Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Daniel Ortega actúa como un rey del medievo”

La escritora nicaragüense, que presenta en la FIL su última novela, critica la represión que ha impuesto el mandatario nicaragüense a quien considera un tirano más de la historia

Gioconda Belli en la Feria del Libro de Guadalajara.
Gioconda Belli en la Feria del Libro de Guadalajara.

Rastrea la huida Gioconda Belli en su último libro, Las fiebres de la memoria. Se traslada en él al siglo XIX para relatar la vida de un noble francés que debe abandonar su país y encontrar una nueva identidad lejos de él. Una novela que le permite al mismo tiempo reflexionar sobre el presente; sobre el éxodo de miles de sus compatriotas a Costa Rica ante la inestabilidad en Nicaragua. Resuena en esta obra la voz de los que se van y también se escuchan los ecos del propio pasado de la autora: aquellos años 70 en los que se vio obligada a pasar a la clandestinidad para luchar contra la dictadura de Anastasio Somoza. Cuatro décadas después batalla de nuevo contra un régimen, ahora el de Ortega, que desde hace ya siete meses -cuando comenzaron las protestas- viene dejado un largo reguero de muerte y represión.

Pregunta. ¿Se ha servido de esta novela para reflexionar sobre su pasado?

Respuesta. He tenido una experiencia muy parecida a la que se cuenta en el libro. He vivido en otro país y he tenido que usar otro idioma. También he estado en la clandestinidad y me he visto obligada a cambiarme de nombre [para no ser reconocida]. Me llamaba Laura, Bárbara, Justina….

P. ¿Le preocupa la represión contra periodistas y líderes feministas que ha habido estas últimas semanas en Nicaragua?

R. Nos sentimos impotentes. Nos reprimen con armas y además no nos dejan manifestarnos. Antes [de que prohibieran las protestas] había una forma de responder a [los muertos y los encarcelamientos]: salir a la calle, mostrar que estábamos unidos. Era bien importante poder vernos las caras. Me preocupa la gran agresividad con la que está actuando el Gobierno y que traten, a través de la propaganda, de partir en país en dos. Por un lado estamos los golpistas y en el otro los buenos, según consideran ellos.

P. ¿Cree que puede acabar en un enfrentamiento armado?

R. Sí. No están actuando como estadistas, sino como monarcas. Creen que el país es su feudo. Tienen una actitud propia de reyes del Medievo. Consideran que el Estado son únicamente ellos dos. Su única motivación es mantenerse en el poder. No les interesa el bienestar de la gente.

P. ¿Están tratando de imponer el miedo?

R. Sí y, de hecho, cada día se parecen más al somozismo que gobernó a través del miedo. Deberían saber, por experiencia propia, que eso solo funciona durante un tiempo y el nivel de rechazo al Gobierno ya es enorme. Nunca había visto a la gente con semejante fuerza.

P. ¿Las sanciones de Estados Unidos contra Rosario Murillo acabarán con su sueño de ser presidenta?

R. Ese sueño ya está caput (ríe). Ella misma se ha encargado de destruirlo. La gente ya ha visto su falta de compasión y su interés en hacer propaganda orwelliana. Se dedica a decir que la verdad es mentira y que la mentira es verdad. La gente le ha perdido el respeto a Rosario Murillo y a Daniel Ortega.

P. ¿Qué se truncó para que la revolución sandinista terminara así?

R. Las personas que intervienen en los procesos cuentan mucho. Se puede tener una gran idea y que acabe liderándola un Stalin o un Hitler. En el caso de los Ortega había una gran falta de escrúpulos desde el principio. Lo digo porque estuve trabajando con ellos y me fui. Eran de la filosofía del fin justifica los medios y eso explica buena parte de lo que ha pasado. Como dice Sergio Ramírez tienen la mentalidad de una izquierda jurásica que además también es militar.

P. ¿Tiene esperanza en que el conflicto termine pronto?

R. Vamos a salir adelante. Soy optimista por naturaleza y me alegro de que así sea. Lo que hemos vivido en estos meses ha sido de lo más revolucionario, por lo que [la solución] va a tardar pero Daniel Ortega está ya derrotado. Ha perdido el apoyo de la población y la legitimidad internacional. Eso no se recupera, ya es un tirano más de la historia.

P. Tuvieron que cancelar en Nicaragua el festival Centroamérica Cuenta y el Internacional de Poesía, ¿cómo está afectando a la cultura la inestabilidad del país?

R. Sí, se nota porque muchas actividades giraban en torno a estos dos festivales. Sin embargo, está surgiendo una cultura de resistencia alrededor de la música y la literatura aunque esta necesita más tiempo. Además, el meme se ha convertido en una especie de arte.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información