Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE exige 45.000 millones más para asumir la sanidad en sus cinco comunidades

Hacienda ofrece 740.000 millones para Aragón, Asturias, Baleares, Castilla-La Mancha y Extremadura

El PSOE cifra en 45.000 millones de pesetas el dinero que separa a las autonomías gobernadas por socialistas de la propuesta del Gobierno para llegar a un acuerdo sobre el traspaso de las competencias en sanidad. El Ejecutivo ofrece 740.000 millones de pesetas a Asturias, Aragón, Baleares, Castilla-La Mancha y Extremadura para que gestionen la sanidad. Los socialistas reclaman 785.000 millones y creen que las comunidades gobernadas por el PP, pese a su silencio, necesitan también más fondos -unos 55.000 millones de pesetas- del que les ofrece el Gobierno central.

Los socialistas se quejan de que el Gobierno no muestra cifras totales respecto al traspaso de la sanidad a las diez comunidades autónomas que están a la espera de recibirlas. Tras las conversaciones bilaterales que han mantenido el Gobierno y cada comunidad autónoma, el PSOE ha hecho su propio cálculo y cifra en unos 100.000 millones más la cantidad que haría posible el acuerdo con las diez regiones que aún dependen del Insalud. Para las comunidades gobernadas por los socialistas, el PSOE reclama 45.000 millones más de lo ofrecido por Hacienda.

La información manejada por la Ejecutiva Federal del PSOE en la reunión que mantuvo en la noche del viernes con los cinco presidentes autonómicos socialistas apuntaba a que la valoración que el Gobierno hace del Insalud para las diez comunidades pendientes de recibir las competencias sobre sanidad es de 1,7 billones de pesetas de 1999, lo que requiere un actualización a fecha de 2001. Los socialistas calculan que el problema económico, no el político, se solucionaría si el Gobierno aportara, en total, a esas diez comunidades 100.000 millones de pesetas más.

Los presidentes autonómicos socialistas han concluido que el Gobierno les ha ofrecido 740.000 millones para sus cinco comunideades, y defienden que necesitarían 45.000 millones de pesetas más, es decir, 785.000 millones. Pero la situación entre unos y otros es muy diferente: Extremadura requeriría 5.000 millones de pesetas más de lo que le ofrecen; Aragón necesitaría entre 7.000 y 9.000 millones más, al igual que Baleares, y Castilla-La Mancha aspira a 10.000 millones más. Asturias considera que no puede hacer frente al traspaso de las competencias sobre sanidad si no se aumenta su dotación en 16.000 millones de pesetas.

El secretario de Economía del PSOE, Jordi Sevilla, señala que 'el déficit del Insalud no debe trasladarse a las comunidades autónomas, por lo que en el momento del traspaso el marcador debe ponerse a cero'. Este responsable político afirma que los socialistas 'lucharán por una sanidad pública de calidad en toda España'. Según él, el peligro que existe es que haya 'una sanidad de primera y una sanidad de segunda, en función de la fecha en la que cada comunidad haya recibido la transferencia'.

La secretaría federal de Sanidad del PSOE, Consuelo Rumí, llama la atención sobre el dilema en el que se coloca a las comunidades autónomas: recurrir a un endeudamiento brutal o sufrir el empeoramiento de los servicios sanitarios.

Los socialistas han llegado a la conclusión de que, aunque el maltrato a las comunidades socialistas 'es una seña de identidad' del Gobierno del PP, se observa una especial 'inquina' contra Asturias. Así lo expresa Consuelo Rumí, para quien se está haciendo 'una OPA hostil a Asturias por razones electorales, ya que el PP tiene una espina clavada desde que los socialistas asturianos les ganaron las elecciones autonómicas'.

Si el dinero es una causa muy importante para el desacuerdo, no lo es menos el hecho político de que el Gobierno haya presentado una enmienda, que hoy será votada en el Senado, por la que se vincula la aceptación de la transferencia de la sanidad al acuerdo de financiación autonómica. Si resulta aprobada, el PSOE presentará un recurso en el Tribunal Constitucional.

El presidente aragonés, Marcelino Iglesias, afirma que esto último es más grave que el problema económico. 'El sistema autonómico se basa en la libre aceptación de competencias por parte de las comunidades autónomas y nunca a su imposición, dejando atadas de pies y manos a las comunidades autónomas'.

El secretario de Desarrollo Autonómico del PSOE, Juan Fernando López Aguilar, estima que las comunidades gobernadas por el PP piensan lo mismo que las gobernadas por socialistas pero están bajo el temor 'de la gorra militar de Aznar y el miedo a que el partido les abra un expediente disciplinario'.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 17 de diciembre de 2001