Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Montoro prorroga los Presupuestos al no contar con el apoyo del PNV

El ministro de Hacienda se plantea presentar el proyecto para 2018 más adelante y espera aprobarlo a principios del próximo año

El ministro de Hacienda anunció este martes que no llevará los Presupuestos de 2018 al Consejo de Ministros de este viernes como estaba previsto. "No tenemos seguridad en los apoyos", explicó Montoro. La crisis catalana ha elevado la tensión política y ha reabierto recelos entre el Ejecutivo y el PNV. Montoro pretende retrasar la presentación hasta que pase el tsunami del 1-0. Entonces, con más calma, buscará un acuerdo. Mientras tanto, prorrogará los Presupuestos de este año.

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro.

La crisis en Cataluña se extiende como una densa niebla que no deja ver más allá del 1-0. La tensión política por este conflicto despierta suspicacias entre el Gobierno, en minoría, y los nacionalistas vascos, imprescindibles para aprobar cualquier norma. En este contexto, el Gobierno bajo el pretexto de que no tiene garantías de sacar adelante los Presupuestos de 2018 ha aplazado su aprobación en Consejo de Ministros hasta que amaine la tormenta política que arrecia en Cataluña.

"No tenemos seguridad en los apoyos", dijo este martes el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, para justificar su decisión. Pero agregó: "Confiamos en que los Presupuestos estén definitivamente aprobados a comienzos de 2018. Cabe incluso que el nuevo proyecto entre en vigor en enero de 2018", dijo el ministro antes de intervenir en el pleno del Senado.

Montoro ha explicado que los retrasará unas semanas, hasta que se calme la crisis catalana. El Gobierno tenía que presentar las cuentas en el Congreso antes del próximo 1 de octubre, según marca la Constitución. Una vez que incumple este plazo, el Ejecutivo podrá presentarla cuando quiera. Eso sí, siempre que cumpla los trámites parlamentarios, que se suelen extender alrededor de tres meses. Y eso le obligará a prorrogar los Presupuestos de este año inevitablemente durante unas semanas o meses.

Una vez presente las cuentas de 2018 tendrá que registrarlas en el Congreso, donde tendrán que superar el trámite de enmiendas a la totalidad, después de dar audiencia a las principales autoridades de los organismos públicos afectados por las cuentas. También tendrán que superar el trámite de las enmiendas parciales, la votación de cada una de las secciones presupuestarias y su remisión al Senado, donde también deben superar varios procesos. Como mínimo, dependiendo del retraso no podrán estar aprobadas, si finalmente el PP logra recabar los apoyos necesarios, hasta mediados del próximo enero.

Seguir negociando

Para sacarlas adelante necesitará la complicidad del PNV, que por ahora le niega el respaldo hasta que se solucione la cuestión catalana. "Un Gobierno en minoría tiene la obligación de recabar los apoyos y todavía no tenemos la seguridad de la totalidad de los apoyos. Seguimos trabajando y avanzando en las negociaciones", insistió el ministro Montoro.

Desde el ministerio de Hacienda han evitado escudarse en el rechazo del PNV para justificar el retraso presupuestario. Saben que si tarde o temprano quieren sacar adelante las cuentas necesitarán el concurso de los nacionalistas vascos. Y aunque ya cuentan con el apoyo de Ciudadanos y han logrado avances significativos con los dos partidos canarios, el PNV es imprescindible para aprobar una ley de este calado mientras el PSOE mantenga su negativa a respaldar a Rajoy.

Previendo el nuevo escenario, el portavoz del Gobierno vasco, Josu Erkoreka, recordó que la prórroga de los Presupuestos no es impide que el PP "cumpla los compromisos" alcanzados con el PNV. En relación a la mejora del cupo vasco y el impulso de la línea ferroviaria Y vasca acordadas hace unos meses cuando los nacionalistas vascos brindaron su apoyo para las cuentas de 2017. Desde el Ejecutivo recuerdan que los grandes escollos con el PNV ya se han superado. Y explican que el obstáculo ahora es de índole política por Cataluña.

Montoro, tampoco quiso buscar excusas por la crispación política que se vive en Cataluña. "Todos somos conscientes de la situación que estamos viviendo, y de las condicionalidades que supone esta situación para cada grupo parlamentario. A partir de que se supere esta situación, tendremos los Presupuestos habilitados para 2018", concluyó. Y si no, se abre un nuevo escenario en el que no se descartan anticipar elecciones. Pero, de momento, nadie quiere oír hablar de eso.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >