Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Así se reclama que España acoja a los refugiados que prometió

España ha incumplido su compromiso de acoger 17.337 refugiados, pues no han llegado ni 2.000. Sociedad civil y organizaciones se han movilizado para exigir que se cumplan las cuotas

España se comprometió a reubicar a 17.337 refugiados entre el 26 de septiembre de 2015 y el 26 de septiembre de 2017. Dos años después, la fecha límite expira y el acuerdo no se ha cumplido. En total, han llegado 1.961 personas, solo un 11%:  1.257 de las 9.323 que estableció de forma obligatoria la UE según el tamaño de su economía, la población, la tasa de desempleo y la presión migratoria. Y, por otro lado, 704 de las 1.449 que estaban en terceros países, fundamentalmente sirios que habían huido a Líbano, Turquía o Jordania.  La Unión Europea también prometió dar cobijo a 180.000 a través de programas de reubicación y asentamiento, pero tampoco ha hecho sus deberes, pues apenas ha trasladado a una de cada cuatro que lo necesitaba.

Una de las cuestiones más criticadas es que el sistema confeccionado por la Comisión Europea no penaliza a los países que incumplen sus promesas. Y a partir del 26, además, este sistema dejará de tener base legal, por lo que los países ya no estarán obligados a cumplir esas cuotas.

En estos dos años, la sociedad civil y organizaciones en defensa de los derechos humanos han protestado alto y claro porque veían que no se estaba haciendo lo suficiente y que quedaban muchas personas aún a las que dar protección. Han surgido numerosas campañas, movilizaciones, actos de protesta, manifestaciones artísticas reivindicativas... Y ahora, a un día de que expire esa promesa, que ya es imposible cumplir, elegimos algunas de las más populares que se están llevando a cabo para que quienes quieran quejarse sepan dónde y cómo hacerlo.

CEAR muestra las consecuencias humanas

Este lunes a la una de la tarde, la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR) ha celebrado una rueda de prensa en Madrid para explicar las causas por las que ellos creen que estos acuerdos no se han cumplido. Pero más allá de datos, informes y conclusiones, CEAR quiere que la sociedad ponga nombre y rostro a las personas que han sufrido las consecuencias. Y lo hacen con tres vídeos, tres historias de esa inacción europea que desde hoy se pueden ver bajo el paraguas de la campaña Muro de mentiras, en referencia al que ha ido construyendo Europa durante los dos últimos años para impedir que personas como Somaia, Nahid o Aisad puedan rehacer sus vidas en un entorno seguro.

Una de esas afectadas es Somaia, de origen sirio. "Europa es una gran mentira", asegura. Viuda y con un hijo, consiguió llegar a Turquía, donde montó en una barca hinchable que les llevó hasta la isla griega de Quíos. Allí fueron retenidos en un campo militar, y como llegó a Grecia después de que se firmara el acuerdo entre la Unión Europea y Turquía, no han sido incluidos en el programa de reubicación.

Amnistía Internacional rodea el Congreso

Así se reclama que España acoja a los refugiados que prometió

“Como el Gobierno no ha cumplido sus compromisos y el plazo se acaba, como no han llegado las 17.337 personas refugiadas previstas antes del 26 de septiembre, como no las vemos ni las autoridades parecen verlas, vamos a enseñárselas”, ha anunciado Esteban Beltrán, director de Amnistía Internacional España.

Para ello, la organización va a rodear el Congreso con fotografías de personas refugiadas a tamaño natural para que las autoridades tengan que encontrárselas allá donde vayan. Entre el 26 de septiembre y el 5 de octubre estarán en bares, restaurantes, librerías, centros de arte, fundaciones e incluso paredes del barrio, que acogerán en sentido metafórico a quienes han huido de la guerra y la persecución. Las imágenes son de Samuel Aranda, fotoperiodista reconocido con un Word Press Photo 2012 y el Premio Ortega y Gasset 2015.

Además, Amnistía mantiene activa Yo Acojo, una campaña mundial para exigir que los Estados brinden a las personas refugiadas la protección que necesitan y garanticen que sus derechos son respetados. 

Orgullo de incumplir

Imagina que tu hija te dice: "He sacado un 1,1 en el examen". O la doctora que te va a operar te cuenta: "Una de cada diez cirugías que practico me sale bien". O imagina qué problema tendrías con Hacienda si decidieras pagar solo el 11% de los impuestos que te corresponden. Con ese 11% ha jugado una coalición de ONG en una campaña para denunciar el incumplimiento del Gobierno y de la Unión Europea.

Partiendo de la idea de que parece que no es importante un compromiso así, Accem, Amnistía Internacional, Ayuda en Acción, CEAR, Coordinadora de ONGD, Fundación Cepaim, Médicos del Mundo, Oxfam Intermón y Red Acoge lanzan una reflexión: ¿Qué pasaría si cada uno de nosotros dejara de cumplir con sus compromisos en el día a día con el trabajo, con la familia o con nuestros estudios? "Pues justo eso, incumplir, es lo que hacen la UE y el Gobierno español en lo que refugio y acogida se refiere, con las graves consecuencias que esto conlleva para miles de personas en todo el mundo", dicen las organizaciones. Se puede saber más sobre esta campaña y participar en ella siguiendo en redes sociales la etiqueta #OrgullodeIncumplir

Desde hace más de un año, este grupo de organizaciones reivindica la puesta en marcha de unas medidas urgentes para atender a la población refugiada. Bajo el título Sin Salidas (en redes sociales es #SinSalidas), piden impulsar políticas internacionales que garanticen los derechos humanos y protejan las vidas de las personas migrantes para que no se vean a obligadas a tomar las rutas más peligrosas. En segundo lugar, solicitan mejorar los sistemas de acogidas para que sea efectivo. En tercero, facilitar nuevas vías legales y seguras. También se pide poner fin a las devoluciones en caliente y garantizar que todo el mundo pueda solicitar la protección internacional. Por último, proteger de manera especial a personas vulnerables como niños, embarazadas, personas mayores o pertenecientes a minorías.

Hartos de esperar, un movimiento internacional de protesta

Nació en España en abril de 2016 y ahora está revitalizado, calentando motores para el próximo 30 de septiembre. Ese día, el movimiento #SickofWaiting (Hartos de esperar) ha convocado una protesta simultánea en varios países europeos bajo el lema Time is Up! (¡el tiempo se ha acabado!). Quieren reclamar la acogida efectiva, pero también mostrar su disconformidad ante lo que consideran un "comportamiento abusivo e insolidario de las instituciones y gobiernos europeos".

Así se reclama que España acoja a los refugiados que prometió

El corazón de la protesta estará en Atenas, pero de momento ya se han unido en total 30 ciudades y la cifra sigue subiendo. Entre ellas, Lyon, Ámsterdam, Madrid, Sevilla, Granada, Munich, Valencia, Elche, Santiago de Compostela, León, Londres... Se pueden consultar en este mapa interactivo.

El movimiento social está coordinado por varias organizaciones, universidades y otros colectivos de apoyo, cuenta ya con más de 18.000 personas en 130 países y fue presentado oficialmente en el Parlamento Europeo el pasado 28 de junio. Su movilización comenzará a las cinco de la tarde, hora peninsular española. Todos los interesados podrán participar bien acudiendo a la concentración o bien a través de un hashtag que se proporcionará a través de las redes sociales el mismo día 30. La organización advierte que es una concentración sonora, por lo que toda acción que contribuya a subir decibelios será bienvenida.

Oxfam y Joan Manuel Serrat piden tu apoyo a la denuncia

"Esta cifra retrata a un Gobierno irresponsable e insolidario con la mayor crisis de refugiados de la historia europea reciente. Pero también ilustra a un Gobierno ajeno a las constantes peticiones de la ciudadanía para que cumpla con su obligación", afirma José María Vera, director de Oxfam Intermón.

Oxfam Intermón España publica día tras día en Twitter un contador con los días y horas que quedan para que expire el plazo de acogida. Y también el número de personas que han llegado a nuestro país y las que han llegado en ese día —casi siempre son cero—. Además de esta constante denuncia, la ONG ha puesto en marcha la campaña Apoyo la denuncia.¿Y qué denuncia? Pues la que han interpuesto el pasado 18 de septiembre ante la Comisión Europea y contra el Gobierno español por no acoger lo prometido. En ella solicitan que la Comisión tome medidas para que antes del 26 de septiembre insten al Ejecutivo de España a cumplir el compromiso adquirido.

La organización pide a la ciudadanía que hagan correr el hasthag #ApoyolaDenuncia para contribuir a aumentar la presión sobre el Gobierno español a través de las redes sociales. A ella se ha unido el artista Joan Manuel Serrat:

Manu Chao también protesta

El pasado 22 de septiembre, a pocos días de que expirase el compromiso español y europeo, el artista Manu Chao lanzaba un videoclip con su proyecto musical paraleo, Ti.po.ta, que comparte con la actriz y cantante griega Klelia Renesi. Este se llama Do you hear me calling y es un homenaje a los refugiados que cruzan el mar todos los días en busca de una vida mejor.  Todo el dinero que llegue a través de la difusión de este videoclip y canción se destinará al proyecto Refugio de alojamiento y espacio solidario City Plaza de Atenas (Grecia).