Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
DARIO FRANCESCHINI | MINISTRO DE CULTURA DE ITALIA

“No nombré a ningún extranjero, sino a 20 europeos”

Dario Franceschini, ministro de Cultura y Turismo de Italia, responde a las críticas

Defiende proyectos como la reconstrucción de la arena del Coliseo

El ministro de Cultura y Turismo de Italia, Dario Franceschini. Ampliar foto
El ministro de Cultura y Turismo de Italia, Dario Franceschini. CORDON PRESS

Dario Franceschini (Ferrara, 1958) es el ministro de Cultura y Turismo de Italia desde febrero de 2014. Es decir, de este abogado y escritor del izquierdista Partido Demócrata dependen joyas como el Coliseo o Pompeya. En un año y medio, Franceschini ha tomado decisiones y aprobado medidas que le ha traído aplausos y críticas. La última: el nombramiento de siete extranjeros de entre los directores de 20 grandes museos públicos, sobre la que responde a EL PAÍS por teléfono.

Pregunta. Dice que estos 20 directores son “un gran avance”. ¿Por qué?

Respuesta. Italia tiene una gran tradición y una legislación enraizada para la tutela del patrimonio. Pero en su valorización nos quedamos atrás. No tenemos un gran museo nacional, como el Prado, sino 4.000 centros. El mayor, los Uffizi, es 12 veces más pequeño que el Louvre. Los nombramientos son el último pedacito de una reforma para unos museos más autónomos y modernos.

P. Un exdirector habla de “derrota para el país”. ¿Es importante que los elegidos sean italianos?

R. Es una estupidez absoluta. No nombré ningún extranjero, sino 20 europeos. De hecho, en un futuro me gustaría que algunos vinieran de fuera. Si hay un sector donde no cuenta la nacionalidad sino el currículo es el del arte.

P. También se han criticado algunos de los currículos.

R. Basta con leerlos.

P. ¿Era necesario invertir 18 millones en reconstruir la arena del Coliseo? ¿Cuánto se tardará?

R. Tres o cuatro años. Al principio habrá una fase de estudio de las estructuras con mucha atención. Y claro que vale la pena. Primero: la norma preveía que se financiaran proyectos con capacidad de atracción turística. Segundo, ha habido un debate entre arqueólogos sobre el asunto. Tercero: he financiado un proyecto que ha sido presentado por la superintendencia de Roma. Cuarto: los turistas podrán visitar los subterráneos, entender cómo funcionaba todo, y a la vez traeremos al Coliseo espectáculos de altísimo nivel, no los conciertos de rock o los partidos de fútbol que dicen algunos. Y, por último, hasta el siglo XIX la arena existía. Luego se quitó y nunca se volvió a colocar.

P. ¿Qué es un espectáculo de “altísimo nivel”?

R. Pienso en Medea de Séneca, en teatro antiguo, música clásica, ver danzar a Roberto Bolle [un bailarín italiano]... Tenga en cuenta que solo cabrán pocos cientos de personas. Pero con los derechos televisivos se puede financiar la tutela del monumento.

P. ¿Cómo va la restauración del Coliseo y la Fontana di Trevi?

R. Para el Coliseo no sabría decirle un tiempo: en torno a un año y medio. El de la Fontana de Trevi terminará en pocas semanas.

P. ¿La restauración financiada por patrocinadores le convence?

R. El modelo [del empresario] Della Valle era una esponsorización, pero alguien que pone 25 millones para el Coliseo se merece agradecimientos. Y aprobamos un incentivo fiscal del 65% sin límites, para quien quiera ayudar a restaurar el patrimonio.

P. Hay 105 millones de la UE para Pompeya que tienen que ser invertidos antes de 2016. Parece que van con retraso.

R. No sé dónde lo leyó. Tras su visita de hace dos meses, los inspectores de la Unesco reconocieron que las dificultades están superadas. Ya hay 35 obras en marcha [de 47] y todos los fondos para 2015 están comprometidos.

P. Ha afirmado que, tras la aprobación el año pasado de desgravaciones para los rodajes de cine, “las grandes producciones han vuelto a Cinecittà”. ¿No es pronto para sacar ya un balance?

R. Aprobamos el tax credit [desgravaciones al 25%, con el límite de devolución que pasó de cinco a 10 millones] en julio de 2014 y seis meses después la facturación de las producciones extranjeras ya sumaba el doble que en todo 2013. En cuanto llegó la reforma, llegaron las producciones.

P. ¿Qué opina del IVA cultural español al 21%?

R. Hay que ir hacia una armonización a nivel europeo a la baja.

P. ¿Qué le interesa de la cultura española?

R. Prácticamente todo. Es imposible escoger. Digamos que me iría a vivir a Ronda.

Más información