El parón con AstraZeneca ralentiza la vacunación en España: así avanza en cada comunidad

Con citas anuladas y personal esencial a la espera, las autonomías ya han administrado 5,7 millones de dosis y casi 1,7 millones de personas han completado la pauta vacunal

Una sanitaria vacuna a un hombre en el hospital de campaña de La Fe, en Valencia.
Una sanitaria vacuna a un hombre en el hospital de campaña de La Fe, en Valencia.Mònica Torres

El parón de la vacunación con el fármaco de AstraZeneca tras la detección de casos de trombos —coágulos en la sangre— en personas de la Unión Europea ha sacudido el tablero de la inmunización en España. Las comunidades autónomas ya encaraban la segunda quincena de marzo a medio gas, con las vacunas llegando aún al ralentí y administrando las dosis a varias velocidades; pero el revés con la de AstraZeneca pone en jaque otra vez el objetivo del Gobierno de tener al 70% de la población inmunizada en verano. A la espera de que la Agencia Europea del Medicamento (EMA) se pronuncie sobre un eventual vínculo entre la vacuna y los casos de trombosis, el Ejecutivo ha decidido frenar la administración de este fármaco durante al menos 15 días, pero ha asegurado que no afectará al calendario vacunal. Según los últimos datos del Ministerio Sanidad, la semana pasada se administraron 932.704 vacunas contra la covid en España, de las que 304.705 eran de AstraZeneca (el 32,7%). Ello quiere decir que si el ritmo fuera a seguir igual esta semana, se iría casi un 33% más lento por el parón con la vacuna anglosueca.

Por lo pronto, algunas comunidades ya han empezado a anular las citas para administrar las dosis de AstraZeneca, dirigidas principalmente al personal esencial menor de 55 años. Este colectivo, de hecho, es el que se mantiene más a la expectativa, ya que la inmensa mayoría de los vacunados solo había recibido una dosis y les falta el segundo pinchazo. Sanidad indicó el lunes que “hay tiempo” para completar la pauta de vacunación, pues la segunda dosis se da entre 10 y 12 semanas después de la primera.

Desde el 27 de diciembre de 2020, se han administrado 5,7 millones de vacunas en España, pero solo 1,7 millones de personas (el 3,6% de la población) han completado la pauta de inmunización —las tres vacunas distribuidas hasta ahora (las de Pfizer, Moderna y AstraZeneca) requieren dos dosis—. Las autoridades sanitarias, no obstante, presumen que en abril habrá un punto de inflexión y se acelerará el ritmo de los pinchazos: ese mes llegarán también las inmunizaciones de Janssen, las vacunas de una sola dosis que acaban de ser aprobadas por la EMA, y también aumentará el volumen de distribución de las otras inmunizaciones. El Ministerio de Sanidad ha asegurado que Pfizer enviará 4,8 millones de dosis en abril.

La última palabra dependerá, sin embargo, de cómo y cuándo lleguen las vacunas, si el sistema sanitario está preparado para aumentar el ritmo de administración y, además, de que no haya ningún imprevisto, como el de AstraZeneca. “La decisión de suspender la vacunación con AstraZeneca se da en un contexto de escasez de vacunas y, además, la actuación generará una sensación de alarma, miedo y pánico en la población. Volver a recuperar la credibilidad de esta vacuna nos va a costar dios y ayuda”, valora Amós García, presidente de la Asociación Española de Vacunología.

Más información
European Medicines Agency (EMA) Executive Director, Emer Cooke, appears on screen during a videoconference in Brussels, Belgium on March 16, 2021. - The European Medicines Agency remains "firmly convinced" of the benefits of AstraZeneca's coronavirus vaccine despite several countries suspending its use over blood clot fears, the head of the regulator said. (Photo by YVES HERMAN / POOL / AFP)
Emer Cooke, directora de la EMA: “Los beneficios de la vacuna de AstraZeneca superan a los riesgos”
Carolina Darias: “Las medidas de la Semana Santa son el aprendizaje de la tercera ola”
La hora de la vacunación de los enfermos crónicos más vulnerables

Por su parte, la portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, insistió el martes en que la suspensión temporal de la vacunación con AstraZeneca no va a “producir ninguna alteración del calendario vacunal” y descartó que se tenga prevista su sustitución definitiva, porque sería “injusto”.

