Peter Singer: “La Iglesia no se toma muy en serio acabar con la pobreza”

El escritor y académico aborda la lucha contra la pobreza en 'Salvar una vida' El profesor de Princeton considera las donaciones como una herramienta vital

La portada del libro de Peter Singer: 'Salvar una vida'.
La portada del libro de Peter Singer: 'Salvar una vida'.

Últimamente las noticias, libros, películas y series sobre la crisis nos invaden a todas horas, pero a nadie se le ocurre escribir sobre donaciones con los tiempos que corren. A nadie, salvo al profesor de la Universidad de Princeton Peter Singer (Melbourne, Australia, 1946). En Salvar una vida: Cómo terminar con la pobreza (Katz y Clave intelectual), el intelectual defiende la tesis de que la pobreza se puede erradicar y, no hacerlo, demuestra una ética errónea. Con la ayuda de ejemplos que plantean serios dilemas morales Singer propone algunos cambios para acabar con la pobreza y dicho comportamiento equivocado.

"De la misma manera que un artículo de The New York Times convenció a un número significativo de personas a realizar una donación, la posible repercusión de una obra así ha sido una razón poderosa para escribir este libro", explica Singer. De la misma forma, el académico ha querido quitarse esa espinita que conservaba desde su primer artículo sobre la pobreza en 1972. "Hay un desequilibrio en el mundo. Debemos cambiar nuestra ética a la hora de pensar y quienes más tienen deben colaborar de forma significativa con los que prácticamente no tienen nada".

Uno de los puntos clave del libro se basa en la idea de solucionar o, al menos, paliar la pobreza extrema a través de pequeñas donaciones, que crecerían en función de la renta. Por ejemplo, en la priemra categoría, Singer sugiere que aquellos ganen entre 78.000 y 110.000 euros donen un 5% de su salario. "No es un secreto. Yo dono en torno a un cuarto o un tercio de lo que gano. Son cifras de seis dígitos", asegura.

La ética del australiano es, sin duda, exigente. Otra de sus proposiciones pasa por argüir que una vez satisfechas todas las necesidades materiales, el resto del dinero debe destinarse a donaciones. "Si con tu dinero o el mío un niño no contrae la malaria, pues está mejor empleado que en un hotel caro durante unas vacaciones. Me gustaría, pero es más importante", asevera.

Política y revolución

Si bien es cierto que el mundo necesita un cambio, un moderado Singer no quiere esperar a cambios en la política. "Una revolución, como sería el comercio justo, es un sueño a corto plazo. Es una cuestión práctica. Si hay pocas posibilidades de alcanzar ese tipo de cambio, debemos mirar alrededor y encontrar una estrategia que ofrezca mejores espectativas de ayudar realmente a algunos pobres". El papel de los Estados es, no obstante, vital en los países más pobres del planeta."Si cambiamos la forma de comerciar y eliminamos los subsidios agrícolas lograríamos un gran cambio para algunos países", vaticina Singer.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Pero más allá del comercio just, el académico identifica más problemas. Los países desarrollados obligan a aquellos necesidades de ayuda exterior a comprarles productos a cambio de ayudas. Asimismo, los países más ricos comercian con regímenes dictatoriales que no miran por el bienestar de sus ciudadanos. "El dinero que pagamos por petróleo u otros bienes no llega la gente del país, se queda en los bolsillos de una élite corrupta. Es como comprar bienes robados. Deberíamos tener una lista de estos países y boicotearles de la misma manera que se quiere hacer con Irán por su supuesto desarrollo de armamento nuclear".

El escritor y académico Peter Singer.
El escritor y académico Peter Singer.Universidad de Princeton

Alejados de la realidad

La combinación entre la difusión de la responsabilidad -descrita así en psicología social por el caso de falta de ayuda a Kitty Genovese- y el efecto víctima -no identificar a quien necesita ayuda- motiva la pasividad ante la que nos encontramos. Una clara muestra de ello son las cifras de mortandad infantil mundial. "Muchos niños mueren antes de su quinto cumpleaños por causas que son evitables. Desde la primera edición del libro en EE UU la cifra se ha reducido de nueve millones al año, hasta el informe más reciente de UNICEF que habla de 6,9 millones. Es buena señal pero queda trabajo por hacer".

La inacción de la Iglesia

Tras describir el papel que juegan las donaciones en el islam y el judaísmo, Singer arremete contra la Iglesia católica. "La Iglesia no se toma esto muy en serio lo de 'Vended vuestros bienes y dádselo a los pobres'. Se ocupan más del matrimonio gay, el aborto, la eutanasia, que no son temas muy prominentes en la Biblia. Si Jesús volviera a la Tierra se haría a un lado y diría: 'No vivís como cristianos, sino en la comodidad y deberíais centraros en los pobres como prioridad ética número uno".

Crisis económica occidental

La tormenta en la que está sumergida Europa y, en menor medida, Estados Unidos, es una crisis a medio gas comparado con lo que se vive en otros países, según Singer. "No quiero minimizar el sufrimiento de España, Grecia u otros países europeos pero están mejor que un proporción grande de la población mundial. España ha recortado su ayuda al exterior y es lamentable porque apenas le afecta. Entiendo que la gente diga que hay que ayudar a los desempleados o desahuciados pero, con todo y con eso, un desempleado en España no está tan mal como en países extremadamente pobres: nadie tiene que andar dos horas para ir a conseguir aguar, todo el mundo tiene acceso a sanidad, sus hijos pueden ir a colegios", razona el académico.

Productividad y población

Uno de los puntos que más parecen irritar a Singer es el hecho de poder acabar con la pobreza con los medios de que disponemos, según él. "Es una cuestión de distribución porque la productividad es lo suficientemente buena. Si dividimos la cantidad de alimentos entre la población, nos da una cantidad suficiente para que todos tengamos una dieta adecuada de calorías y proteinas", argumenta el académico. Sin embargo, reconoce que la población es un problema y un reto que se aborda cada diez años en cumbres mundiales.

*Salvar una vida. Cómo terminar con la pobreza, de Peter Singer. Editado por Katz y Clave intelectual. 203 páginas.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS