Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Alarma veterinaria en Europa por la proliferación de casos de gripe aviar

Merkel anuncia el sacrificio de aves de corral ante 18 nuevos casos - Las ventas de pollo se desploman en Italia y Grecia - Seis países de la UE han detectado animales infectados

París / Berlín

El virus de la gripe aviar H5N1 se extiende por Europa a una velocidad pasmosa. En poco más de una semana, el virus ha aparecido en Italia, Grecia, Alemania, Francia, Austria y Eslovenia. La situación empeoró ayer con la confirmación de nuevos casos en Italia y Alemania, que ya cuenta con 59 aves infectadas. La canciller alemana, Angela Merkel, se desplazó a la zona más afectada y anunció el sacrificio de aves de corral. El consumo de pollo cae en Italia y Grecia pese a las llamadas a la calma de las autoridades y a que el virus no se contagia por consumo. Los científicos temen que este virus mute, se adapte al hombre y cause una pandemia. De momento se trata de un problema animal que amenaza seriamente la economía del sector.

El virus de la gripe aviar H5N1 es tenaz. Desde 2003, ha saltado del sureste asiático a África y Europa sin que las autoridades sanitarias hayan sido capaces de controlar su propagación. El sacrificio de millones de aves no ha frenado su avance. En su viaje, por el comercio y por las aves migratorias, el virus ha llegado a la UE, donde desde hace 10 días los casos no dejan de aumentar.

Alemania, que ayer confirmó 18 nuevos casos, es el país más afectado. El H5N1 ha salido de la isla de Rügen, en el Báltico, donde parecía que estaba confinado. En total, hay 59 aves silvestres infectadas, al menos dos de ellas en la Alemania continental. La canciller germana, Angela Merkel, acudió ayer a Rügen y declaró que "la situación es seria". Las autoridades de ese país han movilizado al ejército para desinfectar vehículos y granjas y anunciaron el sacrificio de aves de corral para prevenir la propagación del virus.

Italia confirmó ayer siete nuevos casos de aves silvestres infectadas: un pato en el centro del país y seis aves de otras especies en Sicilia. En total, hay 16 casos. Rumanía, que desde hace meses trata sin éxito de contener la enfermedad, declaró ayer dos nuevos brotes, con lo que el número de zonas afectadas asciende a 33. También hay casos en Austria, Francia, Grecia y Eslovenia.

El Ejecutivo español ha admitido que "es fácil" que el virus H5N1 llegue a España y lo mismo hizo ayer el Gobierno británico. Bélgica se prepara y las autoridades de Francia, donde ha habido un caso, anuncian ayudas para los afectados.

Hay muchos tipos de virus de la gripe aviar, pero el H5N1 (llamado así por dos proteínas de su cubierta) ha mostrado enorme capacidad para infectar aves. Los científicos temen que mute, se adapte al hombre y cause una pandemia de gripe como las 1918, 1957 y 1968. El virus puede infectar al hombre (hay al menos 169 casos y 91 muertes confirmadas) pero pueden pasar años hasta que adquiera la capacidad de transmitirse entre humanos, condición imprescindible para originar una pandemia.

De momento, el problema es veterinario y amenaza seriamente al sector avícola. El temor es que las aves silvestres transmitan el virus a las de corral. Para evitarlo, los gobiernos europeos han comenzado a encerrar las aves de crianza. Aunque no ha habido contagio de aves silvestres a las de granja, en Europa -y pese a que el virus se transmite por contacto directo por las aves, no por la carne cocinada- el consumo de pollo se ha resentido. En Italia, las ventas han caído un 70% y en Grecia, un 40%. La UE analizará hoy los efectos económicos que puede tener la gripe aviar en la economía. El historial de crisis alimentarias y sus efectos sobre la economía no invitan al optimismo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 20 de febrero de 2006