Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“La derecha quiere abatir al presidente y boicotear al Gobierno”

El Ejecutivo: "Lo que estamos vendiendo a Arabia Saudí son bombas láser de alta precisión y por tanto no se van a equivocar matando yemeníes"

La portavoz del Gobierno y ministra de Educación, Isabel Celaá, durante la rueda de prensa este viernes.

El Gobierno ha vivido la semana más difícil en sus 105 días de vida, pero "está en un excelente estado de salud" y convencido de que todo el "ruido" de esta semana se despejará con la publicación de la tesis del presidente Pedro Sánchez y la comprobación de que no hubo plagio, con lo que el Ejecutivo volverá a recuperar el control de la agenda política con reformas progresistas. Ese es el mensaje que trasladó como resumen de la situación la portavoz, Isabel Celaá, tras el Consejo de Ministros de este viernes.

El presidente, que ha sufrido un ataque personal directo con el cuestionamiento de sus estudios, "está fuerte, firme, convencido de que todo lo que se ha montado ha sido solo para armar ruido y tratar de abatir al Gobierno, pero las acusaciones no tienen nada que ver con la realidad". Por primera vez, Celaá, que habitualmente evita hablar de la oposición, utilizó un tono muy duro contra ellos, con términos bélicos. "La derecha, con una estrategia conjunta y atrevida", dijo en relación al PP y Ciudadanos, "quiere abatir al presidente y boicotear al Gobierno", se quejó.

El Ejecutivo quiere dar carpetazo cuanto antes a una semana durísima, en la que ha dimitido Carmen Montón, el segundo ministro de Sánchez que cae en 100 días, ha habido una abierta desautorización de la ministra de Defensa, Margarita Robles, por la venta de bombas a Arabia Saudí, y ha estallado la polémica de la tesis, que Sánchez creía agotada hace años.

El asunto de las bombas, tal vez la disputa interna más grave hasta ahora, aún da coletazos, y la portavoz ha dicho hasta en dos ocasiones que el Gobierno está convencido de que los 400 misiles que se han vendido no serán utilizados contra la población de Yemen. Fue Defensa el que dijo que suspendía la venta ante la certeza de que iban a ser utilizadas en ese país árabe. Ahora el Gobierno sostiene que está seguro de que no pasará y compromete su palabra si en algún momento se comprueba que una bomba española mató civiles en Yemen. "El Gobierno sabe que lo que está vendiendo [a Arabia Saudí] son láser de alta precisión, y por tanto no se van a equivocar matando yemeníes", dijo con rotundidad la ministra.

Intervención de Isabel Celaá, portavoz del Gobierno y ministra de Educación y Formación Profesional, tras el Consejo de Ministros.

Celaá ha insistido en que el Ejecutivo está a tope y ha tratado de colocar el foco en sus reformas para sacarlo de las polémicas. "Este Gobierno está en un excelente estado de salud. El Gobierno es consciente de la gran tarea que está realizando. Si no hubiera existido no habría habido alimentación para 60.000 niños durante el verano. No habría exhumación de restos de Franco. Ni desarrollo del pacto contra la violencia de género, ni impulso a la vivienda pública, ni reversión de los recortes en educación, ni sanidad universal, ni impulso contra la violencia infantil. Este es un Gobierno lleno de energía que se ha encontrado mesas vacías, y que resiste cualquier comparación con otro Gobierno en 100 días. Estamos haciendo muchísimo por la sociedad española. Si ponemos todas las medidas juntas el proyecto es inmenso. Pueden hablar de descoordinación, pero pongan la lupa en el resultado final", lanzó como alegato de defensa de su gestión.

Casado no entregará sus trabajos de máster

El presidente del PP, Pablo Casado, insistió el viernes, en un acto en Canarias, en que él no entregará sus trabajos de máster. “Cuando los políticos empiecen a publicar sus trabajos de la carrera o del bachiller, hablamos. He dado ya muchas explicaciones”, dijo. Solo entregará los trabajos al Tribunal Supremo si se los solicita.

Casado no quiso juzgar las acusaciones de plagio contra Pedro Sánchez: “Me comporto con responsabilidad y respeto, como me hubiera gustado que hicieran conmigo”, añadió. “Nosotros no hemos pedido la dimisión de Sánchez. Hemos pedido que comparezca y explique estas dudas”. El líder del PP se mostró convencido de que su caso acabará “bien” porque es “irrelevante”, aunque fuentes del partido advierten de que no dimitirá aunque el Supremo finalmente decida imputarle.

Mientras, el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, cambió de estrategia y no mencionó el supuesto plagio. Sin embargo, sí que exigió vía Twitter que el presidente del Gobierno aclare “quién fue el negro” que le hizo su tesis doctoral y qué conexión “política o personal” tenía con el tribunal que la evaluó.

Rivera recriminó a Sánchez que el pasado miércoles, durante la sesión de control del Congreso, el presidente afirmara que ya estaba “publicada conforme a la legislación” y “colgada en [la plataforma] Teseo”, cuando en realidad solo estaba disponible un resumen y la tesis no ha sido accesible hasta el viernes.

Más información