Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La muestra de Lladró en Palma termina con grandes protestas

La muestra en un ámbito público (el Casal Solleric) destinado al arte actual de las porcelanas comerciales de Lladró se cierra mañana con bastante desastre para sus organizadores, el Ayuntamiento de Palma, el PP y Lladró. Como colofón a la contestada muestra, un colectivo de artistas y galeristas ha organizado para hoy una concentración en la puerta del Solleric. Los partidos de la oposición (PSOE e IU) han criticado la cesión de este espacio institucional destinado al uso exclusivo de una empresa particular. Mientras, Lladró, ante la considerable protesta cultural, se justifica por haber propiciado "un acercamiento entre arte y empresa" y señala que la exhibición es un acuerdo de "contraprestación al patrocinio" de una muestra de Benjamín Palencia.

Al haberse confirmado que en primavera de 2001, por decisión del PP, la modista Ágatha Ruiz de la Prada invadirá el Solleric con una muestra de sus ingenios, Margalida Thomas, portavoz de IU, ha preguntado a la autoridad local si aquélla exhibirá sus modelos. "Posiblemente, las dos exposiciones, Lladró y Ágatha Ruiz de la Prada, son la nueva línea cultural que piensa abrir (el PP)", dijo Thomas. El PSOE critica la falta de proyecto del Solleric y pide disculpas "por la ofensa que ha supuesto permitir la pérdida de un espacio de promoción cultural y no a la propaganda de un particular".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 18 de noviembre de 2000