Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La venta de libros a Latinoamérica logró en 1997 un récord histórico

"El discurso cultural no tiene futuro con el PP", afirma Pontón

Los profesionales del libro de Cataluña aprovecharon ayer una reunión convocada en principio con el objetivo de comunicar los excelentes resultados de la exportación de libros a Latinoamérica, que consiguió en 1997 un récord histórico, para criticar la política cultural que sigue el Gobierno del Partido Popular, en especial respecto al llamado precio fijo. "El discurso cultural no tiene ningún futuro con los responsables del Partido Popular", afirmó Gonzalo Pontón, presidente de la Cámara del Libro. "Lo único que les interesa es el mercado, sobre todo en la vertiente neoliberal".

Las críticas de Gonzalo Pontón, editor de Grijalbo-Mondadori, parten en particular de la política que el Gobierno del PP ha seguido con el precio fijo del libro. "Se empeñaron en romper el precio fijo", dijo Pontón, "y sólo gracias a presiones políticas conseguimos negociar en el Parlamento un acuerdo que no fuera un desastre, y con el compromiso de no volver a tocar el tema. De todos modos, lamentamos profundamente que se haya roto el precio fijo con argumentos demagógicos".Para ilustrar su enfado, Gonzalo Pontón dijo: "Hablas de cultura con el PP y no te sacan la pistola, pero casi".

Aparte de las críticas al Partido Popular, los profesionales del libro de Cataluña se muestran muy animados con los resultados de la exportación a Latinoamérica conseguidos en 1997. "En toda España, la cifra de exportación llegó a 75.500 millones de pesetas facturados", citó Pontón, "que se convierten en los lugares de destino en unos 300.000 o 350.000 millones".

Aunque las cifras de facturación del mercado interno aún no se han cerrado (faltan los resultados de diciembre), se calcula que estarán en torno a los 400.000 millones de pesetas, lo que supone un ligero aumento respecto al año pasado.

La exportación de los editores catalanes suman un total de 38.813 millones (un 55% del total), lo que significa un 34% de aumento respecto al año anterior, cuando en 1996 no se registró incremento. La razón del espectacular crecimiento es la recuperación de los mercados de Latinoamérica, tocados desde que en 1994 se registró el crash de México, con una devalucación de un 100% del peso.

El país al que más se exportó el pasado año fue, sorprendentemente, Brasil, seguido de Argentina y México. El principal volumen de exportaciones corresponde a productos de quiosco, enciclopedias y libros a crédito.

Aparte del problema del precio fijo, otra cuestión que preocupa a los profesionales del libro catalanes es la de las cooperativas, que en Cataluña están autorizadas a hacer un descuento en el libro que no se permite a las librerías. "El problema es que la ley tiene que ser igual para todos", manifestó Pontón. "No puede ser que los Ebreros sufran una competencia desleal mientras ellos no pueden aplicar descuentos. De todos modos, hoy mismo me ha llamado el consejero de Cultura, Joan Maria Pujals, y me ha dado muchas esperanzas de que pronto habrá una solución para este asunto".

En este sentido, recientemente se ha celebrado en la Generalitat una reunión para tratar de este tema en la que han intervenido los departamentos de Presidencia, Cultura, Trabajo y Enseñanza.

La tirada media de libros en España se mantiene estancada en 4.000 ejemplares, lo que supone una cifra baja respecto a los 10.000 que son habituales en Francia y los 30.000 de Estados Unidos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 23 de enero de 1998