El presidente navarro justifica los retrasos en informar sobre el brote de legionela

El presidente del Gobierno de Navarra, Miguel Sanz, dijo ayer que el problema de la legionela no se soluciona 'criticando lo surgido al margen de la voluntad del Gobierno', en referencia a las críticas de la oposición a la actuación del departamento de Salud regional. Sobre los reproches por haber informado tarde del brote, Sanz replicó que él mismo dio instrucciones 'de que se informase con carácter público el día que a mí se me comunicó dónde se había detectado la bacteria'. Los responsables de Salud 'entendieron que hasta que no se detectase dónde estaba el problema no era conveniente informar para generar alarma', añadió.

Los 13 enfermos de legionela -doce están ingresados en el Hospital Virgen del Camino y uno en el Hospital de Navarra- evolucionan favorablemente, según la información facilitada ayer por ambos centros hospitalarios al Gobierno de Navarra. Esta evolución ha sido apreciada incluso en dos pacientes de avanzada edad, una mujer de 84 años y un varón de 83, que padecen una patología de base compleja. Desde que comenzó el brote, 17 personas han resultado afectados. Tres fallecieron, una fue dada de alta el pasado día 14, y el sábado se registró un nuevo caso en un paciente de 44 años. De los diez análisis practicados ese día, este fue el único que dio positivo.

Más información
El Gobierno de Navarra da por controlado el brote de legionela
Salud rechaza las críticas a su actuación en el brote de legionela de Pamplona
El brote de legionela de Pamplona se cobra su tercera víctima mortal
Muere un tercer infectado en el brote de legionela de Pamplona
Un brote de legionela afecta a 11 personas en un hospital de Pamplona
Una cuarta persona fallece en Pamplona a causa de la legionela
Muere una quinta persona en un hospital de Pamplona tras el brote de legionela
La legionela se cobra la quinta víctima en un hospital de Pamplona y la segunda en el de Huelva
Ingresados en un hospital de Linares dos ancianos infectados por legionela

El período de incubación de la legionellosis dura entre dos y diez días, por lo que hasta el próximo jueves día 24 aún podrían aparecer nuevos casos. Como medida cautelar, y con el fin de descartar la presencia de la legionella, el Hospital Virgen del Camino sigue practicando estas pruebas a aquellos pacientes que ingresan con determinados síntomas (fiebre, tos, anomalías en el proceso respiratorio, etc). Por otra parte, una vez concluidas las medidas de choque contra la legionella, tras la realización, el sábado, de la hipercloración de las instalaciones de agua caliente del Hospital, se da por erradicada la bacteria y ya se utiliza el agua sin ninguna restricción.

Lo más acertado Al presidente del Gobierno de Navarra, Miguel Sanz, no le han gustado las críticas sobre cómo su gobierno a gedtionado esta crisis sanitaria pero, a su juicio, 'nadie sabe qué es lo más acertado'. 'Lo que yo sí sé es que se ha puesto a todo el departamento de Salud a trabajar para que el problema no vuelva a ocurrir', aseguró.

Sanz realizó estas declaraciones al acudir a la inauguración de la biblioteca reformada del antiguo Monasterio de Fitero. 'Un gobierno responsable lo que tiene que hacer cuando surge un problema es ocuparse de él y no preocuparse de él; es lo que creo que estamos haciendo en estos momentos', dijo. En su opinión, 'se han puesto todas las medidas y nadie está exento cuando tiene responsabilidades públicas de que puedan surgir problemas de esta naturaleza'.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS