Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

ERC endurece sus ataques a Sánchez para justificar su rechazo a los Presupuestos

Tardà argumenta la enmienda a la totalidad de su partido a las cuentas públicas en que el PSOE ni les llama ni promueve "gestos de categoría" ante el juicio del 'procés'

El portavoz de ERC en el Congreso, Joan Tardá (2i), acompañado por los diputados Carolina Telechea, Gabriel Rufián (2d) y Joan Margall (d), esta mañana en el Congreso. / Vídeo: Declaraciones de Rufián.

Esquerra Republicana de Catalunya ha presentado en el registro del Congreso de los Diputados, poco antes del mediodía de este martes, su enmienda a la totalidad de los Presupuestos del Gobierno de Pedro Sánchez y ha formalizado así su órdago político a la duración de esta convulsa legislatura. El portavoz en la Cámara baja de la formación republicana e independentista, Joan Tardà, ha endurecido mucho su discurso con ataques a Sánchez y al PSOE para justificar su rechazo a las cuentas públicas aduciendo que el Gobierno ni les ha llamado ni ha tenido "gestos de categoría" reales relacionados con los políticos presos, a punto de ser juzgados por el proceso independentista. Por otro lado, ha vuelto a reclamar rectificaciones a la Fiscalía con respecto a ese juicio y una mesa de diálogo con mediación internacional en la búsqueda de un referéndum o consulta a los catalanes.

El portavoz del PDeCAT, Carles Campuzano, se mostró más cauto y concedió alguna oportunidad aún para la apertura de una mesa de diálogo entre los dos Gobiernos, el central y el catalán, de aquí al viernes, antes de que su grupo presente también su enmienda a la totalidad de los Presupuestos: "Hay tiempo, depende del Gobierno y deben mover ficha". Campuzano lo expresó como un deseo y admitió que los contactos entre ambos Ejecutivos todavía se están produciendo. Eso sí, aceptó que si al final no se dan esos resultados, la competencia constitucional para convocar elecciones es solo del presidente, pero adelantó que no ve aún la fecha de las urnas cerca y menos aún junto a los comicios locales, autonómicos y europeos del 26 de mayo. "Mi impresión es que no iremos a elecciones en mayo en el caso de que los Presupuestos naufraguen la semana que viene", afirmó el portavoz neoconvergente. Campuzano sí matizó que el expresidente de la Asamblea Nacional Catalana (ANC), Jordi Sànchez, desvinculó la negociación del conflicto del proceso de los Presupuestos.

Por parte del partido en el Gobierno, su portavoz en la Cámara baja, Adriana Lastra, emplazó rápidamente a ERC a retirar esa enmienda registrada que etiquetó como propia de un movimiento de mercadeo "tacticista y electoralista" y de la "cerrazón del soberanismo catalán" al pedir algo que saben, dijo Lastra, que el Gobierno no puede hacer. La portavoz socialista se refirió así a la demanda de ERC y del PDeCAT de que la Fiscalía retire o module los cargos contra los políticos independentistas que van a ser juzgados por el 1-O. La dirigente socialista lamentó la actitud de Esquerra y apeló a su "responsabilidad" y "sentido común" para no tumbar ahora unos Presupuestos sociales que cree buenos para todos los españoles y catalanes. Y enumeró de nuevo sus virtudes.

Lastra fue pesimista ante la fijación de ERC y Tardà en sus exigencias pero no quiso pronunciarse aún sobre la opción cada vez más posible de que la legislatura se acerque a su fin y se convoquen elecciones: "Eso es potestad y competencia del presidente", afirmó la diputada. Eso sí, la portavoz parlamentaria socialista recordó unas palabras de Sánchez en las aventuraba que si el Gobierno no sacaba adelante los Presupuestos "eso conllevaría un acortamiento de los plazos" de su mandato. Un debate que está plenamente abierto y sin solución hasta ahora en las filas del Ejecutivo.

El PSOE, no obstante, va a intentar reabrir los contactos en el Congreso y desde el Gobierno a todos los niveles. Otras fuentes implicadas en la negociación concluyen en ese sentido que este miércoles y el próximo jueves serán determinantes para conocer la última postura oficial del PDeCAT (tienen hasta el viernes para registrar su enmienda). En la formación neoconvergente hay una profunda división interna.

