Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Morenés confirma que el recorte en Defensa será de entre el 12% y el 14%

La "prioridad absoluta" del Gobierno son las misiones internacionales en las que participa España

La deuda del ministerio asciende a más de 30.000 millones de euros

El ministro de Defensa, Pedro Morenés (en primer plano) junto al príncipe de Asturias en el Buque Patiño.
El ministro de Defensa, Pedro Morenés (en primer plano) junto al príncipe de Asturias en el Buque Patiño. EFE

A punto de que el Gobierno presente este viernes los Presupuestos generales más austeros de la democracia, que obligarán al Ejecutivo de Rajoy a meter la tijera para recortar en torno a 35.000 millones de euros, el ministro de Defensa, Pedro Morenés, ha anunciado hoy que en lo que respecta a su departamento el ajuste va a ascender a entre el 12% y el 14% de la partida. El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha avanzado esta mañana desde Seúl que la reducción media de los presupuestos en los ministerios será del 14% o casi el 15%.

El titular de Defensa ha sugerido en una entrevista en RNE que la merma de recursos no afectará a las misiones españolas en el exterior: "El Gobierno tiene muy claro dónde estamos y lo que estamos haciendo es una prioridad absoluta, pasaría por delante de otras restricciones que tenemos que hacer, presupuestarias, incluso dentro del propio ministerio", ha explicado. El Gobierno atiende "con gran seriedad" a sus compromisos internacionales y la responsabilidad contraída, ha asegurado Morenés y, como una "tercera derivada", al coste de las operaciones. La crisis ha puesto a España en una situación difícil desde el punto de vista de la credibilidad de los mercados, dice el ministro,  y precisamente, la presencia de las tropas en el exterior "hace que esa falta de credibilidad sea compensada".

El ministerio no solo tiene que hacer frente al ajuste presupuestario, sino a la cuantiosa deuda que acumula, de hasta 30.000 millones de euros -derivados de los grandes programas de armas contratados en los últimos 15 años y que ni siquiera en plena bonanza económica sería posible pagar-, lo que obligará, ha afirmado Morenés, a que se renegocie con la industria del sector para revisar los programas y "su alcance cuantitativo".

El titular de Defensa ha recordado que en los últimos cuatro años se han reducido considerablemente algunas partidas, como la de inversión, que ha disminuido un 65%, al pasar de 2.200 millones de euros a 750.

Más allá de la línea roja que ha marcado con las misiones en el exterior, el ministro ha reconocido que está estudiando la posibilidad de "congelar" algunas academias militares. Morenés ha dado orden al Ejército de Tierra de que revise qué centros de formación son "absolutamente necesarios y con gran utilización" con el fin de que los que no lo sean, como la Academia de Suboficiales de Talarn (Lleida), puedan ser "congelados". En su toma de posesión, Morenés se propuso que los recortes no afectasen a la seguridad.