Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dignidad antigua

Dignidad antigua

Se ha cruzado la linde de dos milenios (1000 y 2000) y el valle de Sant Romà sigue absorbiendo vientos y soles para regalar uvas y belleza

A los pies del monasterio de Sant Pere de Rodes (norte del cabo de Creus), una finca única ocupa el valle entero. Tal es su magnetismo que cuando los condes de Empúries donaron una parte de su vasto territorio a los monjes (974), conservaron ese valle. En 1989, la familia Soto Dalmau (Didier, Núria y Dídac) se impregnó de la energía y belleza, también del aislamiento, de sus terrazas protegidas. Compró y restauró, plantó. Con los años ha renacido la tierra: Mas Estela. Uno de sus emblemas es el vino blanco Vinya Selva de Mar. En 2017 es un vino de liebres y membrillo: ligereza y otoño. Hay frescura, amabilidad y austeridad. Los equinoccios se unen: flor de azahar y sol tibio de septiembre. La garra de la tierra, la fuerza de la pizarra, la lucha de las raíces. Cipreses y sus frutos. Cidra. Intensidad del cielo que brilla tras la tramontana. Levaduras y pan rústico. Humus y hojarasca amarilla, rebozuelos. Corteza de las primeras naranjas. 

Ficha técnica

Mas Estela, Vinya Selva de Mar 2017
– DO Empordà, 14%. Viñedos de pizarra en el parque natural del Cabo de Creus, en ecológico con prácticas biodinámicas. 90% de garnacha gris y 10% de moscatel de Alejandría despalillado y fermentado en inoxidable con sus levaduras, previas 12 horas de maceración de mosto con hollejos en frío. La crianza, en botella. Filtrado y mínimamente sulfitado. Precio: 21 euros.
Sensaciones
– Con las horas ganan la finura y cierto empaque, surge la belleza del monte de nuevo cultivado y la memoria de los sabores de antes.
A través del cristal
– Salvamantel de India & Pacific. Copas de cristal para vino blanco de la serie Vivendi Premium de Nachtmann.