Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La CE presiona a Japón para que abra su mercado a algunos productos

El comisario de Relaciones Exteriores de la Comunidad Europea, Willy de Clercq, inicia esta semana una ofensiva en Tokio para lograr una mayor apertura del mercado japonés para los productos y servicios de los países de la Comunidad Europea, entre los que se incluyen los frutos y vinos, por lo que: España podría ser uno de los países más beneficiados.De Clercq mantendrá entrevistas con el nuevo primer ministro japonés, Noburu Takeshita y con varios miembros de su gabineta, responsables de los departamentos comerciales y económicos. Para el próximo año, la CE se ha fijado una serie de nuevos objetivos en el mercado japonés destinados a reducir o eliminar las actuales barreras que dificultan la penetración de productos comunitarios en el mercado de más de 120 millones de consumidores.

Destacan los productos farmacéuticos, los lácteos y el capítulo de la protección de patentes y marcas y se encuentran también en la lista de solicitudes la demanda de que empresas europeas puedan licitar y eventualmente participar en los mercados de obras públicas niponea, incluido el superproyecto de construcción de un nuevo aeropuerto en Kansai, cerca de la ciudad de Osaka, petición también formulada por la administración de Estados Unidos y a la que, de momento, se sigue oponiendo el Gobierno de Japón.

La Comunidad Europea pide también a Japón que abra sus fronteras a los frutos y vinos españoles y portugueses, en compensación por la reducción de aranceles en estos dos países hacia los productos japoneses, desde su ingreso en la Comunidad.

En medios españoles en Tokio se considera prematuro hacer una valoración de los efectos positivos que puede tener para España la esperanza de una mayor apertura del mercado nipón, toda vez que aun no están claras las respuestas por parte de la nueva administración japonesa. Este país se ha comprometido a buscar soluciones al problema de la exportación de cítricos, calzado y cuero españoles hacia su mercado. Los vinos españoles ocupan el tercero puesto por ventas tras de Francia y Alemania.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 2 de diciembre de 1987