Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La quiniela de los Oscar 2018

Un análisis, categoría a categoría, de los premios de la Academia de Hollywood para adivinar quiénes van a ganar las estatuillas

Frances McDormand, en 'Tres anuncios a las afueras'. Atlas

Ha llegado el momento. Tras estudiar cada categoría nos arriesgamos a adivinar el futuro, y a concretar los favoritos en cada categoría de los Oscar. No por calidad o gusto personal, sino por cómo ha ido la temporada de premios. Aquí va el listado:

Mejor película: La forma del agua, de Guillermo del Toro. ¿Por qué? Porque ganó los premios del Sindicato de Productores (aunque digamos sindicatos, en realidad deberíamos de calificarlos de gremios) y del Sindicato de Directores. Pero cuidado, hay muchísimas dudas porque Tres anuncios en las afueras ganó el premio a mejor reparto del Sindicato de Actores (el grupo profesional más numeroso entre los académicos de Hollywood), ganó en los Bafta, y el ruido sobre el posible plagio de Del Toro pueden arruinar la carrera del filme del mexicano. A esta apuesta se apunta Los Angeles Times, mientras que Indiewire, The Hollywood Reporter y Variety apoyan a Del Toro.

Mejor dirección: Guillermo del Toro, por La forma del agua. ¿Por qué? Porque se ha llevado todos los galardones en su apartado, incluido los del Sindicato de Directores y el Bafta. Y así el trío de mosqueteros mexicanos habrá logrado su oscar correspondiente en esta categoría.

Mejor actriz: Frances McDormand, por Tres anuncios en las afueras. ¿Por qué? Porque ha ganado el Bafta, el premio del Sindicato de Actores, el Critics' Choice, el Independent Spirit y el Globo de Oro.

Mejor actor: Gary Oldman, por El instante más oscuro. ¿Por qué? Porque ha ganado el Bafta, el premio del Sindicato de Actores, el Critics' Choice y el Globo de Oro.

Mejor actriz secundaria: Allison Janney, por Yo, Tonya. ¿Por qué? Porque ha ganado el Bafta, el premio del Sindicato de Actores, el Critics' Choice, el Independent Spirit y el Globo de Oro. Los fans de El ala Oeste de la Casa Blanca corearemos este momento.

Mejor actor secundario: Sam Rockwell, por Tres anuncios en las afueras. ¿Por qué? Porque ha ganado el Bafta, el premio del Sindicato de Actores, el Independent Spirit, el Critics' Choice y el Globo de Oro.... como los anteriores menos Oldman. Eso deja desgraciadamente fuera a Willem Dafoe, enorme en The Florida Project.

Mejor guion original: Tres anuncios en las afueras, de Martin McDonagh. ¿Por qué? Jordan Peele ganó el premio del Sindicato de Escritores con Déjame salir, pero es que McDonagh no podía competir. Y en el ambiente -según los últimos listados-, no parece que tenga rival.

Mejor guion adaptado: Call Me By Your Name, de James Ivory. ¿Por qué? El veterano cineasta será el ganador más veterano de la historia a sus 89 años (este guion lleva mucho tiempo dando vueltas), si no gana Agnés Varda en su categoría (la francesa es ocho días mayor que el californiano). Se ha llevado el premio del Sindicato de Guionistas y el Bafta.

Mejor película de habla extranjera: Una mujer fantástica (Chile), de Sebastián Lelio. ¿Por qué? Porque han hecho una estupenda campaña en EE UU. El insulto es más de brocha gorda, y en los últimos días puede haber rascado terreno, pero... En cuanto a Ruben Öslund y su The Square, ni siquiera le ayudará la Palma de Oro. La otra rival con poderío, la rusa Sin amor, no ha entrado nunca -parece- en el alma de los académicos. Así que Chile ganará su primer Oscar tras llevarse anoche también el premio a Mejor Película Internacional de los Independent Spirit.

Mejor largometraje de animación: Coco, de Lee Unkrich y Adrián Molina. ¿Por qué? Aquí no hay dudas. Estatuilla para Pixar.

