Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Al menos 33 afectados por un brote de hepatitis A en un restaurante de Palma

Un trabajador infectado propagó el contagio mediante la manipulación de alimentos

Una persona manipula alimentos en la cocina de un restaurante.
Una persona manipula alimentos en la cocina de un restaurante.

Al menos 33 personas hasta el momento han sido contagiadas de hepatitis A en un brote detectado en un restaurante del centro de Palma, propagado por un trabajador enfermo que manipuló alimentos. Los primeros casos fueron diagnosticados el pasado mes de diciembre.

Un médico de familia comunicó al Servicio de Epidemiología balear que dos de sus pacientes enfermos de hepatitis A habían comido en el mismo restaurante. Tras una búsqueda activa de casos se localizó a un trabajador del restaurante que padecía la enfermedad y que mediante la manipulación de alimentos dio origen al brote.

La directora general de Salud Pública, Maria Ramos, explica que se envió a un inspector de seguridad alimentaria al establecimiento, donde se hallaron una serie de deficiencias que pudieron contribuir a la extensión de la enfermedad a otras personas.

“En ese momento continuamos la búsqueda activa de los casos y detectamos a unas 25 personas infectadas” dice Ramos, que señala que los diagnósticos coincidieron con las fiestas de Navidad. La inspección de seguridad alimentaria regresó al restaurante y a pesar de que habían subsanado algunas de las deficiencias, se les pidió que destruyeran los productos elaborados cuando el trabajador infectado estaba en activo y que se hiciera una desinfección del local. El 10 de enero se procedió a cerrar el restaurante para examinar a los trabajadores y comprobar que no había más contagios.

El 19 de enero el local fue reabierto tras llevar a cabo la desinfección, la destrucción de los alimentos y las revisiones a los empleados. Tres de los trabajadores dieron positivo en la enfermedad. El brote alcanza las 33 personas y según la directora general no descartan encontrar más afectados. “A los pacientes se le ha dicho que hagan estudios de los contactos y les comuniquen que tomen medidas preventivas”, añade.

La hepatitis A es una enfermedad aguda que se contagia por vía oral mediante alimentos preparados por una persona infectada. Comienza con síntomas generales como malestar, cansancio y fiebre y provoca también ictericia, un color amarillento en la piel. Hasta el momento ninguno de los pacientes infectados ha presentado problemas derivados de la enfermedad. La Dirección General de Salud ha abierto un expediente al restaurante.

 

Más información