Con las residencias y los sanitarios prácticamente inmunizados, las comunidades se centran esta semana en continuar vacunando a las personas mayores de 80 años y a los grandes dependientes, aunque las autonomías avanzan a distintas velocidades. En Andalucía, por ejemplo, el 52,24%, de los 400.000 mayores de más de 80 años que se calcula que hay en la comunidad, han recibido una dosis y el 23,72% han completado la pauta. En Galicia, en cambio, ya empiezan esta semana con el segundo pinchazo, y Baleares, por su parte, ha arrancado ya con los ancianos de entre 90 y 94 años tras terminar con los mayores de 95 (eran 2.600). En Madrid, donde viven 320.559 mayores de 80 años fuera de centros sociosanitarios, solo el 55,2% había recibido la primera dosis de la vacuna.

Sanidad ya ha dado a conocer también los primeros enfermos crónicos que se priorizarán: son los pacientes oncológicos en tratamiento con quimioterapia, todos los diagnosticados con un cáncer de pulmón, los trasplantados o en lista de espera para esta intervención, las personas con síndrome de Down mayores de 40 años y aquellos enfermos renales en diálisis. Sanidad ha anunciado que les tocará cuando las comunidades terminen de inmunizar a los mayores de 80 años, pero Cataluña, por ejemplo, se ha adelantado y ya ha empezado. El plan del Gobierno, no obstante, es que este colectivo se solape con la vacunación a las personas de más de 70.

Por lo pronto, así avanza la vacunación en España:

Andalucía

La comunidad superó la semana pasada el umbral del millón de personas vacunadas con la primera dosis de alguna de las tres vacunas que se suministran en España. Más de 1,1 millones de andaluces han recibido el primer pinchazo, de los que 363.191 han recibido la pauta completa, lo que supone el 93% de todas las remesas recibidas. Para esta semana, según los datos facilitados por la Consejería de Salud, se esperaba recibir 79.960 dosis de Pfizer; 37.900 de Moderna y 40.500 de AstraZeneca.

Un grupo de sanitarios administran la vacuna, en Sevilla el 25 de febrero.
Un grupo de sanitarios administran la vacuna, en Sevilla el 25 de febrero.PACO PUENTES (EL PAÍS)

La decisión de suspender temporalmente la vacunación con AstraZeneca ha obligado a la Consejería de Salud a paralizar las inyecciones con este suero a todos los colectivos por debajo de 55 años que la estaban recibiendo: profesionales sanitarios que no trabajan en hospitales ni centros de salud y que no están en primera línea de covid, trabajadores a domicilio, profesores y miembros de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, que habían empezado el proceso de vacunación en la primera semana de marzo. Los cuerpos policiales fueron el último colectivo en sumarse a los procesos que ya iniciaron el 11 de febrero los mayores de 80 años, el 22 de febrero los profesores y el 26 de ese mismo mes los grandes dependientes.

De momento, la Junta únicamente tiene datos de porcentaje de vacunación de profesionales sanitarios y de mayores de 80 años, cuyo proceso para las primeras dosis se interrumpió la semana pasada por falta del fármaco y se espera recuperar a partir de la próxima semana, si llegan los suministros previstos. Las segundas sí se están inyectando. A fecha de 13 de marzo, el 89,07% del personal sanitario ha recibido una toma, mientras que el 85,83% ya se ha puesto las dos inyecciones. En el caso de los ancianos, el 52,24%, de los 400.000 mayores de más de 80 años que se calcula que hay en la comunidad han recibido una dosis y el 23,72% ha completado la pauta. Solo el 0,62% se ha negado a vacunarse, aunque Salud no concreta las razones.

Aragón

Aragón preveía distribuir un total de 36.602 dosis de Pfizer (17.772), Moderna (5.630) y AstraZeneca (13.200) a lo largo de la semana. Sin embargo, la suspensión temporal de esta última ha obligado a paralizar el suministro de este fármaco. La Consejería de Sanidad ha explicado que se estaba administrando a los profesionales menores de 55 años de colectivos esenciales y determinadas profesiones sanitarias, y ha anunciado que informará —una vez resuelta la suspensión— a las personas que estaban citadas de la pauta a seguir. Hasta el lunes, en Aragón se habían administrado 25.652 dosis de esta vacuna (se han recibido un total de 47.600). El director general de Salud Pública, Francisco Javier Falo, ha admitido que la suspensión supone “un revés en la estrategia de vacunación que habrá que valorar en los próximos meses”.

