_
_
_
_
_

La Reserva Federal planea dejar para diciembre la decisión de si volver a subir tipos este año

El comité de política monetaria del banco central mantendrá previsiblemente el precio del dinero en su reunión de este miércoles

El presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, en una conferencia del mes pasado en el Club Económico de Nueva York.
El presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, en una conferencia del mes pasado en el Club Económico de Nueva York.BRENDAN MCDERMID (REUTERS)

La economía de Estados Unidos creció en el tercer trimestre al mayor ritmo desde 2021 y la creación de empleo se aceleró por sorpresa en septiembre. La subida de los tipos de interés no ha conseguido hasta ahora enfriar la demanda lo suficiente, pero todo apunta a que el crecimiento se está moderando. Hay quienes creen que en 2024 hay riesgo incluso de recesión, aunque ese es un presagio que lleva más de un año fallando. Ante el complicado paisaje económico, el presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, ha prometido actuar con cautela. El mercado lo traduce en que mantendrá los tipos en el 5,25%-5,5% en la reunión de este miércoles y que la decisión sobre si hace falta dar una vuelta de tuerca adicional este año la deja para el 13 de diciembre.

Powell, por tanto, mantendrá apretado el botón de pausa, según coinciden los analistas. Los tipos actuales ya son los más altos desde 2001, tras subir 5,25 puntos en año y medio. En lo que no hay acuerdo es en si los tipos han tocado ya su techo en el ciclo actual de subidas o si aún queda algún movimiento. La subida de los tipos de interés a largo plazo ha endurecido las condiciones financieras y, según admitió el propio Powell el mes pasado en Nueva York, eso puede ahorrarle algún ascenso de los tipos oficiales. Además, el panorama económico se puede complicar un poco más si no hay acuerdo para evitar el cierre parcial de la Administración cuando expire la prórroga presupuestaria el próximo 17 de noviembre.

En todo caso, dado que la inflación sigue claramente por encima del objetivo de estabilidad de precios del 2%, el presidente de la Reserva Federal prefiere mantener la tensión y dejar la puerta abierta a nuevos ascensos, remitiéndose, eso sí, a los nuevos datos.

Dando por hecho que “la Fed se mantendrá inmutable”, Gilles Moëc, economista jefe de AXA IM, cree que “es probable que la atención esta semana se centre en cómo Jay Powell equilibrará sus respuestas a dos preguntas obvias: cómo encaja la resistencia sostenida de los datos estadounidenses con su postura actual, y cómo tiene en cuenta la Fed el actual endurecimiento de las condiciones financieras impulsado por el mercado”.

“La Fed ha adoptado un tono más cauto , argumentando que los mercados de tipos han hecho parte del endurecimiento”, opinan los analistas de BofA Securities. Esperan que en la conferencia de prensa posterior a la reunión del comité de política monetaria, Powell reitere que la Reserva Federal está “actuando cuidadosamente”. También creen que Powell repetirá su argumento de que podrían justificarse más subidas si hay “pruebas adicionales” de un crecimiento por encima de la tendencia o de tensiones en el mercado laboral.

“Seguimos esperando una subida más en diciembre”, concluyen en BofA Securities, pero con matices: “Se trata de una predicción muy ajustada, ya que la economía podría ralentizarse significativamente en el cuarto trimestre por diversas razones, como una ralentización de la inversión empresarial o de la acumulación de existencias, el lastre de los reembolsos de préstamos estudiantiles, el endurecimiento financiero y un posible cierre del Gobierno”.

Powell lleva más de un año en busca de un aterrizaje suave de la economía estadounidense, es decir, un enfriamiento de la economía capaz de reducir la inflación sin una recesión en toda regla. Los pronósticos de recesión, incluidos los de los propios economistas del banco central, se han incumplido una y otra vez. En lugar de ello, la economía ha acelerado. La bolsa de ahorro acumulada durante la pandemia, la política fiscal expansiva y la fuerte creación de empleo han impulsado el gasto de los consumidores. Mientras, la inflación ha perdido fuerza, pero Powell es consciente de que la batalla no está ganada y de aún hay riesgo de que se enquiste en niveles superiores al 3%.

Antes de la reunión de la Reserva Federal del 12 y 13 de diciembre se conocerán los datos de empleo e inflación de octubre y noviembre, junto a varios indicadores más. En la reunión de septiembre, los propios miembros del comité de política monetaria pronosticaban una nueva subida de un cuarto de punto en los tipos de interés oficiales antes de fin de año. Si al final no suben, no sería la primera vez que incumplen sus propios pronósticos.

Sigue toda la información de Economía y Negocios en Facebook y X, o en nuestra newsletter semanal

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance.
RECÍBELO EN TU CORREO

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites
_

Sobre la firma

Miguel Jiménez
Corresponsal jefe de EL PAÍS en Estados Unidos. Ha desarrollado su carrera en EL PAÍS, donde ha sido redactor jefe de Economía y Negocios, subdirector y director adjunto y en el diario económico Cinco Días, del que fue director.
Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_