George Orwell delató a 38 simpatizantes comunistas en los años de la guerra fría

El escritor quiso ayudar a una funcionaria de la que estaba enamorado

El anticomunismo que acompañó a George Orwell en los últimos años de su vida tuvo un oscuro pasaje confirmado ayer: el escritor británico delató a 38 intelectuales a los que acusaba de ser simpatizantes o potenciales simpatizantes comunistas. El profesor Timothy Garton Ash asegura que Orwell (Motihari, India, 1903-Londres, 1950) recurrió a la delación por su amor imposible por una mujer, Celia Kirwan, funcionaria del Foreign Office. La mayoría de las personas delatadas por Orwell eran periodistas.

Hay profesores, actores y muchos periodistas de la época, sobre los que Orwell hace apostillas a veces muy sangrantes. "Tonta simpatizante", dice de Marjorie Kohn, maestra y periodista del mítico diario de la izquierda laborista, New Stateman. A Stefan Litauer, un polaco experto en relaciones exteriores, le define como "evidentemente deshonesto". Del profesor E. H. Carr, historiador experto en la Unión Soviética, dice que es "un apaciguador", y no hace comentarios ni sobre Charles Chaplin ni sobre Michael Redgrave, padre de la actriz y también activista Vanesa Redgrave. De John Anderson, corresponsal industrial de un diario de Manchester, asegura: "Probablemente, sólo simpatizante. Buen reportero. Estúpido". Los periodistas conforman la mayoría de las 38 personas que fueron delatadas por Orwell.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 21 de junio de 2003.

Lo más visto en...

Top 50