Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sánchez centra su programa en los proyectos sociales frustrados en la anterior legislatura

El presidente en funciones, en un discurso con escasas novedades, propone una reforma constitucional del sistema de investidura

Pedro Sánchez, a su llegada al hemiciclo, este lunes. En vídeo, la intervención de Sánchez resumida en 10 minutos.

Pedro Sánchez ha dedicado casi dos horas a perfilar cuáles son las políticas que guían su propuesta de Gobierno. Aunque ha adelantado alguna novedad, su discurso ha estado plagado de propuestas ya conocidas. El presidente en funciones ha aprovechado la mayor parte del tiempo para reiterar las apuestas sociales de su Ejecutivo que se frustraron en la anterior legislatura, como la recuperación de la jurisdicción universal o una ley contra el cambio climático. 

Reforma de la investidura. La primera gran propuesta que Sánchez ha puesto sobre la mesa ha sido la reforma del artículo 99 de la Constitución, que regula la investidura del presidente del Gobierno. Este precepto prevé que para elegir un jefe del Ejecutivo, este requiere la mayoría absoluta de los votos del Congreso en la primera votación —176 diputados, actualmente— o más síes que noes en la segunda. El líder de los socialistas ha apostado por esta medida para evitar que el país "quede bloqueado" políticamente: "Y tenga gobierno y oposición". "Los ciudadanos no deben sufrir nunca más una amenaza de repetición electoral", ha apostillado, tras vincular este cambio legislativo al fin del bipartidismo y el sistema multipartidista que se ha impuesto en las urnas desde 2015.

Vivienda. El problema de la vivienda también ha concentrado parte de la atención del candidato a la investidura. "Es concebida ahora mismo como un privilegio, no como un derecho constitucional", ha especificado Sánchez, que ha planteado a la Cámara impulsar una ley estatal de vivienda con el objetivo de recoger su función social, evitar las situaciones de desamparo y regularla como servicio público. "Se van a adoptar medidas para afrontar las subidas abusivas de los alquileres", ha añadido sobre un asunto clave para Podemos, con el que mantiene abiertas las negociaciones para cerrar un Gobierno de coalición.

Educación. Sánchez ha insistido, en línea con las reiteradas promesas socialistas, que tratará de impulsar un pacto entre los diferentes grupos políticos para elevar el gasto educativo al 5% del PIB (la media del resto de países europeos), y superar así el 4,22% actual. Esto conlleva, al menos, 1.200 millones más de gasto. Como gran novedad, el presidente ha anunciado su intención de que España se convierta en el primer país europeo que reconozca el derecho a la educación a lo largo de toda la vida. Ha recordado el modelo actual se centra en la formación durante las dos primeras décadas de la vida, una fórmula que ya no es útil por la "permanente" necesidad de adquirir nuevas habilidades. Ese cambio conllevará la creación de nuevos sistemas formativos que no existen, en el que se entremezclen centros de Formación Profesional públicos y privados que funcionarán con la colaboración de las empresas. El objetivo de ese nuevo modelo educativo es permitir a los ciudadanos "reiniciarse profesionalmente cuando lo necesiten".

Sánchez durante su intervención. En vídeo, Pedro Sánchez propone una inversión educativa del 5% del PIB.

Sobre la transformación digital del sistema educativo, ha recordado su compromiso de incluir en un plazo de un año un módulo sobre digitalización en cada una de las titulaciones de FP, así como la creación de 80 nuevas ofertas formativas dentro del ámbito de las STEM (ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas), especializadas en áreas como fabricación inteligente, big data, drones o vehículos autónomos. Ha anunciado también una nueva ley orgánica de universidades para actualizarla —"La universidad se está divorciando del mundo"— y la creación del estatuto del becario, para fomentar la retribución de las prácticas y para evitar el encadenamiento de periodos de prácticas.

Respecto a la modernización del currículum básico en la escuela (el programa académico), Sánchez ha anunciado la creación de un instituto de desarrollo curricular e innovación educativa con la participación de las diferentes comunidades autónomas, donde se revisarán los contenidos que se deben enseñar en el colegio.

Economía, Empleo y Pensiones. El candidato ha prometido que se abordará un pacto de rentas con los agentes sociales para mejorar los sueldos. Dentro de este acuerdo, incluirá la promesa del PSOE de subir el salario mínimo (SMI) hasta el 60% del salario medio a lo largo de la legislatura. En la actualidad el SMI se encuentra en los 12.600 euros al año. Y según cuál sea la cifra que se coja para medir el salario medio, el aumento variará. Pero en principio quedaría en unos 1.000 euros en 14 pagas. 

Además, ha anunciado que habrá un nuevo impulso al Pacto de Toledo para acabar con el 0,25% de revalorización de las pensiones al tiempo que se asegura su sostenibilidad, cerrando el déficit de la Seguridad Social en 5 años, cosa que ya estaba pactada en el borrador de acuerdo que rechazó Unidas Podemos en febrero. El factor de sostenibilidad, que ajusta la pensión inicial al aumento de la esperanza de vida y cuya entrada en vigor ha sido pospuesta, será reformulado. Y ha repetido su intención de elaborar un nuevo Estatuto de los Trabajadores que "blinde derechos y regule las nuevas relaciones laborales". La idea es adaptar la normativa a los nuevos tiempos tecnológicos y garantizar que el indefinido sea la principal forma de contratación, acabando con la precariedad. Una vez más, ha asegurado que eliminará los aspectos más lesivos de la reforma laboral de 2012.

