Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Borrell confirma que se entregarán las bombas a Arabia Saudí porque no existe “ninguna irregularidad”

El ministro admite que esta operación podía afectar a toda la relación comercial con Riad

Josep Borrell, ministro de Asuntos Exteriores, hoy. En vídeo, España venderá a Arabia Saudí las 400 bombas de precisión.

El Ministerio de Exteriores no ha encontrado “ninguna irregularidad que impidiese poner en práctica” la entrega de 400 bombas de precisión pactada con Arabia Saudí en 2015. Por ese motivo, el Gobierno ha decidido entregar la munición a Riad, según ha confirmado esta mañana el ministro Josep Borrell en una entrevista en Onda Cero. Borrell zanja así la controversia suscitada desde la semana pasada, cuando el Ministerio de Defensa deslizó que había paralizado esa operación por las dudas que despertaba y la monarquía saudí amagó con suspender contratos millonarios con España como respuesta a este desaire. Las bombas, ha asegurado el ministro, se entregarán “para honrar los compromisos adquiridos” con Arabia Saudí.

La decisión de reactivar finalmente esta controvertida operación, adelantada este miércoles por El Periódico, fue confirmada por EL PAÍS en fuentes diplomáticas y de La Moncloa. El gesto, que persigue evitar un conflicto abierto con Riad y la cancelación de acuerdos estratégicos para España, en particular la construcción de cinco corbetas encargadas al astillero público Navantia, supuso una clara desautorización de la ministra de Defensa, Margarita Robles. Su departamento frenó la operación para revisar si había irregularidades y por la sospecha de que esos 400 misiles de precisión fuesen a emplearse en la guerra de Yemen. Preguntado por si esta última palabra supone desautorizar a la ministra, Borrell ha respondido: “Lo último que voy a hacer es polemizar en público”.

Frente al argumento empleado por Robles en Senado el pasado lunes —la falta de vinculación entre el contrato de las bombas y el de Navantia—, el titular de Exteriores ha admitido que un desplante a Riad en la entrega de esa munición podía haber afectado al resto de la relación comercial. “Arabia Saudí considera las relaciones comerciales como un todo”. Existía, por tanto, el riesgo de que anular esa venta de bombas, por las que la monarquía saudí ya había abonado los 9,2 millones de euros correspondientes, supusiera la cancelación también del contrato de las corbetas.

Preguntado por la posibilidad de que Arabia Saudí utilice esa munición suministrada por España contra civiles, en concreto en la guerra de Yemen, el ministro ha ofrecido un argumento algo paradójico. Borrell ha alegado que, al ser las bombas de gran precisión, pueden precisar muy bien su objetivo, sin provocar efectos colaterales. "De esa forma no se puede producir esa clase de tragedias", ha asegurado, en referencia a los bombardeos de autobuses que durante el mes de agosto han provocado la muerte de niños en ese país en conflicto.

Más información