Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sánchez carga contra la “irresponsabilidad” de revertir Madrid Central

El presidente se compromete a que las ciudades de más de 50.000 habitantes cuenten con zonas de bajas emisiones como la de la capital

Los diputados del PSOE, durante el debate. En vídeo, Pedro Sánchez en el debate de investidura: "Nadie va a parar Madrid Central".

Pedro Sánchez, que ha prometido un Gobierno "ecologista y feminista" si logra salir investido esta semana, ha criticado este lunes desde el Congreso la "irresponsabilidad" de intentar paralizar Madrid Central, el plan de restricciones del acceso de los vehículos más contaminantes a la zona céntrica de la capital aprobado por el equipo de la exalcaldesa Manuela Carmena. Pero el nuevo Ayuntamiento, gobernado ahora por PP y Ciudadanos apoyados por Vox, intentó frenar ese plan contra la contaminación alegando que no funcionaba bien (aunque dos juzgados han impedido cautelarmente esa reversión).

La paralización que pretendía el Consistorio (a través de una moratoria al sistema de multas que frena el acceso de los coches contaminantes) es "una irresponsabilidad absoluta", según Sánchez. Porque, ha recordado, expone a España "a sanciones europeas". Y ataca al "derecho a respirar un aire limpio de la ciudadanía". "Nadie va a parar Madrid Central", le ha advertido al Ayuntamiento de la capital. 

La Comisión Europea está pendiente de lo que ocurre con Madrid Central en particular y la lucha contra la contaminación en general. España tiene abierto un expediente por el incumplimiento reiterado (durante casi una década) de la directiva de calidad del aire. Y los problemas se centran en dos lugares: Madrid y el área metropolitana de Barcelona.

Hace un par de semanas el comisario europeo de Medio Ambiente, Karmenu Vella, advirtió a España que no estaba haciendo lo suficiente. Bruselas se plantea ahora llevar a España ante el Tribunal de Justica de la UE por este motivo, como ya ha hecho con otros grandes países europeos como Alemania o Francia. Esa demanda puede terminar en sanciones, como ocurrió hace un año con la falta de depuración de las aguas urbanas.

Técnicamente, Madrid Central es una zona de bajas emisiones, un instrumento que lleva más de una década empleándose en la UE. En Europa hay unas 280 áreas de este tipo. El borrador de ley de cambio climático que elaboró el Gobierno de Pedro Sánchez durante la anterior legislatura ya contemplaba que las ciudades de España de más de 50.000 habitantes deban contar con zonas de bajas emisiones. Sánchez ha reiterado este lunes este compromiso.

Emergencia climática

Durante su discurso, Sánchez se ha fijado como uno de sus objetivos de la legislatura la "emergencia climática". El candidato ha defendido que su Gobierno será "ecologista y feminista". "Frente al cambio climático, transición ecológica", ha propuesto Sánchez, que en la anterior legislatura ya puso en marcha un Ministerio para la Transición Ecológica, similar al de Emmanuel Macron en Francia.

Sánchez ha anunciado que aprobará "cuanto antes" la ley de cambio climático, pendiente desde hace una década en España y cuyo borrador no dio tiempo a que empezara a tramitarse la legislatura pasada. También ha prometido una ley de movilidad sostenible y otra de plásticos de un solo uso dentro de la estrategia de economía circular. Y se ha comprometido a ganar en eficiencia energética a través de la rehabilitación de 100.000 viviendas cada año.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información