Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

España lidera la exportación mundial del vino con precios muy bajos

El importe medio del litro es de 1,25 euros frente a los seis euros de Francia

Cantidad más que calidad, es la estrategia general del sector vinícola español. En 2017, las bodegas españolas lideraron el mercado mundial del vino con unas ventas de 22,8 millones de hectolitros por 2.850 millones de euros, según los datos manejados por el Observatorio Español de los Mercados del Vino. Esta cantidad pone a España por delante de los principales competidores como Italia —con 21 millones de hectolitros— y Francia, con 15 millones de hectolitros.

Viticultores recogiendo uva en Jerez de la Frontera por la noche.
Viticultores recogiendo uva en Jerez de la Frontera por la noche.

Por su exportación récord España solo obtuvo ingresos de 2.850 millones, frente a los 9.000 millones de Francia. La razón es que mientras España vende a 1,25 euros el litro, los franceses lo hacen a una media de seis euros; Italia, que facturó 6.000 millones, lo colocó a 2,78 euros por litro. España es el país exportador que más barato vende, solo por encima de los 1,23 euros de los vinos sudafricanos y muy lejos de vinos de terceros países como los 3,1 euros de los vinos australianos o los 1,89 euros de los vinos chilenos.

El reto principal es reducir la venta de graneles baratos, algo que se produce por la situación excedentaria del mercado y la falta de estructuras productivas.

Aunque en los últimos años han ido reduciendo progresivamente el peso de los graneles baratos, en 2017 supusieron ventas de 12,6 millones de hectolitros a solo 0,47 euros litro de media, frente a los 10,2 millones de hectolitros de vinos envasados.

Pese a lo sombrío de estos datos, cabe señalar que han mejorado: en 2017 las exportaciones españolas crecieron un 2,5% en volumen y un 7,6% en facturación por el incremento del precio del 5%, hasta los 1,25 euros litro.

La exportación, salida obligada

Con una demanda interna a la baja en las dos últimas décadas —ha pasado de los 14 millones de hectolitros de 1997 a los 10 millones de hectolitros en 2017— y una producción en aumento hasta una media actual de 42 millones de hectolitros, la exportación es la salida obligada para los vinos españoles. En el mismo periodo, las ventas en el exterior pasaron de los ocho millones de hectolitros en 1997 a los 14 millones de hectolitros en 2007, hasta situarse en las últimas campañas en un abanico entre en los 22 y los 23 millones de hectolitros. Hoy, los mercados exteriores maduros se hallan consolidados y aumentan las ventas en mercados emergentes.

España exporta mayoritariamente al resto de los países comunitarios: 16 millones de hectolitros, de los que casi nueve millones son vinos a granel. Cinco países, Francia, Alemania, Reino Unido, Italia y Portugal, acaparan el 90% de las compras, donde destaca el caso de Francia. Sobre unas importaciones de los industriales de ese país de unos 7,7 millones de hectolitros, las ventas españolas superan los seis millones de hectolitros entre vinos y mostos.

En consecuencia, España es su principal proveedor, sobre todo, de gráneles que suponen casi cinco millones a un precio medio de solo 0,40 euros litro. Estas elevadas compras de gráneles baratos que se comercializan, en muchos casos, simplemente como vino comunitario, ha sido motivo de movilizaciones de los viticultores franceses por sus efectos negativos sobre sus producciones.

Tras Europa, el destino es China

Tras el mercado francés, destacan los 3,9 millones de hectolitros exportados a Alemania, de los que 2,15 eran también de graneles a 0,38 euros litro; 1,8 millones de hectolitros para el mercado británico, mayoritariamente de envasados; 1,9 millones de hectolitros a Italia, de los que más de un millón fueron de graneles a 0,42 euros litro y 1,74 millones de hectolitros a Portugal también con un millón de hectolitros de graneles a 0,44 euros litro.

Fuera de los países comunitarios desataca el mercado chino donde en 2017 se registró un incremento del 48% en volumen hasta 1,4 millones de hectolitros lo que le sitúa ya como el quinto mercado, aunque en valor el incremento fue de solo el 21% hasta los 172 millones de euros frente a 372 millones que supone el mercado alemán, los 312 millones de Francia, 309 millones de Reino Unido. Además de China, en terceros países destacan los 306 millones de euros del mercado de los Estados Unidos y el incremento de ventas en Canadá con un aumento del 50% en volumen y del 25% en valor. En el mercado europeo destaca el escaso crecimiento, el 4%, del mercado ruso.

Más información