La vacunación de los mayores de 80 años y de grandes dependientes que se realiza desde los centros de salud sigue con normalidad. Por lo que se refiere a la recepción de vacunas, esta semana, el Gobierno de Aragón prevé recibir 17.550 dosis de Pfizer y 6.400 dosis de AstraZeneca, que se suman a las 9.100 dosis de Moderna que llegaron el pasado viernes. Aragón ha administrado 182.899 dosis, lo que supone un 88% de las recibidas, y 58.794 personas ya han completado la pauta de vacunación. La región mantiene un stock de 3.500 dosis como remanente, para garantizar la continuidad del programa de vacunación, en caso de retraso en el suministro.

Asturias

El Principado de Asturias ha dispensado ya 166.072 vacunas, el 85,6% de las dosis recibidas, y más de 58.300 personas han completado la pauta vacunal. Ante el parón de AstraZeneca, la Consejería de Salud ha informado que proseguirá con la campaña en los grupos de personas más vulnerables, a quienes no afecta esta suspensión cautelar. A estos colectivos se les administrarán las vacunas de Pfizer y Moderna, de las que Asturias dispone de 13.000 y 10.000 dosis, respectivamente.

La estrategia de vacunación de Asturias prioriza a las personas de mayor edad dentro de las ocho áreas sanitarias que componen el Principado, y cada una de ellas gestiona el proceso. Los centros de salud, en horario preferiblemente de tarde en caso de zonas urbanas, albergan la inmunización. Portavoces de la Consejería de Sanidad recuerdan que la complejidad varía en función de las zonas, pues hay áreas rurales con menos densidad de población. La vacunación de los grandes dependientes se realiza en su domicilio, de modo que para optimizar la gestión también se les suministra la vacuna a otras personas mayores del entorno. Asturias ha habilitado puntos de vacunación como el palacio de deportes de La Guía, en Gijón, y el AutoVAC de los hospitales Monte Naranco o el HUCA, en Oviedo.

Baleares

En Baleares se habían administrado hasta el martes 110.608 dosis, el 88,6% del total recibido. Pero la comunidad ha suspendido la vacunación a los colectivos a los que se administraba el suero de AstraZeneca, como docentes, policías o personas de 55 años. En las islas, hasta el momento, se han administrado 40.000 dosis de esta vacuna. Esta semana está previsto que lleguen a Baleares 24.280 inmunizaciones.

Desde el 27 de febrero, la comunidad está vacunando a los 25.000 docentes que trabajan en las islas y a los miembros de las policías locales. Entre los profesores de infantil, la primera dosis alcanza al 65% con la administración de 4.219 vacunas, mientras que en el colectivo de primaria llega al 37%, con 6.052 vacunas administradas. Desde el 8 de marzo se comenzó a inmunizar también a guardias civiles, policías nacionales, servicios de emergencias, bomberos, miembros de protección civil y de las fuerzas armadas. Estas vacunaciones, que se estaban realizando con dosis de AstraZeneca, han sido suspendidas temporalmente.

El proceso de vacunación ha finalizado entre los usuarios y trabajadores de las residencias, mientras que entre el personal de primera línea de los hospitales, la cobertura alcanza el 80% y se han administrado más de 15.000 dosis. Entre el resto del personal sanitario, el 74% ha recibido la primera dosis y se continúa con la inmunización de profesionales. Por su parte, en el grupo de los grandes dependientes, alrededor de 4.500, el 75% ha recibido la primera dosis y 1.400 cuidadores han recibido el primer pinchazo. Los mayores de 95 años de las islas, unos 2.600, ya han recibido el primer pinchazo y el pasado fin de semana se comenzó a vacunar a las personas de entre 90 y 94 años.

El 12 de marzo arrancó la vacunación de los nacidos en 1966, 16.226 personas. La vacunación ha quedado suspendida temporalmente. El Servicio de Salud de Baleares es el encargado de llamar y citar a las personas. En el caso de los mayores de 80 años, son citados en el centro de salud, aunque también hay equipos que se desplazan a domicilios de personas con dificultades de movilidad, igual que en el caso de los grandes dependientes. La vacunación del resto de grupos, que se ha estado realizando en los puntos Covid Express instalados en diversas localidades de las islas y que cuentan con varias líneas simultáneas para las inyecciones, ha sido suspendida tras el freno a la administración de dosis de AstraZeneca.

