Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ciudades inclusivas a través de la cultura

En varias urbes africanas un programa utiliza el circo para integrar socialmente a los niños de la calle o la fotografía para que las mujeres generen debates transformadores

Imagen del proyecto Culture At Work, de Interarts.
Imagen del proyecto Culture At Work, de Interarts.

En las últimas décadas África ha sido testigo de un vertiginoso proceso de urbanización que tiene un fuerte impacto negativo en las poblaciones más vulnerables. Las megaciudades se convierten en un reto urbanístico, pero también social que requiere de políticas públicas y alianzas eficaces con el sector privado y la sociedad civil para luchar contra la pobreza, la desigualdad y, en definitiva, por convertirse en urbes inclusivas.

Ante este escenario, la cultura, factor de desarrollo sostenible urbano, desempeña un papel fundamental. El patrimonio, el diálogo intercultural, las industrias culturales y creativas son elementos clave para la cohesión social, el respeto por la diversidad y el desarrollo social sostenible, y así lo recoge el informe Culture Urban Future, publicado por la Unesco en 2017. A través de la cultura se puede, asimismo, contribuir al alcance del objetivo 11 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, en varias de sus metas, y promover un desarrollo urbano seguro, inclusivo, resiliente y sostenible, defendiendo la protección del patrimonio cultural y natural.

El seminario web Los mercados de Dakar: Diversidad, interculturalidad y conservación del patrimonio urbano en la ciudad de Dakar defendió la necesidad de integrar la cultura en la visión de las ciudades del futuro en África. Celebrado el pasado mes de noviembre de 2020, el evento puso el foco en el desarrollo urbano actual en el que se ve sumida la ciudad de Dakar, y propuso alternativas que tuvieran en cuenta el patrimonio, la diversidad cultural y los espacios públicos de la ciudad —todo esto, a través del ejemplo de tres mercados emblemáticos: Kermel, Sandaga y Tilène. Estos tres espacios polarizan los debates en torno a la memoria y el vínculo con el pasado colonial; el valor del patrimonio; la arquitectura y el urbanismo; el espacio público y su reapropiación por parte de sus usuarios; las dinámicas económicas a diferentes niveles, las prácticas sociales y la creatividad que surgen de los encuentros y choques culturales. Estos mercados son un reflejo de la continua negociación de la ciudad con su identidad y evolución. El seminario se enmarcó en el programa de actividades de Culture at Work Africa y fue realizado en colaboración con la Oficina de la Unesco en Dakar.

Desde 2018, el proyecto Culture at Work Africa, cofinanciado por la Unión Europea, promueve el diálogo intercultural y la cohesión social en las zonas urbanas y periurbanas de 15 países de África subsahariana asumiendo el reto planteado por la Unión Africana y su visión recogida en la Agenda 2063.

A través del apoyo a más de una treintena de iniciativas desarrolladas por entidades locales, se han creado nuevos espacios de diálogo para fomentar la comprensión mutua y las relaciones entre los diferentes grupos de la sociedad africana para la integración, la cooperación, la inclusión y la convivencia a través de la comprensión mutua y la co-creación. Y todo ello poniendo especial atención a los grupos más vulnerables: las minorías étnicas y religiosas, los migrantes, los refugiados, las mujeres, los niños y los jóvenes, entre otros. Todas ellas que tras el desarrollo desequilibrado entre países africanos, pero también entre zonas de un mismo país y los elevados flujos de migración intraafricana, conviven en las mismas áreas.

Por nombrar algunos ejemplos, en Burkina Faso, Níger, y Uganda, se han desarrollado programas de participación artística para más de 500 jóvenes que viven en campos de refugiados, buscando reducir las tensiones intracomunitarias. En Benín, la Asociación Nu Dagbé, acompaña a los niños de la calle, les enseña las artes circenses, al tiempo que les proporciona diferentes tipos de apoyo y actúa como una suerte de familia, conduciendo a la emancipación de estos jóvenes que han vivido situaciones de explotación o denigrantes. En Nigeria, se ha formado a grupos de mujeres de comunidades desfavorecidas a través de la fotografía generando nuevos diálogos sobre el avance de la igualdad de género en el país y en el continente africano. A su vez, se ha ofrecido la posibilidad de construir trayectorias profesionales alternativas. Y en Zanzíbar, se ha recuperado el edificio del Majestic Cinema construido en los años veinte y se ha reconvertido en centro cultural.

Ciudades inclusivas a través de la cultura

Culture at Work Africa se basa en el valor público de la cultura, y por ello el elemento común de todas estas iniciativas ha sido el uso del potencial de la misma para fomentar la ciudadanía activa y participativa, el respeto a la diversidad, pero también su capacidad para crear el empleo, la igualdad de género y para empoderar a los jóvenes, aspecto especialmente importante en un continente donde la media de edad se sitúa en los 18 años.


Cristina Bosch Pla es gestora cultural especializada en cooperación internacional al desarrollo. Actualmente trabaja como coordinadora de programas en la Fundación Interarts.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información