Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Doce enfermos de hepatitis tras comer en un local La Tagliatella de Alicante

Once casos han requerido hospitalización. Se han detectado casos de la dolencia, de tipo A, entre los empleados del restaurante

Tagliatella hepatitis
La sede de la Consejería de Sanidad valenciana, que ha activado el protocolo tras la detección del brote de Hepatitis A en Finestrat.

Una docena de personas se han visto afectadas por un brote de hepatitis A en la localidad alicantina de Finestrat, según ha confirmado este martes la Consejería de Sanidad valenciana. Todos los afectados tienen en común haber ingerido alimentos en un restaurante de comida italiana de la franquicia La Tagliatella, situado en el centro de Finestrat. Sanidad ha activado el protocolo de seguridad y el local está cerrado al público.

La dirección general de Salud Pública investiga para determinar el origen del brote. Al departamento sanitario le constan 12 casos, de los cuales 11 han precisado hospitalización y actualmente únicamente uno de los afectados permanece ingresado con evolución favorable.

El virus de la hepatitis A -una de las menos graves de los cinco tipos que existen- está presente sobre todo en heces y en sangre. El paciente que la sufre es capaz de contagiar en la primera semana de la enfermedad. Normalmente, el virus pasa de una persona a otra o a un objeto tras una deficiente higiene de las manos. Frutas sin pelar, verduras, mariscos crudos y agua, así como el hielo, muy habitual en los locales de restauración, son fuentes comunes de contagio.

Una portavoz de AmRest, propietaria de la franquicia, ha reconocido que "se han detectado casos aislados de hepatitis A entre empleados del restaurante de Finestrat [así lo ha confirmado la consejera valenciana de Sanidad, Ana Barceló]". Ya ha subrayado que la compañía está colaborando con las autoridades sanitarias para establecer el foco.

Desde el pasado 8 de octubre el local permanece cerrado al público y "se han tomado todas las medidas de seguridad y sanidad requeridas, como la retirada de los alimentos almacenados, y la limpieza y desinfección inmediata de las instalaciones", prosigue la compañía de restauración.

"La seguridad de nuestros clientes y empleados es la prioridad para la compañía y siempre se cumplen los estándares de calidad en nuestros restaurantes. Todos tienen licencia de sanidad en vigor y cumplen con la legislación vigente, además de tomarse medidas adicionales, incluyendo inspecciones de higiene y auditorias propias", ha comunicado AmRest.

Del cierre del establecimiento de comida dieron cuenta algunos usuarios, quienes incluso preguntaron por las redes sociales a la propia cadena propietaria el motivo por el cual las puertas del establecimiento no estaban abiertas. No hubo respuesta.

La franquicia está extendida por toda España y cuenta en la Comunidad Valenciana con una veintena de establecimientos abiertos. Ahora, en la web del local, aparece un aviso de que el restaurante no acepta pedidos. Con capacidad para acoger a más de 180 comensales, fue inaugurado en diciembre de 2015 frente al principal centro comercial de la comarca de La Marina Baixa, visitado cada fin de semana por miles de personas.

"Procederemos a la reapertura del restaurante tras tener el visto bueno de las autoridades", concluye una portavoz de AmRest.

Fuentes municipales han señalado que no les consta ningún episodio anterior relacionado con alguna anomalía sanitaria. La dirección general de Salud Pública  puso en marcha el protocolo y se están llevando a cabo todas las medidas de control, con el aislamiento de los casos, profilaxis con vacuna a todos los contactos catalogados de riesgo y "vigilancia extrema" en cuanto a la posible aparición de nuevos afectados.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información