Opinión

Los vampiros no se clavan estacas

"Vivimos tiempos de grandes prodigios, como los multimillonarios rescates con dinero público a una banca facinerosa. O el saqueo prolongado de la tesorería colectiva a mayor provecho de viajes apostólicos, eventos de postín, cuchipandas variadas y asaltos en general"