Sánchez ha insistido también otros temas recurrentes del Gobierno: una nueva fiscalidad verde; un estatuto del trabajador becario; que los autónomos paguen según sus ingresos; la racionalización de los horarios laborales; la reordenación y simplificación de la protección del desempleo para que tenga más cobertura; la reconfiguración de las bonificaciones a la contratación; la ley de igualdad en el empleo; unos 330 millones para que los ayuntamientos amplíen la educación de 0 a 3 años; un ingreso mínimo vital ligado a la pobreza infantil; la compensación de costes energéticos a la industria que cree empleo y sea energéticamente eficiente, y llegar al 2% del PIB de inversión en I+D. 

El presidente en funciones ha mencionado que una plataforma digital solo tributó 3.146 euros en su primer ejercicio fiscal en España, una información que avanzó el diario Cinco Días y que hacía referencia a Netflix. La cita apunta a que el Gobierno mantendrá su apuesta por el impuesto que grava a las tecnológicas, la llamada Tasa Google.

Discriminación. "Vamos a proponer también que nuestra Constitución se adapte a las exigencias de la Convención de los Derechos de las Personas con Discapacidad", ha especificado el presidente en funciones, que ha apostado así por reformar la Ley Fundamental para eliminar el término "disminuido". El Ejecutivo quiere sustituirlo por "persona con discapacidad".

Derechos LGTBI. Sánchez ha empleado parte de su tiempo en denunciar que "la sombra del odio ha regresado". "Los delitos del odio han aumentado en los últimos años y la historia nos ha hecho recordar que el progreso no es irreversible. Hace dos semanas, cuando se celebraba el Orgullo, vimos varias agresiones homófobas", ha insistido, antes de anunciar que apostarán por tramitar una ley para la igualdad de trato y la no discriminación; un plan integral, y una reforma de la Ley de Identidad de Género.

"Emergencia" climática. Sánchez se ha fijado como el tercero de sus seis principales objetivos de la legislatura la "emergencia climática", asumiendo así el término que desde algunos sectores ecologistas y políticos utilizan desde hace unos meses para referirse al cambio climático. El candidato a la presidencia, además, ha defendido que su Gobierno será "ecologista y feminista". "Frente al cambio climático, transición ecológica", ha propuesto Sánchez, que en la anterior legislatura ya puso en marcha un Ministerio para la Transición Ecológica, similar al de Emmanuel Macron en Francia.

Sánchez ha anunciado que se aprobará "cuanto antes" la ley de cambio climático, pendiente desde hace una década en España y cuyo borrador no dio tiempo a que empezase a tramitarse la legislatura pasada. Esa norma contemplaba la obligación de que las ciudades de más de 50.000 habitantes cuenten con zonas de bajas emisiones, similares a Madrid Central. Sánchez ha reiterado ese compromiso. También ha prometido una ley de movilidad sostenible y otra de plásticos de un solo uso dentro de la estrategia de economía circular. También se ha comprometido a ganar en eficiencia energética a través de la rehabilitación de 100.000 viviendas cada año.

Igualdad. Sánchez, que presume de encabezar un "Gobierno feminista", ha prometido medidas para mejorar los horarios, para recortar la brecha salarial y mejorar los derechos laborales de las empleadas del hogar. Ante el hemiciclo con más mujeres parlamentarias de la historia (47%), ha empleado los primeros minutos para rebatir, sin citar, a Vox. Ha pedido "repudiar" con todas las fuerzas "todos los intentos de banalización de la violencia que sufre la mitad de la población por el hecho de ser mujer". "Que tengan algo muy claro, nos van a tener enfrente", ha dicho.

Este mismo lunes por la mañana se ha confirmado el penúltimo asesinato machista y se ha producido un nuevo caso en Calpe (Alicante), aún pendiente de confirmación. La "violencia machista" también es la que se comete "en la jauría de una Manada", ha dicho Sánchez. Su Gobierno tiene pendiente el cambio del Código Penal basado en el consentimiento de la víctima y que propugna, entre otras medidas, eliminar el concepto de "abuso sexual", un asunto al que también ha hecho referencia. "Para mi Gobierno no puede existir una relación sexual sin el consentimiento expreso de la mujer", ha dicho Sánchez. "No queremos manadas ni lobos solitarios en nuestro país".

Justicia. Las iniciativas del presidente en funciones en este ámbito se han centrado en tres medidas que ya había puesto en marcha en la anterior legislatura: la recuperación de la jurisdicción universal, abolida por la mayoría absoluta de Mariano Rajoy (PP); el fin a los plazos para instruir las causas judiciales, implantado por los populares y que ya ha afectado a investigaciones sobre corrupción, y una ley de protección de testigos y denunciantes de casos de corrupción.

Otras medidas. Entre las otras iniciativas que ha perfilado brevemente se encuentran la apuesta por una ley de bienestar animal; una nueva regulación del juego para combatir la ludopatía —"Que se ha extendido de forma descontrolada en las calles de nuestro país, y en particular en los distritos con menos renta"—, y una reforma constitucional para suprimir los aforamientos. 

Con información de Ana Torres, Pilar Álvarez, Antonio Maqueda y Manuel Planelles.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información