Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sanidad limita las medidas contra el coronavirus a reforzar la información en puertos y aeropuertos

Expertos del ministerio se reunen con las autoridades europeas y autonómicas para preparar un plan de contingencia

Un asistente de vuelo de Vietnam Airlines explica las medidas de seguridad con guantes y mascarilla. En vídeo, preocupación en los aeropuertos españoles ante el regreso masivo de turistas que huyen de Italia.

El Ministerio de Sanidad no tomará, por el momento, medidas extraordinarias ante el brote de Covid-19 en Italia. El responsable del departamento, Salvador Illa, ha manifestado este lunes que con las circunstancias actuales los expertos recomiendan simplemente que se refuerce la información en puertos y aeropuertos para que las personas que llegan con síntomas de zonas de riesgo sepan dónde acudir y qué hacer.

Ni más controles en fronteras, ni limitación del tránsito, ni toma de temperatura a los viajeros son medidas que vayan a implementarse de forma inmediata. Sin embargo, esta misma tarde los expertos del Centro de Control y Prevención de Enfermedades de la Unión Europea se reúnen para evaluar las propuestas de los países. Y mañana, martes, Illa ha convocado un consejo interterritorial con todos los consejeros de salud para evaluar la situación. "Todo lo que hagamos será en coordinación tanto con Europa como con las comunidades autónomas. Hay medidas preparadas por si hubiera que tomarlas, pero por el momento los expertos no las aconsejan", ha señalado el ministro. El único detalle que ha adelantado es que se está estudiando cambiar la definición de los casos clínicos y sospechosos: "Es muy probable que haya un ajuste en la definición de caso clínico, aunque tomaremos esa decisión de acuerdo con la información de las sociedades científicas".

Illa ha reconocido que el nivel de preocupación, tanto entre la ciudadanía como en el propio ministerio, ha aumentado con un brote en Italia que no se esperaba y que ya ha afectado a 229 personas y se ha cobrado siete vidas. Sin embargo, también ha reiterado un mensaje de tranquilidad: "La ciudadanía puede confiar en el sistema nacional de salud y en sus profesionales. Hasta ahora todo se ha manejado con un altísimo nivel de competencia, pero deben tener la certeza de que estamos haciendo un constante seguimiento de la situación para adaptar las medidas a la realidad".

En las últimas horas, el Centro Nacional de Microbiología ha descartado nueve casos sospechosos de personas que habían autorreportado síntomas tras estar en zonas de riesgo. Existen tres en estudio que se conocerán en las próximas horas. Hasta ahora, en España ha habido dos casos positivos, ambos importados, y no se ha producido ninguna transmisión en el país.

La situación internacional, sin embargo, ha cambiado drásticamente en los últimos días. Hasta hace prácticamente una semana todas las infecciones fuera de China estaban controladas y el contagio entre personas era casi inexistente. Pero nuevos brotes en Italia, Corea e Irán hacen temer a los expertos que podamos hablar pronto de una pandemia. El pasado viernes, el director general de la Organización Mundial de la Salud, Tedros Adhanom Ghebreyesus, advirtió de que el tiempo para terminar con el virus se está acabando. Cuanto más se extienda, más complicado resultará.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información