Un hombre recibe la vacuna en el recinto ferial de Ibiza el lunes.
Un hombre recibe la vacuna en el recinto ferial de Ibiza el lunes.Sergio G. Canizares (EFE)

Canarias

La Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias ha administrado 37.166 dosis de AstraZeneca. Este fármaco se estaba inoculando a las personas que integraban el grupo 6 de la estrategia nacional de vacunación, es decir, a los miembros de las fuerzas y cuerpos de seguridad, de los servicios de emergencias, de las fuerzas armadas, así como al profesorado y el personal no docente de Educación Infantil, Educación Especial, Primaria y Secundaria de los centros educativos públicos, privados y concertados de las islas.

En Canarias, ya se ha completado la vacunación de los grupos 1 y 2 (los correspondientes a los residentes y trabajadores de centros sociosanitarios y a los profesionales sanitarios de primera línea), pero la inmunización continúa con el resto de grupos establecidos en la estrategia de vacunación, los sanitarios y sociosanitarios no integrados en el grupo 2, los grandes dependientes, los mayores de 80 años, los colectivos de función esencial para la sociedad y el personal del ámbito educativo público y privado.

Cantabria

Cantabria ha administrado el 81% de las vacunas recibidas y tiene a más de 25.800 personas con la pauta completada. El Gobierno regional tenía previsto recibir esta semana 10.990 vacunas, de ellas hay 8.190 de Pfizer y 2.800 de AstraZeneca, aunque estas últimas han quedado paralizadas a la espera de la resolución de la EMA. El plan de Cantabria continuará con la inmunización de personas inmovilizadas en sus domicilios y con los mayores de 80 años o dependientes en grado 3 (el nivel de dependencia más alto). Cantabria almacena entre el 15% y el 20% de las unidades que recibe para poder reaccionar ante fallos de distribución o eventualidades que impidieran la llegada correcta de las vacunas acordadas.

Castilla-La Mancha

En Castilla-La Mancha se han administrado unas 239.085 dosis, es decir un 78% de las vacunas recibidas. De acuerdo a los datos del Ministerio de Sanidad de este martes, 80.114 personas han completado la pauta de vacunación. Respecto a la suspensión de AstraZeneca por parte de Sanidad, el director general de Salud Pública de la comunidad, Juan Camacho, ha explicado que “por el carácter de cautela y de seguridad, en Castilla-La Mancha se suspende igualmente la administración de esta vacuna”. La comunidad había inyectado este fármaco a 15.465 personas.

En estas semanas se está vacunando en la región a personas mayores de 80 años (se ha inmunizado ya a 41.570 ancianos, el 30% del total de este subgrupo de población). También se está terminando con los últimos grupos de sanitarios que no están en primera línea. El 98,8% de las personas institucionalizadas —unas 23.172— en la región ha recibido al menos una dosis de alguna vacuna.

Castilla y León

Castilla y León tenía previsto recibir esta semana 71.680 vacunas, 39.780 unidades de Pfizer, 20.400 de Moderna y 26.800 de AstraZeneca. La comunidad está vacunando a sanitarios que no están en primera línea, grandes dependientes y mayores de 80 años. La comunidad ya ha administrado 380.228 y hay cerca de 125.000 personas con la pauta de inmunización completada. En los centros residenciales de Castilla y León, la cobertura vacunal supera el 88%.

Cataluña

Cataluña ha administrado alrededor de 900.000 dosis y ya hay 246.000 personas con la pauta de inmunización completa. Pero el freno a la vacunación con el fármaco de AstraZeneca ha obligado a paralizar 127.000 dosis, ha asegurado el Departamento de Salud: estos 15 días se iba a priorizar la administración de las segundas dosis, pero se ha anulado la cita de las personas que estaban llamadas a vacunarse (sobre todo, personal esencial) y quedarán pendientes de la resolución de las autoridades sanitarias. El secretario de Salud Pública, Josep Maria Argimon, pidió el lunes calma y cautela ante el anunció del parón con AstraZeneca: “Primero tenemos que ver si hay coincidencia en el tiempo, después si hay causa-efecto y después ver si el beneficio-riesgo es favorable o no”.

