del PP, que ha recibido gritos en contra de algunos participantes, ha recordado que los derechos humanos tienen que "ser respetados en cualquier parte del mundo". "Los derechos humanos no pueden someterse a los intereses de España, ya que no es interés de España aquel que esté manchado de sangre. El interés de España tiene que ser siempre limpio", ha concluido González Pons.