Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ocho terrazas veraniegas, cinco de ellas de la Castellana, fueron cerradas ayer por el Ayuntamiento

Ocho terrazas de verano recibieron ayer la definitiva orden de cierre por parte del Ayuntamiento, al haber sido desestimadas las alegaciones presentadas. Las terrazas afectadas son las del paseo de la Castellana, 10 (Rebeca), 21, 24 (Shanga), 42 (la Sirena) y 122 (El Huevo del Buitre), y las situadas en la plaza de la República Argentina, calle del Genil y paseo del Prado, delante del hotel Ritz (El Chiringuito). Esta última ha sido clausurada sólo con el informe y el acta notarial que se levantó por orden del hotel, por lo que el presidente de la junta está dispuesto a autorizarla en otro emplazamiento.

El Ayuntamiento anuncia el cierre de 13 de las 91 terrazas situadas en el centro de Madrid

El Ayuntamiento ha anunciado el cierre de 13 de las 91 terrazas veraniegas de los distritos de Centro, Retiro, Salamanca, Chamartín y Chamberí. Las protestas de los vecinos han obligado a confeccionar un inventario de las terrazas correspondientes a locales de hostelería. Los servicios centrales han elaborado unas normas para este verano, que serán enviadas a los adjudicatarios, cuyo incumplimiento supondrá el cierre o la sanción de las terrazas.

Barranco ordena revisar las licencias de las terrazas

Juan Barranco, alcalde de Madrid, ha ordenado revisar todas las licencias concedidas para la apertura de quioscos con terrazas de verano en las principales vías de Madrid. Alrededor de 40, de los más de.300 quioscos abiertos, presentan graves irregularidades, lo que puede suponer su cierre. Para el próximo año se dictarán una normas estéticas y aumentarán las tasas. Según el alcalde, algunas terrazas han cometido "auténtica piratería".

Cerca de 4.000 terrazas de verano ocupan las plazas y calles de la ciudad

Alrededor de 4.000 terrazas se han instalado este verano en la capital de España. El ambiente nocturno y la revitalización de algunas zonas de la ciudad no sólo se han quedado en los grandes ejes -como el paseo de la Castellana-, smo qne han Regado a otros barrios que hasta ahora carecían de terrazas y chiringuitos. La fiebre del quiosco ha sido de tal envergadura este año que ni tan siquiera el Ayuntamiento sabe el número total de locales existentes, ya que a los permisos que se conceden en la plaza de la Villa hay que sumar los que facilitan las 18 juntas de distrito.