Una profesional sanitaria administra la vacuna a un ciudadano en los pasillos del Hotel SB Plaza Europa, en Hospitalet de Llobregat (Barcelona), el 11 de marzo.
Una profesional sanitaria administra la vacuna a un ciudadano en los pasillos del Hotel SB Plaza Europa, en Hospitalet de Llobregat (Barcelona), el 11 de marzo.Toni Albir (EFE)

Más del 90% de los residentes han recibido las dos dosis, y la semana pasada habían completado la vacunación el 70% del personal de residencias y el 66% del personal de centros sanitarios. Cataluña ya ha empezado a llamar a las personas trasplantadas, uno de los grupos de riesgo que, según Sanidad, se priorizarán al terminar de vacunar a la población de más edad.

En lo que respecta al personal esencial, la cobertura es del 60% en los docentes, del 81% en los Mossos d’Esquadra, del 71% en los bomberos y por encima del 80% en otro tipo de sanitarios como fisioterapeutas o farmacéuticos, entre otros, según los últimos datos publicados por el Departamento de Salud. Estos colectivos, sin embargo, están a la espera de proseguir su fase de vacunación por el parón en el suministro de las vacunas AstraZeneca.

Comunidad Valenciana

El lunes empezó la vacunación del personal docente y auxiliar de los centros educativos valencianos hasta 55 años, la mayoría con la primera dosis de AstraZeneca. La suspensión de la administración del fármaco anglosueco decidida por Sanidad, siguiendo a otros países europeos, cambió todos los planes este lunes por la tarde. El martes, la consejera de Sanidad, Ana Barceló, se reunió con los miembros de la comisión técnica de vacunación de la Comunidad Valenciana con el objetivo de replanificar el plan de inmunización: estaba previsto administrar la vacuna esta semana a 74.000 personas y en seis días, a un total de 116.032 docentes y auxiliares.

Además, se ha iniciado el proceso para los trabajadores del Servicio de Ayuda a Domicilio (SAD) y de atención primaria de los servicios sociales de los ayuntamientos. Y se continúa administrando a personas con gran discapacidad, a mayores de 80 años y a sanitarios. También a trabajadores de servicios sociales. La mayor parte de estos colectivos recibe la vacuna del laboratorio Pfizer, unas 56.710 dosis en total.

Por otro lado, esta semana se han destinado un total de 17.350 dosis de Moderna para vacunar también a personas de 80 años o más; pacientes ingresados mayores de 80 años o grandes dependientes en centros de larga estancia, y continuar con la inmunización de sanitarios de hospitales públicos. Según los datos del Ministerio de Sanidad, la Comunidad Valenciana ha recibido 608.650 dosis de todas las vacunas y ha administrado 486.767, lo que supone un 80%.

Extremadura

La Consejería de Sanidad de Extremadura asegura que la vacunación va “a buen ritmo” pero lamenta que no les lleguen más unidades para poder ir más rápido. Extremadura ha administrando 151.000 dosis y 53.832 personas han completado la pauta vacunal. La región esperaba esta semana 14.040 dosis de Pfizer, 6.900 de Moderna y 5.100 de AstraZeneca, pero se paralizará la administración de estas últimas.

Las residencias están inmunizadas en un 98% (11.682 vacunados) y ya no hay ningún caso positivo en ellas. Los trabajadores sanitarios y no sanitarios de los hospitales públicos, clínicas privadas y centros de salud también están vacunados (menos los que estaban de baja y que serán inyectados cuando se reincorporen a su puesto). En cuanto a los grandes dependientes no institucionalizados, se ha vacunado a 8.637 (el 95%). En mayores de 80 años que no viven en residencias se ha vacunado a 22.816, lo que representa un 33%.

Extremadura estaba centrada hasta ahora en la vacunación de los mayores de 80 años, los grupos esenciales (Guardia Civil, policías, locales y nacionales, docentes no universitarios, funcionarios de prisiones, protección civil cuidadores profesionales de dependientes) y otros sanitarios (personal de oficinas de farmacia, fisioterapeutas, protésicos dentales e higienistas).