La exposición de Joan Tardà para argumentar la enmienda a la totalidad de ERC a los Presupuestos presentados por el Gobierno de Sánchez fue una catarata de reproches a la mala relación actual entre republicanos y socialistas y la mantenida, en general, desde poco después de la presentación de la moción de censura en junio pasado, que llevó al líder socialista a La Moncloa. El portavoz nacionalista catalán está muy molesto con Sánchez y el Gobierno porque ni se mueve de su posición en relación a los políticos presos ni les llaman para tener conversaciones sobre las cuentas públicas. "No han llamado para nada", indicó Tardà, y añadió: "Si hubieran tenido algún interés ya habrían llamado".

El dirigente de ERC no valoró que la enmienda a la totalidad significa un varapalo que obligaría al Gobierno a acortar la duración de esta legislatura y convocar elecciones generales. El portavoz republicano no vislumbró el peligro de que, de resultas de las próximas elecciones, pueda constituirse un Ejecutivo alternativo entre todas las fuerzas de la derecha. "Sánchez convocará las elecciones el día que más le interese", espetó Tardà en la sala de conferencias de prensa del Congreso, antes de la reunión de la Junta de Portavoces, sin reparar que en ese escenario su grupo parlamentario cuenta con nueve escaños. "Los Presupuestos son importantes, pero lo es más el marco democrático", razonó.

Tardà añadió que el rechazo de ERC no es fruto de ningún "calentón" sino consecuencia de un "debate muy profundo y muy discutido" en el seno de la formación. El portavoz nacionalista aseguró que su partido está dispuesto "a resistir lo que haga falta" en su posición e insistió repetidamente en que "la pelota está en el lado del Gobierno".

A ERC le ha molestado sobremanera que el Gobierno no haya establecido una negociación seria sobre los Presupuestos pero también, y especialmente, que tanto el Ejecutivo central como La Moncloa insistan en argumentar que no está entre sus competencias y posibilidades cambiar las reclamaciones de la Fiscalía sobre el juicio a los políticos independentistas. Esquerra sostiene que el Gobierno puede y debe proponer otro criterio sobre las acusaciones de rebelión, sedición y malversación que defiende el ministerio público.

La amenaza ya evidente de ERC, y latente del PDeCAT, ha obligado a posicionarse este martes a todos los partidos en el Congreso. La Junta de Portavoces se dedicó íntegramente a organizar los debates de esas enmiendas a la totalidad ya presentadas (de PP, Ciudadanos y ERC) los días 12 y 13 de febrero, en pleno comienzo del juicio a los líderes independentistas en el Tribunal Supremo.

La postura de Podemos y la derecha

Entre los apoyos más claros a los Presupuestos del Gobierno socialista destacó la posición tajante de Podemos. Su líder interina, Irene Montero, subrayó de nuevo la voluntad de su partido de que salgan adelante por su alto contenido social. Montero afirmó que revierten los recortes de la etapa de Mariano Rajoy y el PP, y entiende que son buenos para todos los españoles y catalanes y no deben convertirse en "moneda de cambio" frente a otras reclamaciones territoriales legítimas de los independentistas.

Podemos emprenderá estos días contactos "discretos" con los demás partidos que votaron a favor de la moción de censura contra Rajoy para evitar el colapso de la legislatura. Eso sí, la dirigente de Podemos concluyó que si los Presupuestos no salen adelante "será una mala noticia para los españoles" y también para Sánchez: "Es difícil que un Gobierno solo con 84 diputados pueda sostenerse y se verá abocado a una convocatoria de elecciones".

Los que no concedieron ninguna tregua fueron los portavoces del PP y Ciudadanos. La popular Dolors Montserrat descalificó las cuentas como "perjudiciales, injustas y engañosas" porque entiende que no están respaldadas por instituciones europeas ni españolas y, sobre todo, porque suben hasta siete tipos diferentes de impuestos. El portavoz de Ciudadanos, Juan Carlos Girauta, cuestionó el "mercadeo" de los nacionalistas al negociar votos a los Presupuestos por indultos y aseveró que su enmienda total tiene que ver más con el agujero que observan de 10.000 millones de euros y con los "sablazos" en los tributos.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información