Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
RAE

Pedro Sánchez asegura ante los académicos el apoyo del Gobierno a la RAE

El presidente visita la institución y participa en un pleno después de que el Gobierno aprobara una aportación de cinco millones

Desde la izquierda, el académico José Manuel Sánchez Ron; el presidente de la RAE, Santiago Muñoz Machado; el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez y la académica Aurora Egido, en la sede madrileña de la institución.
Desde la izquierda, el académico José Manuel Sánchez Ron; el presidente de la RAE, Santiago Muñoz Machado; el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez y la académica Aurora Egido, en la sede madrileña de la institución.

Con la noticia previa de los cinco millones de euros que como salvavidas ha decidido aportar el Gobierno a la Real Academia Española (RAE) y buena parte de sus miembros recién llegados del Congreso de la Lengua en Argentina, el presidente Pedro Sánchez asistió este jueves a un pleno extraordinario en la institución. Allí comentó las razones por las cuales el ejecutivo aportará la cantidad este año con un convenio que pretende asegurar la supervivencia de la RAE y una suma similar de fondos para cada ejercicio.

Moncloa quería fotos pero no libretas. Así que los reporteros gráficos fueron bienvenidos, pero no así los periodistas, a los que invitaron a salir por la puerta. El caso es que nadie explicó al final del pleno a qué había ido el presidente del Gobierno. No hubo rueda de prensa ni reacciones en público. Tan solo un comunicado de la propia RAE en el que comentaban cómo había transcurrido la visita y quiénes tomaron la palabra.

Santiago Muñoz Machado, director de la institución, explicó por la tarde a EL PAÍS lo sucedido. La visita fue anunciada la pasada semana mientras se celebró en Córdoba (Argentina) el Congreso del Español. La presencia de Sánchez en un pleno extraordinario ha tenido un fuerte valor simbólico. Apareció en la sede para confirmar y reconocer el servicio público que presta la Academia a la sociedad. Esa es la razón principal por la que el Gobierno pretende apoyar económicamente a la misma y que, como ha declarado el propio Muñoz Machado, “no tengamos que vernos obligados a mendigar”. Dicho servicio se basa en la autoridad que le otorgan los ciudadanos, añade el director. “Va de abajo hacia arriba y en eso se basa su valor, su soberanía e independencia”, comenta.

La presencia de Sánchez en un pleno extraordinario ha tenido un fuerte valor simbólico. Apareció en la sede para confirmar y reconocer el servicio público que presta la Academia a la sociedad

Primero tomó la palabra el propio Muñoz Machado, que explicó el funcionamiento de los plenos y la institución. Le sucedieron en las intervenciones Salvador Gutiérrez Ordoñez, que contó la labor del Departamento del Español al Día, con sus casi dos millones de consultas cada jornada, y Guillermo Rojo, que ahondó en la adecuación tecnológica de la RAE y la importancia de lo que, en el congreso pasado, se ha dado en llamar el español de las máquinas. “Fue un asunto que interesó especialmente al presidente”, apunta Muñoz Machado y confirman otros académicos presentes: el reto de no perder para el español la batalla de la tecnología o los retos de la inteligencia artificial.

También intervino Víctor García de la Concha, que se extendió sobre la estrategia panhispánica. Una vía instaurada durante su mandato hace dos décadas a partir de la cual, las normas que rigen el idioma son consensuadas con las 24 academias del español en todo el mundo. Pedro Álvarez de Miranda, por último, resumió los principales aspectos debatidos en Córdoba. Sánchez ha sido el tercer presidente del Gobierno en visitar la RAE, algo que previamente hicieron José María Aznar y José Luis Rodríguez Zapatero. Además, fue obsequiado con una edición facsimilar del Quijote de Ibarra, que apareció en cuatro tomos en 1780.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >