Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los deportistas aficionados de entre 40 y 60 años tienen mayor riesgo de padecer muerte súbita

Juan Antonio Corbalán da pautas para prevenirlo

muerte subita

Las enfermedades cardiovasculares son la principal causa de muerte en todo el mundo, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Sin embargo la mayoría se podrían prevenir actuando sobre factores de riesgo como el consumo de tabaco, las dietas malsanas y la obesidad, la inactividad física o el consumo nocivo de alcohol.

Se suele identificar esta patología con el deporte profesiona, pero se produce con una frecuencia mucho mayor en el deporte aficionado de bajo nivel

Concretamente en España se producen alrededor de 120 fallecimientos por muerte súbita cada año, como determina la Sociedad Española de Cardiología (SEC). En el caso de su relación con el deporte, Juan Antonio Corbalán, médico deportivo, exjugador de baloncesto en el Real Madrid y director de la Unidad de Salud Deportiva de Vithas Internacional, señala que "todo elemento altamente estresante —y el ejercicio a veces lo es— puede incrementar el riesgo de padecer muerte súbita por el aumento del tono simpático y la exigencia máxima de órganos y sistemas".

A pesar de que se suele identificar esta patología con el deporte profesional, según aclara este experto se produce con una frecuencia mucho mayor en el deporte aficionado de bajo nivel: "Las edades entre 40 y 60 años son especialmente peligrosas si no se hacen estudios previos para diagnosticar la enfermedad cardiovascular isquémica, que es la causa más frecuente de la muerte súbita".

Qué debe hacer para evitar que le pase

El corazón es un órgano especialmente sensible a la sobrecarga, por ello es fundamental que todas las personas que quieran practicar deporte se realicen un reconocimiento previo. Según afirma el Corbalán, "es de vital importancia para excluir determinadas patologías que pueden ser especialmente peligrosas".

Mediante una buena historia clínica y estudios básicos —generalmente un electrocardiograma (ECG) y una analítica— se puede excluir un altísimo porcentaje de dichas situaciones peligrosas. "Es especialmente importante en niños y en adultos mayores de 40 años que deciden iniciarse en una actividad física de cierta intensidad", recuerda el doctor.

Puedes seguir Buenavida en Facebook, Twitter, Instagram o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información