Mejor documental: Icarus, de Bryan Fogel. ¿Por qué? Porque Netflix está haciendo mucha campaña por un documental que va de deportes, ahora justo que acaban de terminar los Juegos Olímpicos de Invierno. Y aunque Los últimos hombres en Alepo sea demoledor, en esta categoría la otra gran opción es Caras y lugares, de JR y Agnès Varda. Y así habría doble homenaje para Varda, que este año es una de los cuatro cineastas reconocidos con el Oscar de Honor.

Mejor fotografía: Roger Deakins, por Blade Runner 2049. ¿Por qué? Porque la Academia se lo debe, y Deakins, un maestro, todavía no lo ha obtenido a pesar de haber sido candidato en otras 13 ocasiones. La Sociedad Americana de Directores de Fotografía y e Bafta ya le premiaron.

Mejor banda sonora: La forma del agua, de Alexander Desplat. ¿Por qué? Los cinco finalistas son de nivel, pero la época Williams ya acabó. Desplat es el genio actual, y con La forma del agua ganará su segundo oscar.

Mejor montaje: Dunkerque, de Lee Smith. ¿Por qué? El Sindicato de Montadores le dio el premio en su categoría de drama... y de entre todo lo bueno de la película de Nolan, el montaje sobresale aún más.

Mejores efectos visuales: Blade Runner 2049, de J. Nelson, G. Nefzer, P. Lambert y R. R. Hoover. ¿Por qué? Su Sociedad reparte un montón de premios, y ha habido para todos. Pero todas las películas de la saga simiesca han perdido en este apartado, la Academia no las aprecia, así que camino despejado para Blade Runner 2049.

Mejor diseño de producción: La forma del agua, de P. D. Austerberry, S. Vieau, J. A. Melvin. ¿Por qué? Porque han ganado en el Sindicato de Directores de Arte y el Bafta, pero Blade Runner 2049 está ahí acechando...

Mejor diseño de vestuario: El hilo invisible, de Mark Bridgees. ¿Por qué? Porque si no gana una película sobre la moda... Bromas aparte, La forma del agua ganó el premio de su Sindicato en el apartado vestuario de época, aunque sospecho que los votantes decidirán en esta categoría por la materia de la que trata El hilo invisible.

Mejor maquillaje y peluquería: El instante más oscuro, de K. Tsuji, D. Manilowski y L. Sibbick. ¿Por qué? Porque en esta categoría solo hay dos opciones más. Y aunque mestros como Rick Baker digan que el gran trabajo es el de Wonder, los expertos en este apartado son solo el 3% de los votantes totales. A la Academia le gusta votar transformaciones de actores en personajes reales, y con recordar cómo es en la vida real Gary Oldman... El Sindicato de Estilistas y Maquilladores dio dos de sus premios a El instante más oscuro.

Mejor sonido: Dunkerque, de G. Landaker, G. Rizzo y M. Weingarten. ¿Por qué? La Sociedad de Audio Cinema les dio su voto, y en general las película de guerra suelen pillar estatuilla.

Mejor montaje de sonido: Dunkerque, de R. King y A. Ginson. ¿Por qué? El Sindicato de Montadores de Sonido les dio uno de sus dos grandes premios. Aunque el otro fue para su rival Blade Runner 2049. Apostamos por el doblete.

Mejor canción: Remember Me, de Coco, de Robert López y Kristen Anderson-López. ¿Por qué? Los compositores de Frozen parecen ganar por los pelos la competición en los últimos días a This Is Me, de Justin Paul y Benj Pasek (el equipo de La La Land), para El gran showman. Aquí la cosa va muy muy igualada, según los medios especializados.

Mejor cortometraje de animación: Dear Basketball, de Glen Keane y Kobe Bryant. ¿Por qué? Porque Keane es considerado uno de los grandes animadores de Disney de los ochenta y noventa, y porque Kobe Bryant es el héroe local. El corto ilustra con blanco y negro y púrpura y oro (los colores de Los Ángeles Lakers) un poema sobre el amor al baloncesto de Bryant, y se proyectó por primera vez el día de la retirada de sus camisetas.

Mejor cortometraje de ficción: DeKalb Elementary, de Reed van Dyk. ¿Por qué? Porque se inspira en un tiroteo en un colegio de Atlanta.

Mejor cortometraje documental: Heroin(e), de Elaine McMillion Sheldon. ¿Por qué? Porque ha sido muy promocionado por Netflix y porque se centra en la actual epidemia de enganche a opiáceos que está asolando Estados Unidos.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información