Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:LA RUTA DEL VINO

El referente del 'txakoli' vizcaíno

Virgen de Lorea elabora en Zalla el 10% de la producción de la denominación Bizkaiko txakolina

Es txakoli vizcaíno, pero con el apunte imprescindible de que procede de la comarca de Las Encartaciones, como bien se encarga de anunciar el correspondiente folleto publicitario. Virgen de Lorea es además la principal bodega de la denominación de origen Bizkaiko txakolina con sus quince hectáreas de viñedo en el barrio de Otxaran, en Zalla.

Ubicada en una mansión de indiano, con todo el plantado a su alrededor, como un pequeño chateau, Virgen de Lorea ha diginificado el vino que tradicionalmente se elaboraba en la zona, desde Balmaseda a Sopuerta, desde Gordexola a Carranza. Todo ha sido posible por la unión del heredero de una tradición de tres siglos y con la inquietud de un neófito en materia enológica.

MÁS INFORMACIÓN

El primero es Kosme Bibanko, cuya familia está vinculada desde el siglo XVIII con la elaboración de vino y sidra. Ahí está la piedra tallada que servía de soporte al lagar y que se conserva en el caserón, o el diploma de mérito que en 1943 consiguió el tío del actual propietario, Agustín Goikoetxea, en el primer Concurso de Chacolíes, organizado por la Caja de Ahorros de Vizcaya. Fue también este Goikoetxea el que puso los primeros cimientos de la mansión de Otxaran que alberga la bodega.

Pero en los años cincuenta se rompió esta tradición familiar hasta que Kosme Bibanko plantó hacia 1980 una viña con las variedades hondarribi zuri y folle blanc, las ideales para elaborar un buen txakoli. Por aquel entonces, poco se podía imaginar que esas cepas serían el embrión de una bodega que produce el 10% de la denominación Bizkaiko txakolina.

Quienes tampoco pensaban en este futuro eran Manuel Calera y Emilio García, empleados a finales de los años ochenta en una empresa de fabricación de utensilios de cocina. La crisis les llevó al barrio de Aretxaga, también en Zalla, donde plantaron dos hectáreas de viñedo. Establecidos como una Sociedad Agraria de Transformación, se embarcaron en la elaboración de un producto que hiciera olvidar la asociación del txakoli con un vino turbio.

Y en 1995 surge la fusión entre la tradición romántica de Kosme Bibanko y el espíritu innovador y práctico de Manuel Calera. Nace Bodegas Virgen de Lorea, una firma con vocación de superar el amateurismo que ha caracterizado a las bodegas vizcaínas. Sin ir más lejos, sólo en las Encartaciones, habrá unos 40 artesanos que elaboran txakoli para autoconsumo. Y lo han conseguido. Si la producción de la denominación de origen es de 530.000 litros anuales, la firma de Zalla elabora 52.000. Y esto, pese a que las 15 hectáreas de viñedos todavía no están en su momento ideal de producción, ya que parte de las cepas se acaban de plantar.

La previsión es doblar esta cantidad en los próximos años. De momento, la bodega ya ha comenzado la ampliación de depósitos y demás infraestructura para poder elaborar 120.000 litros al año con las marcas Señorío de Otxaran y Aretxaga. Virgen de Lorea mantiene también la producción de unos cientos de botellas de txakolí tinto, última innovación de una bodega que en estos años también ha creado un orujo de txakoli destilado en los alambiques de Potes (Cantabria).

Dirección: Barrio de Otxaran, Zalla (Vizcaya)

Visitas: previa cita en los teléfonos 94-6390296/ 4234035.

Viñedo: 15 hectáreas de hondarribi zuri, folle blanc y algo de hondarribi beltza.

Vende vino en bodega

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 9 de febrero de 2003