Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La legionela se cobra la quinta víctima en un hospital de Pamplona y la segunda en el de Huelva

El brote de legionela del hospital público Virgen del Camino de Pamplona, iniciado el pasado día 2, ya se ha cobrado su quinta víctima mortal. Se trata de un enfermo de 82 años que falleció ayer, según informó la Consejería de Sanidad. También ayer murió la segunda de las dos enfermas de cáncer que contrajeron legionela en el hospital Juan Ramón Jiménez de Huelva. Este foco se detectó el pasado día 10.

En Pamplona, tres personas permanecen ingresadas en situación crítica, una en el Hospital de Navarra y dos en el Hospital Virgen del Camino. El hombre fallecido ayer permaneció ingresado en ese último centro entre el 19 de julio y el 10 de agosto, aquejado de una enfermedad grave. El día 16 volvió a ingresar con síntomas de neumonía. El consejero navarro de Sanidad, Santiago Cervera, insistió ayer en que no se puede considerar la legionela como causa directa del fallecimiento.Desde el comienzo del brote, 19 personas han padecido legionelosis (la infección respiratoria que produce la legionela). De momento, sólo tres han recibido el alta. Cervera reconoció en rueda de prensa que es probable que aparezcan nuevos casos.

El consejero de Sanidad se defendió de las críticas sobre la política informativa que ha llevado a cabo. El primer caso se detectó el día 2, aunque no informó hasta el día 14. El responsable de Sanidad del PSOE en Navarra, César López Dios, denunció que no se había informado ni siquiera a los afectados. 'Los familiares del primer fallecido se enteraron por la prensa de que se le había detectado legionela', dijo.

Cervera señaló que informar a los pacientes sólo es responsabilidad del médico. Negó que desde su departamento se hubieran dado instrucciones para no revelar el origen de la neumonía. López Dios calificó la actuación del Gobierno navarro de 'oscura' y consideró que la tardanza en la información supuso un 'riesgo innecesario' para pacientes, cuidadores y personal sanitario. Señaló que una de las infectadas no se encontraba ingresada en el hospital, sino que era la cuidadora de uno de los enfermos.

Por otra parte, las víctimas mortales del brote de legionela surgido en la unidad de Oncología del Hospital público Juan Ramón Jiménez de Huelva ya se elevan a dos. Ayer falleció la segunda, Ana Vázquez, de 63 años. Desde el hospital se rechazó ayer que esta última muerte se haya debido a la legionela. Esa fuente reconoció, en cambio, que la bacteria había provocado un empeoramiento del estado de salud de la paciente.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 22 de agosto de 2001