Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP excluye por ley de la nueva financiación a las autonomías que rechacen el traspaso sanitario

Los socialistas rechazan las condiciones que Hacienda impone con una enmienda en el Senado

Tras dos meses de debate presupuestario en el Congreso y en el Senado, el PP ha presentado in extremis una enmienda a la enmienda de otro grupo, en este caso de Coalición Canaria, para introducir en la Ley de medidas fiscales y administrativas del nuevo sistema de financiación autonómica una condición de aplicación que ha desatado la ira socialista. Las comunidades que no acepten el traspaso sanitario tampoco podrán gozar de las ventajas del nuevo sistema de financiación -350.000 millones más de los recibidos este año para las 15 autonomías que engloba el nuevo modelo-.

El PSOE considera un 'chantaje y una vuelta de tuerca' del Grupo Popular que mediante una enmienda transaccional en el Senado obligue a las comunidades autónomas a aceptar el traspaso de la Sanidad si quieren acogerse al sistema de financiación autonómica acordado el pasado mes de julio.

La enmienda popular que ha provocado el rechazo socialista dice así: 'Las Comunidades Autónomas que no hayan recibido la transferencia de los servicios que se financiarán mediante el nuevo sistema o que, en Comisión Mixta, no acepte este último en su integridad, incluida la cesión de todos los tributos susceptibles de ser cedidos, se financiarán mediante entregas a cuenta que, a tal efecto, se establecerán en las Leyes de Presupuestos Generales del Estado hasta que, recibida la transferencia de los servicios, que se financiarán a través del nuevo sistema, la respectiva Comisión Mixta acepte en su integridad el nuevo sistema de financiación'.

'Esto es un trágala y quiere llanamente decir que si no aceptas las transferencias de Sanidad, la financiación autonómica tampoco y, por tanto, las comunidades que así actúen recibirán cantidades a cuenta de la Administración Central lo que nunca favorece', señaló el portavoz adjunto socialista de Presupuestos en el Congreso, Germà Bel.

El portavoz del PSOE en el Senado, Juan José Laborda, afirmó anoche que 'en muchos años no se ha visto una manera tan ruin de un grupo parlamentario para sacar las castañas del fuego a un gobierno que tiene como máxima, dirigida a las comunidades autónomas, 'yo legislo y tu pagas''.

'Empezó saltándose el acuerdo de financiación aprobado en julio al introducir el impuesto sobre hidrocarburos para financiar la Sanidad y ahora da otra vuelta de tuerca con esta enmienda', señaló Consuelo Rumí. El responsable económico del PSOE, Jordi Sevilla, calificó de 'ilegal' la enmienda porque 'atenta contra la ley que traspone el acuerdo de financiación autonómica de julio'. Sevilla, que anunció que el PSOE estudiará medidas legales, señaló que el Gobierno está 'ahora arrepentido del acuerdo de julio al no disponner de fondos suficientes para cumplirlo'.

Para el senador socialista, Joan Lerma, el Gobierno quiere compensar con un ahorro económico las pérdidas tras la privatización de las grandes empresas.

Inaceptable para Asturias

Esta iniciativa del PP, que será aprobada el lunes en el Pleno del Senado, llega cuando las comunidades autónomas socialistas comenzaban el proceso de discusión con el Gobierno sobre el traspaso de las competencias sanitarias. La propuesta inicial del Gobierno respecto a la evaluación del coste del traspaso es inaceptable para Asturias y Aragón y asumible con mejoras para el resto. En la ejecutiva federal del PSOE celebrada ayer quedó claro que esta no será una decisión de partido sino de cada comunidad autónoma, 'por responsabilidad con sus ciudadanos', dijo Rumi.

El portavoz del PP en el Senado, Esteban González Pons, se mostró ayer 'sorprendido' por la actitud de rechazo manistada por el PSOE. 'Nos hemos limitado a cumplir el acuerdo del Consejo de Política Fiscal y Financiera de julio que vinculaba la financiación de la sanidad a su traspaso', dijo González Pons. Según el portavoz del PP, los socialistas presentaron una enmienda similar en el Congreso pues 'la filosofía del acuerdo de julio era que la financiación para la sanidad era finalista'. 'No entendemos la posición del PSOE, añadió.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 11 de diciembre de 2001