Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Demasiado ejercicio también cansa la mente, y lleva a tomar malas decisiones

El exceso de deporte está relacionado con tomar peores decisiones, según las conclusiones de un nuevo estudio

No vayas al supermercado con el estómago vacío, y no tomes decisiones relacionadas con tu salud financiera después de una extenuante sesión de running. Lo más probable es que no haga falta decirte que, si haces lo primero, seguramente se te cuelen calóricos e innecesarios polizones en las bolsas de la compra; si te arriesgas con lo segundo, quizá coloques tus ahorros en opciones de pésimo rendimiento a largo plazo. Al menos, es lo que concluye un experimento en el que los científicos han analizado cómo tomaban sus decisiones casi una veintena de triatletas sometidos a un duro régimen de entrenamiento.

Los investigadores de la Universidad de La Sorbona forzaron el entrenamiento de los deportistas, todos ellos varones, hasta un 40% más de lo habitual durante tres semanas, y luego les propusieron dos opciones: una recompensa económica inmediata y otra mucho mayor, pero condicionada a que solo la recibirían pasado un largo tiempo. Los deportistas a los que habían exprimido previamente eligieron llevarse la cantidad más baja en el momento, mientras un grupo de control formado por atletas que habían entrenado con normalidad se decantó por la compensación a largo plazo, notablemente más beneficioso.

Para arrojar algo de luz sobre las causas que hacían que los atletas "quemados" mostraran un comportamiento típicamente impulsivo, los científicos se afanaron en ver qué estaba sucediendo en la sala de control de la conducta. Escanearon los cerebros de los atletas inquietos por recibir su dinero mediante una resonancia magnética funcional y les plantearon pruebas cognitivas. Las imágenes mostraron un descenso en la actividad cerebral en la corteza prefrontal lateral, que también se ha detectado en las personas que tienen una larga e intensa actividad intelectual.

Según señalan los autores de la investigación en el artículo que han publicado en la revista Current Biology, el sobresfuerzo de los atletas puede tener consecuencias nefastas. No solo pueden medir mal sus fuerzas sino que también podrían ser más propensos a optar por el consumo de sustancias dopantes, al tener en cuenta únicamente el corto plazo.

Puedes seguir Buenavida en Facebook, Twitter, Instagram o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información