Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Europa es un conjunto de reglas que hay que respetar”

El liberal jefe de Gobierno de Luxemburgo prevé dos grandes bloques en la Eurocámara tras las elecciones de mayo, uno pro-Europa y otro anti

Xavier Bettel es recibido este viernes por el rey Felipe VI en Madrid.
Xavier Bettel es recibido este viernes por el rey Felipe VI en Madrid. GTRES

En una semana convulsa para la vida política española, el primer ministro de Luxemburgo, Xavier Bettel (Luxemburgo, 45 años), ha visitado este jueves y viernes Madrid, donde se ha entrevistado con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el rey Felipe VI, a la vuelta del monarca de Marruecos. “Es un signo de amistad que no hayan cancelado las citas previstas”, confiesa el jueves en un encuentro con varios medios en la Fundación Carlos de Amberes, en el lapso entre su entrevista con Sánchez, con quien habló de cooperación económica, y Albert Rivera, líder de Ciudadanos y socio suyo en el grupo liberal del Parlamento Europeo (ALDE). Preguntado por el acercamiento de Cs a Vox en Andalucía, y la posible reedición de ese pacto tras las próximas generales, Bettel responde: “Lo hablaré de nuevo con él ahora, pero Rivera nos ha explicado ya que ese pacto atañe al PP, es el PP quien lo ha firmado”. Las elecciones europeas de mayo, con el posible volantazo nacionalpopulista de la Eurocámara, y el interminable proceso del Brexit centran su interés, así como la respuesta a la crisis migratoria.

El liberal Bettel renovó en octubre su mandato como jefe de Gobierno al frente de una coalición con  socialistas y verdes; de su primer término (2013-2018) destaca logros sobre todo sociales: “Hemos sacado adelante una ley del aborto libre que respeta la elección de la mujer; la separación Iglesia-Estado, el matrimonio igualitario y en breve la legalización del uso recreativo de la marihuana, que ya es legal para fines médicos. La política de medio ambiente también avanza, gracias entre otras cosas al transporte público gratuito, incluso para los turistas. Desafortunadamente nos faltaron votos para consagrar el derecho de voto a los extranjeros”. El 48% de la población del país (600.000 habitantes) es de origen inmigrante; el 69% en la capital.

Desde 2015 Luxemburgo contribuye a la acogida de refugiados llegados al sur de Europa. “Es un problema común, y la solución debe ser común, con una política común y el establecimiento de una lista de países seguros. Europa debe mostrar su solidaridad porque no estamos hablando de objetos, sino de personas. Hay que derrotar el discurso que presenta a los refugiados como terroristas, porque los terroristas están entre nosotros, no vienen en pateras. Los populistas intentan estigmatizarlos, pero debemos desmontar ese mensaje. Necesitamos manos de obra; incluso mi país, que no siempre ha sido rico, la necesita”.

Bettel confiesa llevar semanas en modo Brexit. “Esta semana he hablado con Michel Barnier [negociador de la UE], con [la primera ministra británica, Theresa] May, con la canciller Merkel este miércoles en Berlín y hoy [este jueves] con Pedro Sánchez”. Sobre el laborioso divorcio británico de la UE se muestra tajante: “Los británicos quieren todas las ventajas y ninguno de los inconvenientes de estar en la UE. Pero no se puede alcanzar un acuerdo a cualquier precio, porque Europa es un conjunto de reglas que hay que respetar. Un no acuerdo implica incertidumbre, y eso es lo peor para la economía, como hemos visto, salvando todas las distancias, en la crisis catalana. Un Brexit sin acuerdo sería todavía peor, pero espero que finalmente podamos llegar a alguna solución, a algún tipo de partenariado.

“Nosotros no hemos hecho una campaña muy agresiva en Londres, pero es cierto que algunas aseguradoras han mostrado su interés [en trasladarse a Luxemburgo]”. A favor del pequeño país centroeuropeo juegan la estabilidad y la legalidad, insiste Bettel, que subraya la salida de Luxemburgo de las listas negras de la fiscalidad. “Y también la predictibilidad, saber qué va a pasar mañana, eso es muy importante para las empresas”.

El otro gran tema de 2019 en Europa será el previsible giro populista, eurófobo, del Parlamento Europeo. “Veo dos grandes bloques en la Eurocámara, uno pro-Europa y otro anti-Europa. Digamos que los dos grandes partidos [conservadores y socialdemócratas] que han dominado la Eurocámara hasta ahora pueden ser sustituidos por esos dos grandes bloques antagónicos. Y es cierto que hay que revisar cosas, corregirlas incluso, como el artículo 50 [que rige el Brexit], o el 7 [que protege el Estado de derecho y establece medidas sancionadoras a países miembros que conculcan sus valores, como Hungría o Polonia]. Pero a los euroescépticos yo les pediría simplemente que imaginen cómo sería un solo día fuera de la UE: un día con fronteras, sin euros, obligados a cambiar  dinero en las aduanas, con gastos de itinerancia en los móviles…”.

La entusiasta profesión de fe europeísta de Bettel brilla durante la charla tanto como su talante extrovertido y afable, espontáneo; también resuena su apuesta por el multilateralismo. “Trump está ahí, ha sido elegido, pero no va a decir a mis votantes qué votar, como tampoco vamos a hacer nosotros al revés. Yo hablo con todos: con Xi [Jingping, presidente de China], con Putin, con Erdogan. El diálogo es la base de todo, también de la política, y lo sé porque soy abogado de formación y he llevado muchos divorcios. Sobre todo, hay que dialogar”.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información