Galicia

Mientras la Xunta da casi por finalizada la inmunización en los geriátricos y centros de discapacidad con un 90% de usuarios y trabajadores con la pauta completa, Galicia empezará esta semana a administrar el segundo pinchazo de Pfizer a los mayores de 80 años. La suspensión de la vacunación con AstraZeneca ha dado al traste con la campaña entre los trabajadores considerados esenciales —profesores, policías, guardias civiles y bomberos— y entre los ciudadanos con edades comprendidas entre los 50 y los 55 años. El pasado sábado fueron inmunizados con la primera dosis de esta vacuna 15.000 de los 250.000 gallegos que están en esta franja de edad y que fueron convocados no solo en hospitales sino también en recintos feriales y centros culturales de toda la comunidad. Con estos grupos, la Xunta había empezado a trasladar la vacunación a grandes espacios, en una especie de ensayo de las inmunizaciones masivas que aspira a realizar en abril con la anunciada llegada de 584.000 dosis. Por el momento, según los últimos datos de Sanidad, la comunidad ha administrado 350.571 dosis, el 91% de las recibidas, y son 95.800, de una población total de 2,7 millones, los gallegos a los que se ha inoculado la pauta completa.

La Rioja

La Rioja continúa inyectando esta semana a las personas mayores de 80 de años y terminando la vacunación de otros grupos prioritarios. Sin embargo, se paralizan las inyecciones al personal docente por la suspensión temporal de AstraZeneca. En la comunidad se han dispensado hasta el momento 7.456 dosis de la vacuna de esta firma a personas entre 19 y 59 años. La mayor parte de ellas (5.126 dosis), al colectivo de trabajadores esenciales, pero también a trabajadores sociosanitarios (1.199 dosis) y a empleados de centros sanitarios (1.118 viales). Según el Plan de Vacunación de La Rioja, esta semana estaba previsto administrar unas 4.500 dosis más a personas incluidas en el grupo de trabajadores esenciales. Desde el inicio de la campaña de vacunación, La Rioja ha administrado 46.881 dosis, el 93% de todas las vacunas recibidas. Más de 14.000 riojanos han completado ya su pauta vacunal.

Madrid

En Madrid viven 320.559 mayores de 80 años fuera de centros sociosanitarios y hasta este lunes, el 55,2% había recibido la primera dosis de la vacuna contra la covid. Casi la mitad de este grupo de riesgo sigue aún sin haber sido inoculado. Este miércoles aumentará el ritmo de ese proceso con la administración del fármaco a 20.553 mutualistas de esta población en el centro de emergencias Isabel Zendal. Durante cinco días, quienes tienen 80 o más años y forman parte de Muface (Mutualidad General de Funcionarios Civiles del Estado de España), Isfas (Instituto Social de las Fuerzas Armadas de España) y Mujeju (Mutualidad General Judicial) podrán recibir la primera dosis de Moderna.

Mientras, arrancarán las segundas dosis con Pfizer para los mayores que ya se vacunaron en atención primaria. Ese calendario marca que será a partir del 12 de abril cuando se ponga la primera dosis en los centros de salud a los mayores mutualistas que resten, a los mayores de 80 que por diversos motivos no hubiesen sido vacunados antes y a los grandes dependientes no inmovilizados y los cuidadores de más de 55 años.

Madrid ya ha inmunizado a más de 40.000 miembros de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, de emergencias y de las Fuerzas Armadas, a más de 62.000 docentes y a más de 5.300 grandes dependientes de grado tres.

Cola de personas esperando a ser vacunadas, en el Wanda Metropolitano de Madrid a finales de febrero.
Cola de personas esperando a ser vacunadas, en el Wanda Metropolitano de Madrid a finales de febrero.Juan Carlos Hidalgo (EFE)

Murcia

Murcia esperaba recibir esta semana 14.040 dosis de la vacuna de Pfizer y 7.200 de la de AstraZeneca. La vacunación que había empezado la semana pasada con profesores y personal educativo de primera y secundaria menores de 55 años (cerca de 40.000 personas en total) se ha tenido que frenar por la suspensión del fármaco de la firma anglosueca. La comunidad seguirá, sin embargo, con las inmunizaciones en los 45 centros de salud de toda la región y en puntos masivos de vacunación a las personas mayores de 80 años y a los grandes dependientes.

La región ya ha administrado 180.650 vacunas y casi 58.000 personas tienen la pauta vacunal completada. La cobertura en los centros residenciales en la comunidad es del 83%.

