Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los precios del alquiler alcanzan sus máximos históricos en 25 capitales de provincia

Barcelona sigue siendo la ciudad más cara, pero Madrid se le acerca tras encadenar cinco meses consecutivos de subidas en la primera mitad del año, según el índice de precios de oferta de Idealista

alquiler
Cartel de alquiler de una vivienda en Madrid.

El precio del alquiler en España se situó en junio en una media de 11 euros por metro cuadrado, superando su máximo histórico por séptimo trimestre consecutivo. Esa cifra supone que entre abril y junio las rentas crecieron un 2,8%, lo que supone una leve aceleración respecto al aumento del 2,4% que experimentaron en el primer trimestre del año. Así, hasta 25 capitales de provincia se encontraban en junio con los alquileres en su máximo histórico, según los datos del portal Idealista, que no refleja el precio final al que se cierran las operaciones (puesto que suele haber negociación entre propietarios e inquilinos) sino los precios de oferta que los arrendadores publican en la web.

Entre esas 25 ciudades se encuentra Madrid, que tras encadenar subidas en cinco de los seis primeros meses del año (en enero los precios se quedaron planos), se acerca más que nunca a Barcelona. En la capital el alquiler medio se sitúa en 16,1 euros por metro cuadrado mientras que en la ciudad catalana, que es la más cara de toda España, valen 16,5 euros por metro cuadrado. El acercamiento también se observa al analizar la variación interanual de precios en ambas metrópolis: mientras en la primera han crecido un 4,2% entre junio de 2018 y junio de 2019, en la segunda lo han hecho un 1,4%. En cualquier caso, Madrid sigue la senda de moderación que Barcelona lleva meses mostrando, ya que ese 4,2% de crecimiento interanual es el más bajo desde mayo de 2015 y hace solo un año seguía con aumentos a dos dígitos. 

Ambas ciudades quedan, además, por debajo del crecimiento de precios del conjunto de España, que fue del 7,1% en el último año. En otras palabras, parece que de momento ha pasado el tiempo en que Madrid y Barcelona tiraban al alza de los precios, aunque ahora son otras ciudades de menor tamaño las que, tras años de estancamiento o bajadas, se han contagiado de esa espiral alcista y toman el relevo. Teruel (19,3%), Castellón (17%) y Ávila (14,9%) son las capitales donde más han subido los precios en el último año. Entre los diez municipios más poblados de España, solo Valencia y Murcia crecen por encima de la media.

Ciudades y comunidades en máximos

Murcia es precisamente una de las 25 capitales de provincia donde el alquiler acabó junio en su precio más alto de la serie histórica de Idealista, que arrancó en 2006 para la estadística nacional pero en algunas ciudades solo recoge datos desde después de la burbuja. Le acompañan en esa lista Almería, Granada, Huelva, Sevilla, Huesca, Teruel, Palma, Las Palmas de Gran Canaria, Santa Cruz de Tenerife, Ávila, León, Segovia, Valladolid, Guadalajara, Toledo, Tarragona, Castellón, Vitoria, Badajoz, A Coruña, Ourense, Logroño, Madrid y Pamplona.

En el extremo opuesto se encuentra Ceuta, donde los precios de oferta son todavía un 20,6% inferiores al máximo registrado, que fue en marzo de 2012. Le siguen Ciudad Real (un 15,8% menos que en diciembre de 2010) y Melilla (un 10,9% menos que en junio de 2013).

Por comunidades autónomas, teniendo en cuenta no solo los precios de sus principales ciudades sino del conjunto de municipios, en seis la media de precios se encontraba al acabar junio en su máximo histórico. Son Madrid, Cataluña, Canarias, Castilla y León, País Vasco y Navarra. Por el contrario, en Cantabria (-40,5%), Asturias (-33,8%) y Galicia (-25,6%) los alquileres todavía se encuentran muy por debajo de sus máximos históricos, que en los tres casos se registraron antes del estallido de la burbuja.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información