Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Andalucía y Cataluña lideran la implantación de la medicina personalizada

Las comunidades avanzan sin esperar el plan nacional que ha reclamado el Senado

Proceso de un análisis de ADN.
Proceso de un análisis de ADN. getty images

Andalucía y Cataluña lideran, en este momento al menos, el impulso de la medicina personalizada en España, de acuerdo con el estudio Medicina personalizada de precisión en España: mapa de comunidades, que se ha presentado este miércoles y que se basa en la consulta de los planes autonómicos y encuestas a especialistas (investigadores y representantes de la Administración). Las otras tres comunidades que tienen un "desarrollo alto" de iniciativas en este sentido son Castilla-León, Galicia y País Vasco. Por orden, en esta especie de clasificación, las que siguen son Baleares, Extremadura, Madrid, Navarra, Murcia y Comunidad Valenciana, con un "desarrollo medio". Cierran la lista, con un "desarrollo bajo", Asturias, Aragón, Canarias, Cantabria, Castilla-La Mancha y La Rioja.

La medicina de precisión y personalizada es un concepto amplio que se refiere al diagnóstico y la selección de tratamientos mediante la genética y otros datos, ha explicado Guillermo Antiñolo, director científico del Proyecto Genoma Médico y uno de los participantes en el trabajo que ha financiado el Instituto Roche. Pero no es algo del futuro, sino que ya está aquí, ha añadido.

La medicina personalizada se practica cuando a una mujer se le diagnostica un cáncer de mama HER2+ (que tiene muchas copias de ese gen), por ejemplo, y eso se hace desde hace una década. Los nuevos avances como la determinación de genes implicados en enfermedades poco frecuentes o el uso del Big Data para ajustar un tratamiento son otras variantes de esta aproximación, que van desde el cáncer a las enfermedades inflamatorias, las autoinmunes e incluso las cardiacas. Cualquier patología en la que se pase de un tratamiento o un diagnóstico igual para todos a otro basado en variantes como un gen, la respuesta previa a un medicamento, la concentración de una proteína, la dieta —el sector del bienestar y la nutrición supone actualmente dos tercios del mercado mundial de estas terapias, que alcanzará los 2.000 millones de euros este año— o la microbiota son susceptibles de este abordaje.

Este enfoque terapéutico puede resultar muy caro, como las células CAR-T que consisten en modificar los linfocitos de personas con algunos cánceres hematológicos para que ataquen las células tumorales, y que cuestan más de 300.000 euros por persona en Estados Unidos; o muy barato, como decidir no dar una quimioterapia a alguien porque se sabe por sus genes que no va a funcionar.

Al respecto, Albert Barberà, director general de Investigación e Innovación en Salud de Cataluña, ha apuntado que hay que tener en cuenta el balance coste-efectividad. "Aunque sea un tema espinoso", porque implica poner precio a un tratamiento, "hay que tener en cuenta la economía de la salud". Con un nuevo criterio, según Barberá: preguntarse si ha mejorado la calidad de vida de los pacientes.

GRADO DE DESARROLLO DE LA MEDICINA PERSONALIZADA

Resultado global del mapeo de recursos y acciones en las Comunidades Autónomas para la implantación de la Medicina Presonalidad de Precisión en el ámbito sanitario

Fuente: ‘Medicina personalizada de precisión en España’.

Para elaborar el mapa —del que Manel Carrasco, director de la consultoría sanitaria Ascendo y autor del informe advierte que es una foto fija que puede cambiar rápidamente— se han estudiado aspectos como la inclusión de planes específicos para implantar o desarrollar este tipo de terapias; la asignación de centros de referencia para ello; si hay proyectos para acelerar su uso en la práctica clínica tras la investigación correspondiente; si los hay para incluir los datos a nivel genómico en la historia clínica electrónica; si se ofrece formación específica al respecto, y si se establecen colaboraciones público-privadas para desarrollarlo, entre otros parámetros.

De estos, Antiñolo ha destacado la importancia de compartir la información. "Como la eurodiputada Soledad Cabezón, yo hablo de datos que curan". En ese sentido, el hecho de que la información genómica y de otras ómicas (proteínas, marcadores epigenéticos) esté en la historia clínica digital es fundamental, ha señalado. "Hay que trabajar en un conjunto mínimo de datos básicos que compartir en tiempo real" entre todas las comunidades.

Como es habitual, desde establecer el calendario vacunal a desarrollar leyes de cuidados paliativos, las comunidades ya se han adelantado al plan al respecto que empezó a trabajar el Ministerio de Sanidad, y que ahora no se sabe cómo va a quedar. El Senado concluyó el pasado enero en una ponencia sobre genómica que esa coordinación estatal era necesaria para asegurar la equidad. Precisamente esa es una de las conclusiones del estudio. “La fragmentación es común, y ese es el peor enemigo” para el desarrollo del sistema, sentencia Antiñolo, quien cree que el plan nacional es una urgencia.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información