Descienden por segundo año las exportaciones de vino de Rioja

Por segundo año consecutivo ha vuelto a descender el volumen de vino de Rioja exportado, según se pone de manifiesto en los datos facilitados por el grupo de bodegas exportadoras. Durante 1984 se ha consolidado la disminución de las exportaciones, iniciada el año anterior, debido básicamente al incremento de los precios. Si en 1983 la cantidad de vino exportado se redujo en un 2,4%, la disminución en 1984 ha sido del 8,3%, situándose en 28 millones y medio de litros frente a los 31 millones exportados en 1983.

El descenso ha alcanzado tanto a los vinos embotellados como a los de granel, aunque estos últimos, con una variación negativa del 20,3% respecto al año anterior, tienden a desaparecer debido a la escasa competitividad de sus precios. El volumen de exportación de vinos a granel ha pasado de 24 millones de litros en 1970 a 7 millones en 1984, mientras que los vinos embotellados han pasado de 6 a 21 millones de litros en el mismo período de tiempo.A pesar del descenso de las exportaciones, el valor de las mismas ha alcanzado en 1984 más de 6.162 millones de pesetas, lo que representa un incremento del 16% respecto al año anterior. Esto se explica por el fuerte aumento en el precio medio del vino exportado, que ha pasado en un año de 81,7 a 124,8 pesetas por litro a granel, y de 206,3 a 246,9 pesetas por litro de vino embotellado.

Estas cifras no han causado sorpresa en el sector vitivinícola riojano. Está comprobado que los dientes de sierra en la gráfica de exportaciones (años 1972-1973 y 1978) se corresponden con un fuerte incremento en los precios de venta.

El principal país consumidor de vinos de Rioja sigue, siendo Suiza, merced a la gran cantidad de graneles que importa. En cuanto al mercado de vinos embotellados, Dinamarca y el Reino Unido son los principales clientes del Rioja, al comprar cada uno de estos dos países el 16% del vino que se. exporta en botella. Mientras que el mercado inglés ha registrado un importante incremento de ventas, cifrado en casi medio millón de litros, en Dinamarca y Holanda se ha producido un descenso de 300.000 y 400.000 litros respectivamente. El mercado norteamericano registra una ligera mejoría, que le sirve para situarse, con el 10,4%, como el tercer país consumidor de vino de Rioja embotellado.

En cuanto a las cifras de venta en el mercado nacional, los vinos embotellados de Rioja han experimentado entre los meses de febrero y noviembre de 1984 un des censo medio del 4,2% respecto a los mismos meses del año anterior, según se desprende del panel Nielsen.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS