Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cortés afirma que el actual modelo de cooperación va 'como nunca'

Expertos y ONG sostienen que la ayuda oficial es escasa y poco eficaz

Cortés respondió a las críticas de ONG que le acusan de favorecer los intereses del Gobierno al conceder las ayudas oficiales de cooperación. Cortés se refirió al asunto en la clausura del curso Periodismo Solidario, organizado por Escuela de Periodismo UAM / ELPAÍS / UAM Solidaria y minimizó las críticas por el cambio de miembros del Consejo, anunciado dos meses antes de la concesión de subvenciones a estrategias de cooperación para el próximo cuatrienio. Subrayó que las ONG que integran ahora el consejo (Cruz Roja, Manos Unidas, Cáritas y Ayuda en Acción) son las más representativas. Intermón Oxfam, recalcó, se excluyó por voluntad propia. Intermón argumenta que decidió abandonar el Consejo ante la falta de acuerdo entre la Secretaría de Estado y la Coordinadora de ONG.

La ayuda española protagonizó varias intervenciones en el curso. El director general de Intermón Oxfam, Ignasi Carreras, aseguró el pasado miércoles que la ayuda oficial 'es muy escasa', porque desde 1997 se mantiene en torno al 0,24%, muy lejos del compromiso internacional del 0,7%. Cortés respondió ayer, cuando los alumnos del curso le preguntaron sobre la cuestión, que 'la generosidad española es mayor que nunca', unos 300.000 millones de pesetas. Al mismo tiempo reivindicó la ayuda oficial como 'parte de la política exterior española, que evidentemente coincide con sus principios, valores e intereses'.

Las críticas del director de Intermón Oxfam fueron tanto cuantitativas como cualitativas. Sostuvo Carreras que la ayuda gubernamental 'está poco orientada a erradicar la pobreza' porque, afirmó, España es el país que destina, proporcionalmente, menos ayuda económica a los 49 países que la ONU considera los más pobres del mundo. España les dedicó el año pasado un 0,02% del PIB, según los datos presentados por el responsable de Intermón Oxfam, pese a que el Gobierno ha asumido el compromiso de ayudarles con un 0,15%. En este sentido, resaltó Cortés que el grueso de la ayuda económica española va a países con los que existe una vinculación histórica, como los de Iberoamérica (reciben más de la mitad), norte de África, Guinea Ecuatorial o Filipinas.

Al ser preguntado Cortés sobre los motivos de que la educación básica (un factor fundamental para romper el círculo de la pobreza, según los expertos internacionales) reciba sólo el 1,6% de toda la ayuda española mientras capítulos como la educación universitaria o la difusión del español resultan prioritarios, contestó que 'el análisis compartimentado de la ayuda supone una distorsión'.

Algunos ponentes del curso llamaron la atención sobre la necesidad de que las ONG españolas sean más transparentes en su gestión y evalúen sus proyectos. El profesor de Relaciones Internacionales de la Universidad Autónoma de Barcelona Rafael Grasa subrayó el miércoles que la evaluación de los proyectos, práctica aún poco frecuente en las ONG españolas, debe servir para rendir cuentas ante los socios y, más importante, para mejorar el trabajo. La evaluación debe fijarse, explicó, en cuestiones como el impacto del proyecto (que a veces es incluso negativo) o su viabilidad.

Impuestos para el desarrollo

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 23 de junio de 2001

Más información