Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Francia establece la vacunación obligatoria para 11 enfermedades

Las leyes de vacunación están siendo reforzadas en toda Europa, donde la caída de la inmunización ha causado un aumento en enfermedades como el sarampión

Francia establece la vacunación obligatoria para 11 enfermedades
Getty Images/Image Source

El Gobierno de Francia ha anunciado este miércoles que aprobará en 2018 la obligatoriedad de la vacunación de los menores para 11 enfermedades, una medida que estará incluida en un proyecto de ley que será evaluado en el Parlamento galo este mismo otoño. De momento, se desconoce la cuantía de las sanciones que acarreará desobedecer el mandato, si los niños podrán matricularse en las escuelas si no están vacunados o si la Seguridad Social correrá con los gastos.

La ministra de Sanidad, Agnès Buzyn, ha detallado este miércoles en rueda de prensa que a final de año se presentará el texto de ley para imponer la obligatoriedad de la vacunación a los niños menores de dos años, ha informado el diario Le Monde.

En la actualidad solo tres tipos de vacunas son obligatorias, las de la difteria, la del tétanos y la de la poliomielitis. A estas se sumarán ahora otras ocho: tos ferina, hepatitis B, bacilo de Pfeiffer, pneumococo, meningococo C —la bacteria que provoca la meningitis y virus de sarampión, paperas y rubeola. El Ejecutivo galo tiene previsto que entre en vigor esta legislación —la Ley de Financiación de Seguridad Social— a comienzos del próximo año.

Buzyn ha defendido que "la cobertura de vacunación en Francia es insuficiente" y que la decisión de incluir otras ocho vacunas dentro del concepto de obligatoriedad responde a un problema de salud pública, dado que algunas enfermedades ya erradicadas han comenzado a reaparecer. "La vacunación ha salvado millones de vidas", ha señalado. No obstante, desde 2008 han muerto en el país al menos 10 personas a causa del sarampión. "Es intolerable y no podemos aceptar que niños y adolescentes fallezcan por no haber sido vacunados", ha agregado.

La noticia la dio el martes entro de una batería de anuncios en la Asamblea el primer ministro, Édouard Philippe, quien recordó que el país es pionero en el desarrollo de las vacunas y fue la cuna de Louis Pasteur, pero ya registran 79 casos de paperas solo entre enero y febrero.

Las leyes de vacunación están siendo reforzadas en toda Europa, donde la caída de la inmunización ha causado un aumento en enfermedades como la varicela y las paperas, además del sarampión, según el Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades. En los últimos años, el auge del movimiento antivacunas ha resucitado males considerados erradicados, como sucedió con el sarampión en Estados Unidos, por desconocimiento o desconfianza, basada en falsas creencias, como que las vacunas provocan autismo.

Según un estudio, realizado por la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres, el país en el que mayor recelo provocan es precisamente en Francia, donde el 41% de los encuestados duda de que las vacunas sean seguras, casi 30 puntos por encima del 12% de media mundial. Bosnia, Rusia e Italia también muestran importantes dudas. En general, la región europea es en la que más se recela de su seguridad (el 17%). Además, en Europa el 8% niega su importancia y el 11% su efectividad. En Europa, España está entre los que menos desconfía de su seguridad (9%), importancia (6%) y efectividad (7%).

Antes que Francia, Italia ya aprobó el pasado mayo una ley que establece la vacunación obligatoria para los niños de 0 a 6 años y sanciones a los padres que no cumplan con el calendario. Además, para inscribir a un niño de 0 a seis años a una escuela infantil o a una guardería en Italia presentar la libreta con 12 vacunas aplicadas: la difteria, el tétanos, la polio, la hepatitis B, la tos ferina, la Haemophilus B, el sarampión, las paperas, la rubéola, la meningococo B y C y la varicela. 

Las medidas se tomaron tras una epidemia de sarampión con 2.395 casos en 2017, de los cuales el 90% no estaban vacunados, mientras que en todo 2016 fueron 844. El país se ha visto salpicado por casos de antivacunas como el de una enfermera que está siendo investigada por, supuestamente, no inocular el suero a unos 500 niños.

Además, en Alemania, que en 2015 registró un importante brote de sarampión, se aprobó el pasado junio una ley por la que sancionarán con multas de hasta 2.500 euros a aquellos progenitores que se nieguen a recibir información sobre los planes de vacunación infantil antes de matricular a sus hijos en una guardería. La escuela infantil, por su parte, está obligada a informar a las autoridades sanitarias de los padres que rechacen cualquier tipo de asesoramiento sobre cómo inmunizar a sus hijos.

En España, vacunar a sus hijos no es obligatorio, sino una decisión exclusiva de padres y madres, aunque la ley regula la posibilidad de forzar a una familia a vacunar en caso de grave riesgo concreto para la salud pública. Esta excepción se usó, por primera vez y de manera excepcional, en Andalucía en 2010 cuando un grupo de niños sin inmunizar por decisión de sus padres provocó un brote con 50 contagios en Granada. El debate sobre la necesidad o no de que sean obligatorias se reabrió en 2015 a partir del caso del niño de Olot enfermo de difteria porque sus padres siguieron el consejo de grupos antivacunas.

Puedes seguir De mamas & de papas en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información