Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sánchez, a quienes banalizan la violencia machista: “Nos van a tener enfrente”

El candidato anuncia una ley de igualdad salarial, pacto por los horarios, retoma la reforma del Código Penal y se compromete con las empleadas del hogar

Pedro Sánchez, antes de su intervención inicial en el debate de investidura. En vídeo, Sánchez habla de "machismo criminal" y advierte a quienes quieren "retroceder al pasado".

El candidato Pedro Sánchez, que presume de encabezar un “Gobierno feminista”, ha prometido en su discurso inaugural de la sesión de investidura medidas para replantear los horarios, recortar la brecha salarial y mejorar los derechos laborales de las empleadas del hogar. Ante el hemiciclo con más mujeres parlamentarias de la historia (47%), Pedro Sánchez ha empleado los primeros minutos para rebatir sin citarlos a Vox. Ha pedido "repudiar con todas nuestras fuerzas todos los intentos de banalización de la violencia que sufre la mitad de la población por el hecho de ser mujer".

El partido de Santiago Abascal niega esta violencia específica, reconocida por organismos internacionales como el Consejo de Europa, y ha pedido en aquellos parlamentos donde tiene representación medidas como cambiar el Instituto de la Mujer por uno de violencia intrafamiliar y ha llegado a equiparar el asesinato de una mujer con el suicidio de su asesino. . "Que tengan algo muy claro, nos van a tener enfrente", les ha advertido Sánchez.

La aprobación de una ley específica de igualdad salarial es una propuesta en la que ya avanzó en la legislatura anterior tanto su partido como su potencial socio de Gobierno, Unidas Podemos, y que también defendía Ciudadanos. Sánchez se ha comprometido además en el estrado del Congreso a que España ratifique el convenio 189 de la Organización Internacional del Trabajo —firmado hace ya ocho años, en 2011, y ratificado por 25 países, pero no por España— que amplía los derechos de las empleadas del hogar. No se trata de un asunto nuevo, sino de una vieja reivindicación que las organizadoras de las huelgas del 8 de Marzo han llevado incluso a las reivindicaciones del Día Internacional de la Mujer.

El pacto para la racionalización de los horarios que prevé Sánchez para que “los españoles y las españolas tengan iguales posibilidades” tampoco es una novedad. El intento de mejorar los horarios en España es una propuesta que lleva años en un cajón. Tras promesas repetidas, como el adelanto de la edición de noche del Telediario -la última del expresidente Mariano Rajoy-, el Congreso de los Diputados celebró hasta una subcomisión sobre racionalización de horarios en 2012, que acabó un informe con medidas específicas y sobre el que no se ha avanzado hasta ahora.

Esta misma mañana se ha confirmado el penúltimo crimen machista. Un hombre asesinó a su mujer y luego se suicidó en un pueblo de Lugo. Sobre él pesaba una orden de alejamiento que no funcionó.   Y este mismo lunes se ha producido un nuevo caso en Calpe, aún pendiente de confirmación. Sánchez ha hecho referencia a ambos asesinatos y ha mandado un recuerdo a las familias de las mujeres. Son ya 1009 asesinadas a manos de sus parejas o exparejas desde que empezó la recopilación de datos oficiales en 2003.

"Ni Manadas ni lobos solitarios"

El presidente en funciones ha ido un paso más allá, en línea con el Convenio de Estambul que España ratificó en 2014 y que contempla como violencia de género también las que se dan fuera del seno de la pareja, como las agresiones sexuales en grupo a desconocidas, un asunto que ha revuelto la movilización social y feminista en España  como nunca con el caso de Sanfermines.  En las últimas semanas se han denunciado nuevos casos en Manresa y Barcelona, aunque no existen estadísticas oficiales que permitan saber si ahora hay más violaciones en grupo que nunca o si lo que existe es más concienciación.

La “violencia machista” también es la que se comete “en la jauría de una Manada”, ha dicho Sánchez. Su Gobierno tiene pendiente el cambio del Código Penal en el que quiere reforzar la importancia del consentimiento de  la víctima, un aspecto que aún no se ha concretado cómo se hará. La reforma contempla, entre otras medidas, eliminar el concepto de “abuso sexual”. "Para mi Gobierno no puede existir una relación sexual sin el consentimiento expreso de la mujer", ha dicho Sánchez. "No queremos manadas ni lobos solitarios en nuestro país".

"La pregunta es: ¿Dónde debe estar España? Nuestra respuesta es: siendo un referente mundial del feminismo y de la lucha por los derechos de la mujer", ha añadido el candidato. Sánchez ha recordado que, en los últimos dos años, “cada 8 de Marzo, España es noticia a nivel mundial por su defensa del feminismo” en relación con las multitudinarias manifestaciones vividas en el Día Internacional de la Mujer.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >