Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Manifestaciones y decenas de detenidos en la jornada de protesta contra la política gubernamental en Chile

Decenas de personas fueron detenidas, entre ellas 34 seminaristas y un sacerdote católico, en la jornada de "protesta nacional" convocada ayer por los sectores sindicales y profesionales. El presidente de la Confederación de Trabajadores del Cobre, Rodolfa Seguel, manifestó su protesta por "la presencia de fuerzas militares y carabineros en las calles".A pesar de ello, en las principales ciudades los automóviles circularon muy despacio y, en ocasiones, hacían sonar el cláxon, respondiendo a las instrucciones de los convocantes. El absentismo escolar, sobre todo en los colegios particulares fue apreciable.

El ministro del Interior, general Enrique Montero, que previamente había anunciado que el Gobierno tomaría todas las medidas necesarias para garantizar el orden y la seguridad ciudadana, entregó en la tarde ayer al presidente, general Augusto Pinochet, un informe sobre la situación en el país en el que la calificaba de "normal". Sin embargo, una emisora de radio informó de la detención de 90 manifestantes. También fueron detenidos el sacerdote católico Luis Valenzuela y 34 seminaristas cuando se manifestan en el centro de Santiago con pancartas alusivas al día de "protesta nacional".

Prohibición de informar

Un grupo de 150 abogados se manifestaron en filas de tres en los alrededores del Palacio de Justicia. En el campus de la universidad católica, la policía intervino para disolver una manifestación de estudiantes.

Los convocantes de la jornada de protesta denunciaron, en un comunicado, la actuación del Gobierno que "con la prohibición de informar a los medios de comunicación, impartida de forma verbal por las autoridades, se está tratando de tergiversar el sentido de la protesta".

Rodolfo Seguel explicó que el día de "protesta nacional" tiene por objeto "manifestar nuestro descontento y rechazo al sistema laboral, económico y social que se nos ha impuesto". Otro dirigente sindical manifestó que "todos aspiramos al retorno de Chile a su tradición democrática claramente manifestada por el pueblo".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 12 de mayo de 1983