Navarra

Navarra recibió el lunes 10.220 nuevas dosis (7.020 de Pfizer y 3.200 de AstraZeneca) y prevé que hasta final del mes de marzo lleguen 38.610 más de las tres fórmulas aprobadas hasta la fecha. El Gobierno foral espera que a lo largo del mes de abril las remesas semanales de Pfizer se amplíen hasta las 16.000 vacunas. En esta comunidad ya se han administrado 89.261 dosis en total, de las 109.485 recibidas hasta el momento (el 81,5%). Las personas que han completado su vacunación hasta la fecha son 28.566, según la comunidad.

El lunes se ha retomado la vacunación de los mayores de 80 años de Pamplona y su comarca en el nuevo punto estable instalado en el frontón de la Universidad Pública de Navarra (UPNA), al que se sumará, próximamente, el otro centro de vacunación que se ubicará en el antiguo colegio de los Hermanos Maristas.

País Vasco

El Servicio vasco de Salud (Osakidetza) ha administrado el 79% de las vacunas recibidas. Este lunes llegaron 30.420 muestras de Pfizer y 10.600 de Moderna. Ya se han inoculado 248.308 dosis y algo más de 68.000 personas ya han completado la pauta de inmunización, según el Gobierno autónomo. Son principalmente residentes y cuidadores de centros de mayores (el 99,3%). Además, el 86,4% de los médicos y enfermeras de la sanidad pública vasca (la plantilla la forman 42.000 profesionales) ya han recibido la primera inyección y 6 de cada 10 han terminado el tratamiento. El 75,2% de los profesionales de la red privada de sanidad también fueron inyectados con la primera dosis. Del colectivo de servicios esenciales, el 99,6% de la Ertzaintza (son 4.700 agentes en total) y el 63,4% de los profesores ya tienen inoculada la primera vacuna.

La suspensión de la vacunación con AstraZeneca (52.760 personas han recibido este fármaco) ha obligado a cancelar hasta nueva orden las citas previstas con el profesorado, bomberos, cuerpos policiales, entre otros colectivos. Con AstraZeneca se iba a inocular a unas 24.000 personas esta semana. Osakidetza seguirá vacunando estos días los mayores de 80 años y a profesionales de la salud pública, principalmente.

Ceuta

Ceuta tenía previsto continuar esta semana la vacunación con AstraZeneca, pero de momento ha sido “suspendida, como en todos los sitios”, según explican desde el gobierno de la ciudad autónoma. Hasta el viernes pasado estaban simultaneando la vacunación de mayores de 80 —ya con la segunda dosis—, con la de más de 70 y con los grupos de personal esencial, como maestros o fuerzas de seguridad. Todos ellos eran menores de 55 años que estaban recibiendo la inmunización de AstraZeneca. La ciudad está administrando las vacunas en un espacio habilitado en su propio Ayuntamiento y tiene previsto habilitar la explanada que ya se emplea para los test de antígenos para cuando arranque la vacunación masiva.

Ceuta ha administrado todas las dosis recibidas (9.190). Con ellas, se ha ha vacunado a 2.533 personas, de un total de más de 84.200 habitantes.

Melilla

La ciudad autónoma espera esta semana hasta 2.340 dosis de Pfizer, unas 1.170 más de las inicialmente programadas. Desde el Ejecutivo local y la Secretaría General de Salud Pública se ha criticado el escaso número de vacunas recibidas, lo que está ralentizando la estrategia de inmunización. Melilla es la autonomía que más dosis ha puesto del total de vacunas recibidas (95,8%), sin embargo, se sitúa a la cola con respecto a la tasa de población vacunada: hay 2.370 personas (el 2,5% de la población) con la pauta completa.

Con información de Emilio de Benito, Juan Navarro, Mikel Ormazábal, Ferran Bono, Lucía Tolosa, Eva Saiz, Laura J. Varo, Sonia Vizoso, Elisa Tasca, Diego Estebanez, Lucía Bohórquez, Josep Catà, Isabel Valdés, Bernat Coll, Jesús A. Cañas.

Sobre la firma

Jessica Mouzo

Jessica Mouzo es redactora de sanidad en EL PAÍS. Es licenciada en Periodismo por la Universidade de Santiago de Compostela y Máster de Periodismo BCN-NY de la Universitat de Barcelona.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS